Pueblos a la Cumbre | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La Cumbre d elos pueblos fue organizada por el movimiento sindical panameño junto a organizaciones sociales.

La Cumbre d elos pueblos fue organizada por el movimiento sindical panameño junto a organizaciones sociales. | Foto: Ismael Francisco

Publicado 10 abril 2015
Cada una de las organizaciones trae sus demandas nacionales y locales, de acuerdo con sus luchas, pero destaca la fuerza con que se reivindican las demandas latinoamericanistas, que en esta ocasión son fundamentalmente: el anticolonialismo, el anticapitalismo, y el antiimperialismo.

El día de ayer se dio inicio a la Cumbre de los Pueblos en Panamá, con la participación de casi 3000 delegados representantes de casi la totalidad de los países de América Latina y el Caribe, e inclusive con movimientos sociales de EEUU.

La naturaleza de las organizaciones que se están reuniendo es muy diversa: sindicales y de trabajadores, feministas, campesinos, ambientalistas, animalistas, jóvenes y estudiantes, culturales, comunicacionales, movimientos por la memoria, por la tierra, por la diversidad sexual, pueblos originarios, afrodescendientes, partidos políticos revolucionarios, entre otros.

Cada una de las organizaciones trae sus demandas nacionales y locales, de acuerdo con sus luchas, pero destaca la fuerza con que se reivindican las demandas latinoamericanistas, que en esta ocasión son fundamentalmente: el anticolonialismo, el anticapitalismo, y el antiimperialismo.

El anticolonialismo está expresado en esta Cumbre en la lucha independentista de Puerto Rico, y la reivindicación de soberanía de Argentina sobre las Islas Malvinas.

El anticapitalismo se muestra en la resistencia contra las transnacionales, que en su lógica extractivista e indiscriminada han causado terribles consecuencias, como Chevron en la Amazonía Ecuatoriana. Pero también se manifiesta en la batalla contra el neoliberalismo, y sus lógicas perversas desplegadas a diferentes niveles en la región.

El antiimperialismo en todas sus formas, que se expresa en la denuncia del intervencionismo histórico en Panamá, anfitriones que relatan hitos de su historia, que desde los tiempos del Congreso Anfictiónico (1826) han sido pieza de disputa entre la postura Bolivariana de Unión Latinoamericana, y la Panamericanista estadounidense que lo ha querido usar a este país como eslabón para la dominación del norte hacia el sur.

También se discute sobre un imperialismo que impuso un bloqueo económico, financiero y comercial a Cuba, que ha invadido toda la región mediante bases militares, y que ahora bajo la excusa de unos derechos humanos, que no han sido violentados, pretende sancionar a Venezuela.

Esta Cumbre de los Pueblos es una manifestación de lo que Boaventura De Sousa describe como  cosmopolitismo subalterno. El cosmopolita es aquel que considera todos los lugares como patria suya, pero en principio es un concepto hegemónico que no admite a grupos con aspiraciones negadas, así como la globalización neoliberal no reconoce una forma alternativa de globalización. Por eso es que el cosmopolitismo subalterno es la forma cultural y política de la globalización contrahegemónica, de proyectos emancipatorios con demandas y criterios de inclusión que van más allá de los horizontes del capitalismo global, como las demandas que se traen a esta cumbre.

Esta reunión de colectivos organizados de muchos países tiene reivindicaciones locales, pero se trata de una lucha que no tiene fronteras, que algunos de ellos las han atravesado hasta caminando, es una demostración de ese cosmopolitismo subalterno de los que no tienen cabida en el espacio institucional de la Cumbre de las Américas, y que vienen a respaldar la lucha que dan otros, en espacios distantes de los suyos.

El apoyo ha sido firme de todas las delegaciones y organizaciones a la causa de la Revolución Bolivariana, en buena medida expresada en homenaje al Comandante Hugo Chávez, quien hizo visibles a los pueblos, que nos enseñó a reconocernos dignos, y al orgullo de nuestras luchas y nuestra historia. Todos los voceros que tomaban la palabra reclamaron: "¡Chávez Vive!"

El tema central de la cumbre de los pueblos ha sido el respaldo a Venezuela, y esto, aparte de la solidaridad propia de los pueblos, se sustenta en la idea de que la Revolución Bolivariana ha abierto el camino de las transformaciones en la región, ha inaugurado una nueva etapa que bien han seguido los pueblos de la región, a sus ritmos. Eso se reconoce y se defiende en este espacio, por eso se está exigiendo con firmeza la derogación de las sanciones de EEUU y la amenaza que eso representa para toda la región.

En el acto de inauguración, los panameños anfitriones dijeron que su pueblo ha sido avasallado e invadido por el imperialismo norteamericano, pero siguen en pie de lucha, y hacen historia hoy nuevamente al recibir a la América toda en su tierra, por eso también gritaron una consigna con fuerza: "Panamá no es Miami".


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
1
Comentarios
Nos alegra que esta Cumbre sea la versión global del antiimperialismo, que de hecho se convierte en la voz de todas las personas del mundo que aspiramos a vivir en paz en nuestros países sin que seamos víctimas de países cuyos gobnos se creen superiores.
Nota sin comentarios populares.