Un río Divino y una memoria | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Un río Divino y una memoria

| Foto: Archivo

Publicado 16 enero 2015

Es interesante tratar de adivinar cómo el ateniense que creó la estatua del río Ilissos, habría reaccionado si supiera lo que los "descendientes" de los antiguos Atenienses están experimentando hoy.

Los propietarios

El periódico más "respetado" en el mundo, el New York Times, en su edición internacional del 6 al 7 dic 2014, nos informa que: "Una decisión del Museo Británico de prestar una escultura de los Mármoles de Elgin al Museo Hermitage... encendió un nuevo round... en una de las batallas más perdurables del mundo sobre la propiedad de los artefactos antiguos. “El NY Times”, como se esperaba, de una manera muy profesional informa que "[E]l noble escocés Thomas Bruce, conde de Elgin,... eliminó... las esculturas en la esquina izquierda del frontón oeste del Partenón... en 1801... los vendió al gobierno Británico, que las pasó al Museo Británico en 1816 "[énfasis añadido].

La escultura prestada a la Ermita, en Rusia, es la figura reclinada de un Dios dedicado al río Atenas "Ilissos." Según el "Times," los "mármoles de Elgin", a la que pertenece la estatua Ilissos, son "consideradas entre los más magníficos vestigios del antiguo arte griego..."

                Ilsos

[Nota: En Inglés la palabra "frontón", la forma triangular por encima de las columnas en la parte delantera y trasera de un templo, probablemente deriva de la palabra "pirámide". La palabra griega es "AETO-ma", que se deriva de la palabra griega "Aetos ', que significa "águila". Por lo tanto, los griegos probablemente vieron en el triángulo un lugar para que las águilas puedan descansar.]

Veamos quien es dueño de la escultura de Ilissos, o mejor, quien es propietario de cualquier obra de arte en este planeta. La respuesta es ridículamente simple: el hombre o la mujer que creó esa obra de arte. Vayamos un paso más: ¿Por qué un artista crea una obra de arte? Respuesta: a) Para satisfacer su propio yo, b) para ganar el aprecio de sus compañeros, mostrando, en su obra, a todos ellos y c) a veces para transmitir un mensaje social. Parece que el sentido de la propiedad no está en la mente del artista. Que el tenga el derecho de hacer lo que quiera con su creación no incluye el sentido comercial de la propiedad tal como se entiende desde hace milenios.

En nuestras torcidas sociedades, antiguas y actuales, los "dueños" de las obras de arte son los Gages, los David Rockefeller, ladrones hitleriano nazis, ladrones nobles ingleses, etc., o Pericles de la antigua Atenas. Son las personas que compran o roban las obras de arte. Muchos de estos "dueños" mantienen las obras de arte encerradas en sus mansiones, lejos del resto del mundo. En el caso de una compra, el artista consigue su próxima barra de pan.

Así que, esencialmente cualquier obra de arte, en una sociedad "normal" [no torcida] pertenece al mundo, sobre todo después de la muerte del artista. Esto se logra mediante la "invención" de los museos, que, inevitablemente, pertenecen también al mundo. Por lo tanto, ¿qué hacer con la estatua del río de Ilissos debe ser decidido por el mundo y no por Neal McGregor, del Museo Británico, o por Mikhail Piotrovsky del Hermitage, o Samaras, el Primer Ministro de Grecia. Es increíble que una sola persona, McGregor, Esquire, por supuesto con el consentimiento del correspondiente "gobernante" político de turno [Cameron en nuestro caso], decide qué hacer con la estatua creada en Atenas hace 2.500 años.
Por lo tanto, nuestro problema recae en la necesidad de cambiar nuestras torcidas sociedades. La historia ya nos ha mostrado el camino: Catal Huyuk, hace unos 1000 años. Atenas, hace aproximadamente 2000 años. Las ciudades del norte de Italia, hace unos 1.000 años. La Comuna de París de 1871. La España de 1936. Y hoy se demuestra por: La Emergente América del Sur,  la Economía Participativa, la Democracia Inclusiva, Murray Bookchin, y Noam Chomsky. Por último, esta necesidad se encuentra en la mente de todas las personas honestas del mundo que, en número son alrededor de los 2/3 del total de la población mundial.

Sin embargo, algunas observaciones geográficas e incluso filosóficas iniciales sobre Ilissos están en orden:

El río Ilissos no es... un río. En realidad, puede ser clasificado como un torrente. La superficie drenada por Ilissos, las montañas que rodean Atenas y la zona plana de la ciudad, no es lo suficientemente grande como para sostener un flujo continuo el año entero. La mayor parte del tiempo, su cauce está seco.

La figura del joven que simboliza el Dios del río Ilissos podría haber sido... un caballo!

"Los hombres se imaginan que los dioses nacen y tienen vestido, voz y cuerpo, al igual que ellos... bueyes, leones y caballos si tendrían manos con qué gravar imágenes, harían dioses a su medida, con sus propias formas y sus propios cuerpos”. Fue el filósofo y poeta griego Jenófanes (ca. 560-478 AC), un contemporáneo del griego quien esculpió la estatua del Dio del río Ilissos para el Partenón.

En este punto, es interesante tratar de adivinar cómo el ateniense que creó la estatua del río Ilissos, hace 2500 años, [el "dueño" de verdad] habría reaccionado si él supiera lo que los "descendientes" de los antiguos atenienses están experimentando hoy. De todos modos, aquí hay una memoria [mi memoria] de un ateniense contemporáneo que le gustaría relacionarse con el escultor de la estatua del río Ilissos:

Nací en Atenas. Yo "conocí" a Ilissos [pronunciado "iiliisos", el acento en la "o"], el río, por primera vez a la edad de seis o siete años, en el año 1936 o 1937. Tengo todo tipo de recuerdos de la zona del río cuando era niño, cuando era adolescente, y como adulto, este el más importante para mí.

Recuerdos

El 4 de noviembre de 1973, a la edad de 43 años, mi difunta esposa y yo nos unimos a una manifestación, de cerca de 10.000 personas, en contra de la dictadura militar 1967-1974, con ocasión de una ceremonia en memoria de un ex primer ministro griego, en el principal cementerio de Atenas. El camino de acceso al cementerio cruza el Ilissos, que por ahora está cubierto con hormigón armado, y toca una zona rocosa donde se supone que Sócrates usó para descansar con sus amigos, ya que está a tiro de piedra de la Acrópolis y la parte residencial de la antigua Atenas. Entonces la policía de los dictadores comenzó a disparar. La multitud trató de ponerse a cubierto. Mi esposa y yo estábamos cerca de la zona rocosa y nos refugiamos tras el muro de contención del templo de Zeus [el templo con las pocas columnas de gran altura, conocida por millones de turistas]. Cerca de 150 metros de donde nos pusimos a cubierta, la policía de la dictadura militar atacó a los manifestantes. Lo qué pasó se representa en la foto aquí insertada:

La mujer que es pateada en la cabeza es una joven periodista que fue hospitalizado durante meses debido a las lesiones sufridas en la cabeza y el cuello. Diecisiete personas fueron detenidas, la mayoría de ellos estudiantes. Esta foto fue mostrada a la corte. Fue rechazada. Once días después el levantamiento de los estudiantes y los trabajadores comenzó en el Politécnico y siguió tres días después con la masacre histórica del 17 de noviembre de 1973.

La realidad de hoy

El 6 de diciembre de 2008, Korkoneras, un policía Griego disparó y mató a Alexis Grigoropoulos, un niño Griego de 15 años de edad, sin ninguna razón en absoluto. En el momento de los disparos Nikos Romanos, un amigo de Alexis, de la misma edad, estaba de pie a unos centímetros a su lado. La bala de Korkoneras anuló la vida no sólo de la familia de Alexis sino también la vida de Nikos Romanos. La ira por el asesinato de su amigo volvió a Nikos Romanos en un guerrillero urbano. Fue arrestado y puesto en prisión. Mientras estuvo en prisión se le permitió tomar las pruebas de acceso para una institución de estudios técnicos y fue admitido. Cuando el gobierno le prohibió asistir a sus clases Nikos Romanos comenzó una huelga de hambre. Alrededor del día 28 estaba empezando a tener problemas de supervivencia. Su padre, al ver la gravedad de la situación, decidió reunirse con Samaras, el primer ministro griego y Haralambos Athanasiou, [también conocido por mí como la "fosa nasal" en mi artículo de TeleSur. ”Un cuento de una masacre fallida" de diciembre 217 2014] el Ministro de Justicia, ignorando el deseo de su hijo que había decidido luchar hasta el final. La reacción de ambos fue negativa. En realidad, decidieron su muerte. Nikos Romanos dejó claro que estaba dispuesto a morir. Por último, los dos "jefes" se vieron obligados a permitirle asistir a sus clases y él puso fin a su huelga de hambre.

Hace unos días estaba caminando en la calle, aquí en la ciudad donde vivo, en mi camino a pagar una factura. En una pared en letras negras había un lema de una sola palabra: "Dignidad", Nikos Romanos.

Mi conjetura es que al escultor de Ilissos le gustaría saber que hicieron con el "cerdo" de la patada. Hágale saber: Nada!


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.