¿Qué hay detrás de la visita de Pastrana a Venezuela? | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
¿Qué hay detrás de la visita de Pastrana a Venezuela?
Publicado 27 enero 2015

Una serie de eventos amenazan con enturbiar las relaciones de buena vecindad que mantienen Colombia y Venezuela. La situación arroja interrogantes sobre la actitud de sectores conservadores colombianos con respecto al país gobernado por el presidente Nicolás Maduro, así como su interés en inmiscuirse en los asuntos internos y reanimar a la oposición de ese país. 

Andrés Pastrana visita Venezuela

El primer suceso es la visita del expresidente Andrés Pastrana, padre del Plan Colombia y responsable, por acción u omisión, de la consolidación y expansión del proyecto paramilitar y de los grupos de autodefensa en su país y en la región. El objetivo de la visita, participar en diversos eventos organizados por la oposición para analizar el “estado de la democracia venezolana”. 

La presencia de Pastrana transcurre en un momento particular: la oposición se encuentra desestructurada debido a sus errores políticos, acéfala en lo que respecta a sus voceros y carente de capacidad de convocatoria, como se demostró en la “marcha de las cacerolas (ollas) vacías” (nombre tomado de una actividad similar durante el derrocamiento del presidente Allende en Chile). 

Caracas fue el escenario de la visita del expresidente, junto a Piñera y Calderón; quienes pretendieron actuar sin consultar con las autoridades venezolanas, acompañados por los medios de comunicación. El punto más destacado fue el intento de visitar a Leopoldo López detenido y acusado de planificar y llevar a cabo acciones que produjeron la muerte de 43 ciudadanos durante su plan golpista “la Salida”. Recordemos que fue López quien manifestó que dejaría las calles sólo en el momento en que fueran derrocados quienes actualmente detentan el poder.

Los expresidentes, en un acto de desconocimiento de las leyes, pretendieron entrar al centro de detención, sin haber solicitado permiso a las autoridades venezolanas. Los medios sirvieron para “denunciar” la “violación de los DDHH en Venezuela” entre otros improperios y manipulaciones.

El Gobierno de Colombia en defensa de Pastrana 

Las declaraciones de Pastrana y sus compañeros generaron la respuesta del gobierno venezolano en defensa de su soberanía y en rechazo a estas acciones en favor de personajes acusados de violar las leyes, de estar implicados en hechos en los que murieron 43 ciudadanos venezolanos y llamar públicamente al derrocamiento de un Gobierno legítimo.

La respuesta de la cancillería colombiana fue tajante, “Rechazamos los señalamientos y calificativos en contra del expresidente Andrés Pastrana Arango. El Gobierno de Colombia espera que el exmandatario reciba el trato digno que reviste su investidura de ex jefe de Estado”, señala el comunicado. 

Luego se exime de la responsabilidad y proclama, “El expresidente, quien realizó una visita de carácter privado a Venezuela, está en su derecho de decidir a quién visita”, y es Venezuela quien debe responder “por qué no autorizó” la visita a Leopoldo López. La Embajada neogranadina reconoce que, “no se encargó de coordinar dicha visita”.

El comunicado finaliza en un acto de injerencia en los asuntos internos de Venezuela: "Esperamos que Leopoldo López recupere su libertad lo antes posible”.

Preguntamos:

¿La visita es privada o de un exjefe de Estado?, ¿Si es de un exjefe de Estado, tiene derecho a inmiscuirse en los asuntos internos de Venezuela ante lo cual el gobierno venezolano debe callar?, ¿Aceptaría Colombia una visita en circunstancias similares?, ¿Quien lleva la voz de la diplomacia en Colombia y cuál es el rol de los exjefes de Estado en la misma? recordemos el papel de Uribe y ahora Pastrana en acciones contra Venezuela.

Colombia moviliza tanques a frontera con Venezuela

Medios colombianos reseñaron el 22 de enero de 2015 la adquisición por parte de Colombia de 32 vehículos blindados, presentados por el Ministro de Defensa de ese país, Juan Carlos Pinzón que servirán para “proteger a los ciudadanos de cualquier amenaza delincuencial, los recursos naturales y la infraestructura del país”.

El hecho no tendría mayor trascendencia a no ser que:

a) Los nuevos vehículos reforzarán la seguridad en la frontera con Venezuela y parte de la costa norte colombiana (sic);

b) Hace 30 años las Fuerzas Militares de Colombia no compraban vehículos de esa potencia. El artículo no menciona nada sobre la dotación en el contexto del Plan Colombia, ni las bases militares de EE.UU. en territorio colombiano.

Tanques Colombia

 
Cada uno de estos vehículos tiene instaladas armas de largo alcance, capacidad para transportar tropas y hasta 20 toneladas de peso a 100 kilómetros por hora. Están dotados, además, con sistema digital de control remoto desde el interior para accionar el armamento y un sistema antiminas y de absorción de energía de última generación. Colombia entra al selecto grupo de países que cuentan con este mismo modelo de blindados: Canadá, Estados Unidos, Arabia Saudita y Nueva Zelanda.

La ubicación y fines del cuerpo de blindados dejan algunas interrogantes:

¿Colombia, ante la posibilidad de la paz interna, planea un escenario externo hostil?, ¿Por qué se despliegan en la frontera con Venezuela, sabiendo que el país limita además con Brasil, Ecuador, Perú y Panamá?, ¿Si la extracción de recursos ha sido denunciada por Venezuela, de quien pretende defenderse Colombia?

Los medios arremeten contra Venezuela

El climax lo ofrecen los medios de comunicación colombianos que han pregonado su “preocupación” por lo que sucede a los venezolanos, al punto de dedicar en las cadenas televisivas colombianas entre 15 y 20 minutos diarios de sus noticieros estelares a informes y denuncias sobre Venezuela (recordemos el costo de un minuto en Tv.)

Los medios contribuyen a generar la matriz adversa contra el gobierno revolucionario, ocultan los hechos positivos de la Revolución y colaboran con la oposición venezolana a salir del marasmo político que les caracteriza tras 18 elecciones perdidas y otros tantos planes de derrocar a la Revolución fallidos. 

Una ilustración del caricaturista Vlado permite dar cuenta de esa práctica. Algunos pensarán que constituye una afrenta contra los símbolos patrios de un país hermano, otros dirán que es libertad de expresión. No obstante preguntamos:

¿Serán casual este tipo de burlas? ¿Cuál es la agenda de la derecha colombiana en Venezuela? ¿Se pretende aislar a Venezuela? ¿Quién está detrás de estas acciones contra Venezuela?

¡El que se mete con Venezuela se seca! Sentencia el pueblo venezolano. 


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.