• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Peruanos protestan dos años del gobierno de Ollanta Humala como presidente 27 de julio de 2013.

Peruanos protestan dos años del gobierno de Ollanta Humala como presidente 27 de julio de 2013. | Foto: Reuters

Publicado 13 octubre 2015

El Banco Mundial elogia el modelo de desarrollo del Perú a pesar de flagrantes violaciones de los Derechos Humanos y Ambientales.

Perú está organizando este 2015 las Reuniones Anuales del Grupo del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, lo que lo convierte en el primer país latinoamericano en hacerlo desde 1967.

En preparación para la reunión, el grupo de expertos con sede en Estados Unidos, el Instituto Oakland emitió un informe el martes titulado "Perú, el niño modelo para el Banco Mundial en América Latina", que muestra cómo la nación sudamericana se ha convertido en un laboratorio para las recetas políticas neoliberales del Banco Mundial.

El estudio encontró que en los últimos 25 años, el Gobierno peruano ha perseguido agresivamente la inversión extranjera directa con el fin de financiar proyectos de infraestructura a gran escala, así como controvertidos proyectos extractivistas, a menudo a expensas de los Derechos Humanos, la sostenibilidad ambiental y la justicia económica.

Según Anuradha Mittal, Director Ejecutivo del Instituto Oakland, "El Banco apoya proyectos que han tenido consecuencias sociales y ambientales devastadoras y muy pocos beneficios para los peruanos".

Como país anfitrión, Perú es particularmente vulnerable a los impactos del cambio climático. Un informe publicado por el Centro de Información del Banco el mes pasado, que evalúa las actividades del Banco Mundial, encontró que los modelos de desarrollo impuestos por la institución en el país han exacerbado la vulnerabilidad del Perú a los riesgos del cambio climático.

"El modelo de crecimiento apoyado por el (Grupo Banco Mundial) para el Perú, era demasiado dependiente de sectores climáticos destructivos y vulnerables, sin mejorar adecuadamente las regulaciones y capacidad de gestión de los riesgos climáticos en el país", señaló el informe. "Esto ha exacerbado la vulnerabilidad de Perú a los riesgos del cambio climático".

A pesar de haber hecho campaña abogando por cuestiones ambientales y políticas populistas, el presidente peruano Ollanta Humala ha autorizado más de una docena de proyectos sin consulta previa de las comunidades afectadas. La Defensoría del Pueblo de Perú identificó un total de 138 conflictos sociales y ambientales en todo el país a partir de agosto de 2015, la mayoría de los cuales son causados ​​por proyectos de infraestructura invasivos.

El Instituto de Oakland,Mittal dijo que “la influencia del Banco Mundial en el país ha llevado a enfrentamientos sociales violentos, un aumento en el poder corporativo sin control, y ha minado el acceso de los pueblos indígenas a la tierra ya los recursos naturales"

Las comunidades locales se oponen actualmente a 100 proyectos extractivos en el Perú, principalmente en los efectos sobre las fuentes de agua o los desacuerdos sobre el nivel de beneficios que se conceden a las poblaciones cercanas, dijo un informe de 2015 por la Defensoría del Pueblo del Perú.

Perú también es el cuarto país más peligroso para ser un defensor de la tierra o del medio ambiente, según la organización no gubernamental Global Witness, con sede en Reino Unido.

No obstante, las empresas transnacionales han criticado al Gobierno por la cantidad de tiempo que toma para que los proyectos de infraestructura avancen en el Perú. En mayo, el Congreso peruano apaciguó las demandas del sector privado con la aprobación de una legislación que aniquila el proceso de evaluación de los derechos ambientales y laborales, en un esfuerzo para agilizar la autorización de permisos relacionados con la infraestructura.

En una entrevista con teleSUR Inglés, el Director del “Oakland Institute Policy”, Frédéric Mousseau, criticó a los legisladores peruanos por la promoción de la legislación destinada a asegurar la inversión privada a expensas de los derechos ambientales y humanos.

"Durante las últimas tres décadas, los sucesivos gobiernos peruanos han seguido los modelos de desregulación y privatización de los Bancos, y han reducido las normas de protección del trabajo así como las salvaguardias ambientales, con el fin de hacerlo más atractivo a los inversionistas extranjeros", dijo Mousseau.

A pesar de estas tendencias preocupantes, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, ha elogiado el modelo de desarrollo del Perú.

"El impresionante historial y siempre en mejora del Perú muestra que tiene mucho que compartir con el mundo sobre la promoción del desarrollo. Esta es sólo una de las razones por las que es un anfitrión natural para albergar nuestras Reuniones Anuales en octubre", dijo Kim, tras una reunión con el presidente Humala en mayo.

Tanto críticos como partidarios del modelo de desarrollo del Perú coinciden en que el Perú es un anfitrión adecuado para las reuniones anuales del Banco Mundial, pero por diferentes razones. Como el experto en política Mousseau señala, "El Banco Mundial tiene la intención de mostrar el"éxito" peruano como resultado de las políticas neoliberales y las reformas al resto del mundo".

Sin embargo, agregó, "El modelo de desarrollo del Perú, en gran parte basado en las industrias extractivas y la exportación de materias primas, ha concentrado los recursos naturales del país y de la riqueza en manos de pocas empresas privadas a un alto costo para la población peruana y el medio ambiente".

Para las instituciones neoliberales como el Banco Mundial, al parecer, esto es un "éxito".


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.