• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Refugiados abordan de un tren después de cruzar la frontera Macedonia - griega.

Refugiados abordan de un tren después de cruzar la frontera Macedonia - griega. | Foto: Archivo

Publicado 12 noviembre 2015

Con la firma de los acuerdos secretos TAFTA, la UE podría muy bien embarcarse en un crucero que sellaría el destino de Europa tal como la conocemos.

En medio de la negociación secreta sobre el Acuerdo Transatlántico de Libre Comercio con Estados Unidos, la Unión Europea está lenta pero claramente mostrándose como un instrumento político de la dominación estadounidense. El desprecio de la Unión Europea a los procesos democráticos se esconde desesperadamente detrás de la máscara de la paz entre las naciones, la máscara del Premio Nobel de la Paz 2012 que desinteresadamente intenta salvar a Europa de sus propios demonios, presentándose él mismo como la única alternativa que puede mantener a Europa unida pacíficamente.

"De la guerra a la paz: un cuento europeo", fue el título de la conferencia de Barroso y de Rompuy en Oslo en 2012. Pues bien, al igual que las buenas imágenes, cuando un título está bien elegido las palabras son superfluas...

...Y como cualquier relato propagandístico, sólo funciona cuando se repite hasta la saciedad y es llevado a su valor nominal por los medios de comunicación dóciles. Sin embargo, difícilmente resiste un examen crítico.

Lanzar una piedra en el estanque

De hecho, la idea de que la UE sea responsable de la paz en la Europa de la posguerra es una afirmación colosal - sin embargo, cada alumno en la escuela, ya sea en España, Francia o Alemania lo repite una y otra vez, tanto que ha sustituido a la larga oración de la mañana de las que alguna vez fueron Escuelas Cristianas. Una vez que se alcanza la edad adulta, el mismo evangelio se pasa entonces a través de los medios de comunicación, la clase política e incluso la cultura propia, convirtiéndose en nuestro pan de cada día... y ni una sola alma lo desafía.

De hecho, cuando la crítica se dirige al vicioso ataque al modelo social europeo en los Tratados de la UE y su órgano ejecutivo, la Comisión, uno más temprano que tarde en la conversación es acusado de animar a la Tercera Guerra Mundial. Igualar a la UE con la paz de hecho actúa como un arma de aturdimiento intelectual, privando a cualquier persona que deseé expresar un punto de vista diferente, de su derecho fundamental a expresarlo.

Sin embargo, cualquier régimen dictatorial puede afirmar que está actuando por la paz y la armonía. De hecho, si la Historia nos enseña algo es que este es un tema común en la historia de los regímenes represivos y especialmente de los imperios. Adolf Hitler afirmaba querer la paz en Europa al alcanzar el poder a principios de los años treinta. La Unión Soviética, quiere la paz en cada una de sus incursiones militares extranjeras. Obviamente, los hechos finales prevalecieron por encima de las palabras y ningún historiador en su sano juicio se le ocurriría tratar a Brezhnev, Hitler o Julio Cesar como embajadores de la paz, basado únicamente en su discurso político. La Unión Europea no debe ser ninguna excepción en este sentido.

Loco por la Paz

¿Cuál fue el motivo para que la sublevación de Berlín Oriental en 1953 no se convierta en un conflicto global, dado el juego de alianzas que se daban en ese momento? La UE sólo existe desde 1957 (llamada CEE). Por lo tanto no se puede atribuir a los predecesores de Barroso, a pesar de sus afirmaciones extravagantes. Lo mismo sucede con el levantamiento de Budapest en 1956. De hecho, hay ejemplos abundantes que muestran en la mayoría de los casos, anacronismos sobre el papel de la UE en la paz mundial; en otros eventos que tienen lugar después de 1957, al igual que la intervención rusa en Praga en 1968 sería difícil trazar el vínculo entre un conflicto mundial que se impidió entre el Este y el Oeste y el control de precios para los productos lácteos (la CEE contaba en su fase temprana con sólo seis países miembros y los tratados principalmente giraban en torno a las políticas agrícolas).

Como Noam Chomsky ha señalado en varias ocasiones, la razón detrás de la paz en Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial, es la certeza de que otra guerra sería el final para las naciones europeas y posiblemente, también para la raza humana. La razón de esto es simple: la existencia de dos bloques, la OTAN por un lado y la Alianza de Varsovia por el otro, ambos armados con suficiente arsenal nuclear para poner fin a la civilización.

La UE en su forma moderna y más lograda realmente existe desde 1992 y por lo tanto no puede ser atribuida por 70 años de paz europea. Al igual que el canto del gallo en la mañana no tiene poder para levantar el sol, la UE no tuvo efecto sobre la paz mundial. De hecho, incluso se podría argumentar que la alineación de la UE con la política exterior de Estados Unidos - más cerca hoy que nunca – debería ser otorgada, en todo caso, con el Nobel "Razzie".

¿En paz con quién?

En su artículo de agosto de 2013 en Le Monde Diplomatique, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó su indignación con respecto a la subordinación de la UE hacia los EE.UU (su avión presidencial fue obligado a aterrizar y quedarse en tierra durante varias horas, contra el derecho internacional, por las autoridades europeas sospechadas de seguir órdenes de Washington, en el medio de la historia Snowden). Él escribió: "Para ellos (los europeos), el proceso democrático y revolucionario en el que todos los indios están comprometidos representa un obstáculo en el camino de la civilización. Este racismo está tomando refugio en la arrogancia y las explicaciones “técnicas” más ridículas tratando de ocultar una decisión política tomada en una oficina de Washington".

De hecho, la Unión Europea puede estar en paz consigo mismo, en su manera de ver las cosas, sin embargo ¿qué tienen que decir los libios al respecto? ¿Está la Unión Europea también en paz con el Medio Oriente? ¿Con Siria? ¿Con Irak? Cuando Francia da la espalda a su antiguo socio de negocios, Irán, incluso sacrificando a uno de sus más prestigiosos fabricantes de automóviles, ¿qué intereses está defendiendo? ¿Están promoviendo la paz? Cuándo España trata a Venezuela como un Estado canalla o incluso viola el derecho internacional en el caso antes mencionado de Bolivia, ¿está ayudando a los intereses españoles o incluso a las empresas españolas?

La enfermedad de Huntington de Europa

La enfermedad de Huntington es un trastorno neurodegenerativo que paraliza lentamente todos los músculos en el cuerpo hasta que el paciente muere. Sin embargo, en asuntos mundiales, el mismo nombre es famoso por ser el del autor de "Choque de Civilizaciones" (1993). Sin duda, un tipo diferente de enfermedad pero con resultados muy similares.

Samuel P. Huntington (1927-2008) fue el profesor de Harvard que describió en el libro antes mencionado lo que el mundo sería después de la Guerra Fría. Sin embargo, a menudo se interpreta como la hoja de ruta que los Estados Unidos están imponiendo tan lejos como llegue su influencia. "Predice" un mundo en el que las identidades culturales y religiosas de las personas serán las principales fuentes de conflicto. El mapa que Huntington publicó, en realidad, es la mayoría de las veces una guía fiel a las alianzas económicas y militares actuales y futuras, independientemente de lo ridículo de los criterios del autor para definir este tipo de "bloques".

Europa Blanca

Las llamadas "identidades culturales y religiosas de la gente" que definen bloques, apenas esconden en realidad una forma moderna de supremacía Blanca. Detrás de la teoría de Huntington no se puede ignorar la única constante que define los contornos de estos bloques (y de la UE de hoy): el color de la piel.

Con la firma de los acuerdos secretos de TAFTA, los 28 miembros (y creciendo) de la UE, podrían muy bien embarcarse en un crucero que sellaría el destino de Europa tal como la conocemos ahora, o al menos por lo que Evo Morales quiere recordar: "Europa, que ha dado a luz las más nobles ideas: libertad, igualdad, fraternidad. Y que también ha contribuido en gran parte al progreso de la ciencia y a la aparición de la democracia. Ahora no es más que una pálida figura de sí misma (...)".


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.