• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Visión general de un campo de refugiados Saharauis en Tinduf, unos 1.900 kilómetros al suroeste de Argel, Argelia, 18 de mayo de 2008.

Visión general de un campo de refugiados Saharauis en Tinduf, unos 1.900 kilómetros al suroeste de Argel, Argelia, 18 de mayo de 2008. | Foto: EFE

Publicado 17 noviembre 2015
Que los refugiados Saharauis hayan estado en los campamentos durante 40 años es un fenómeno natural.

Devastadoras inundaciones han afectado el suroeste de Argelia, en la región de Tinduf, el sitio de los campamentos de refugiados del pueblo saharaui, exiliados de su patria vecina del Sáhara Occidental. Aproximadamente 25 mil personas han sido afectadas por las inundaciones, el resultado de las lluvias  han abrumado la totalidad o parte de los cinco campos principales. La agencia de refugiados de Naciones Unidas, ACNUR, ha tomado la delantera en la dirección de asistencia humanitaria a las miles de familias afectadas por el desastre.

Muchos de nosotros estamos acostumbrados a escuchar sobre los diferentes desastres naturales. Y mientras la crisis ambiental siga aumentando –salvo un cambio radical en nuestro enfoque al medio ambiente - debemos esperar más noticias inquietantes. Sin embargo, los llamados desastres naturales no pueden ser considerados de manera aislada. La pregunta adicional que siempre debemos hacernos es la siguiente: ¿cuáles son los otros factores que nos ayudan a comprender el alcance, la escala y la devastación relativa de un fenómeno natural? En este caso la respuesta es bastante sencilla: la ocupación de la mayor parte del Sáhara Occidental por el gobierno marroquí.

El Sáhara Occidental, en la costa Noroeste de África, fue colonizado por España y se mantuvo bajo su dominio hasta 1975. En una violación del derecho internacional, España, irresponsablemente se retiró del Sáhara Occidental (hasta ese momento llamado Sahara Español), no como un proceso del respeto a la autodeterminación de la población nativa - los saharauis –sino más bien entregando el país a los marroquíes y los mauritanos. Tanto Marruecos como Mauritania habían reclamado el territorio.

La población indígena, liderada por un frente de liberación nacional conocido por sus siglas, Polisario [la traducción en español de Frente Popular para la Liberación de Saguia el-Hamra y Río de Oro], que había luchado contra los españoles, expulsó a los mauritanos, pero no pudo detener a los marroquíes. El gobierno marroquí movilizó a miles de sus ciudadanos a literalmente marchar en el Sáhara Occidental con el fin de reclamar la tierra, recordando, a aquellos que están familiarizados con la historia de Estados Unidos, las apropiaciones de tierras en Oklahoma por parte de los colonos blancos, a pesar de que se suponía era territorio indio.

La guerra entre el Polisario y el Gobierno marroquí llegó a una poca saludable tregua, en 1991, cuando se llegó a un acuerdo para un alto el fuego. Sin embargo, esta tregua fue "poco saludable" en la medida que el gobierno marroquí se negó a dar paso alguno hacia el reconocimiento de la autodeterminación nacional por parte de los saharauis. Todos los esfuerzos para negociar un acuerdo final se han visto socavados por el Gobierno marroquí. Los Saharauis, por su parte, han tenido que hacer frente a la continua ocupación de sus tierras y al exilio forzoso de la mayor parte de su población.

Este malsano alto el fuego ha durado casi 25 años y los Saharauis no están más cerca a la autodeterminación nacional de lo que estaban en 1991. Sin embargo, con el apoyo activo del Gobierno francés y el apoyo implícito de repetidas administraciones estadounidenses, el Gobierno marroquí siente poca o ninguna presión para reconsiderar su posición. En su lugar, difama a Polisario, sugiriendo que es una organización terrorista, y bloquea los esfuerzos de varios terceros para lograr una solución justa y pacífica a este conflicto.

Veinticinco años es mucho tiempo para esperar la resolución de un conflicto, especialmente cuando usted ha estado jugando con las reglas y la otra parte no lo ha hecho. Toda una generación, igual que en el caso de los palestinos, ha crecido en el exilio y no conoce su propia patria. Aunque Polisario sigue teniendo el apoyo de la mayoría de los saharauis, es evidente que la población está inquieta. No hay duda que las inundaciones de octubre de 2015 agravan aún más la situación, incluyendo las tensiones experimentadas por los saharauis sobre sus aspiraciones nacionales no resueltas.

Aunque poca atención se ha centrado en los saharauis, ya sea con respecto a sus demandas nacionales contra los marroquíes o por sus más recientes inundaciones devastadoras, el fracaso de la llamada comunidad internacional para insistir que Marruecos cumpla con el derecho de la autodeterminación nacional,aumenta las posibilidades de que este conflicto se convierta en una situación de acción armada. Y, en una situación en la que hay otros actores armados en la región, por ejemplo, al-Qaida del Magreb, siempre existe la posibilidad de que el conflicto se extienda como ondas en el agua.

Ciertas cosas son muy obvias. Los marroquíes serían incapaces de mantener esta ocupación sin el apoyo de Francia. Y la ocupación tampoco continuaría si no fuera por el apoyo de Estados Unidos a la monarquía marroquí y la disposición de las administraciones estadounidenses, una tras otra para hacerse de la vista gorda con respecto a la ocupación. El silencio de los EE.UU con respecto a la ocupación marroquí es ensordecedor.

En realidad, me estoy equivocando. Si escucha con cuidado puede escuchar los gritos de los saharauis ante las inundaciones, los campos de refugiados, y el desprecio con el que el Gobierno marroquí trata a su gente.

Esta situación simplemente no puede durar.

Mire el programa de Bill Fletcher Jr teleSUR show “The African Global”.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.