Mostrar:
Autores:
Buscar:

Katu Arkonada
Katu Arkonada

Tiene un diplomado en Políticas Públicas. Exasesor del Viceministerio de Planificación Estratégica, de la Unidad Jurídica Especializada en Desarrollo Constitucional y de la Cancillería de Bolivia. Ha coordinado las publicaciones "Transiciones hacia el Vivir bien" y "Un Estado muchos pueblos, la construcción de la plurinacionalidad en Bolivia y Ecuador". Es miembro de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad.

47 Notas publicadas

Notas recientes

Entrevista a Rodrigo Londoño, ex Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

 

Se decidió por mayoría mantener el acrónimo FARC, unas siglas históricas, en una decisión que intenta mantener la cohesión interna de la hasta ahora organización político-militar, aunque probablemente tenga un costo negativo en la percepción urbana.
Después de la ocupación militar, Chile obligó a Bolivia en 1904 a firmar un tratado que reconociera su soberanía sobre el territorio conquistado por la fuerza.
Trump es solo una expresión neofascista (fascismo social en palabras de Boaventura de Sousa Santos, que recoge el descontento popular ante una crisis económica....
Lo que sucedió el 21 de febrero de 2016 fue la consolidación de una forma de hacer política muy propia precisamente de la política estadounidense...
El 21 de febrero de 2016 se produjo en Bolivia un atentado contra la democracia, una operación destinada a manipular la voluntad de la ciudadanía e influir en el sentido de su voto en el referéndum.
El proceso de cambio tendrá que librar importantes batallas durante los dos años que faltan hasta que comience una campaña electoral que se adivina la más dura.
Blitzkrieg (en alemán, literalmente 'guerra relámpago') es el nombre popular que recibe una táctica militar de ataque que implica un bombardeo inicial, seguido del uso de fuerzas móviles atacando con velocidad y sorpresa para impedir que un enemigo pueda llevar a cabo una defensa coherente.

Entrevista a Benigno Pérez, Embajador de la República de Cuba en el Estado Plurinacional de Bolivia.

Pero la firma de la Paz no es el fin, si no el inicio de una larga marcha para que en Colombia se pueda materializar el sueño de los oprimidos, la justicia social, que necesariamente debe venir acompañada de una reforma agraria, punto clave en los acuerdos de La Habana.