• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Lesa humanidad

| Foto: Reuters

Publicado 6 agosto 2014

“Recordad que a lo largo de la historia,
siempre ha habido tiranos y asesinos,
y por un tiempo, han parecido invencibles.
Pero siempre han acabado cayendo.
Siempre.”

Mahatma Gandhi

El 12 de junio desaparecieron tres jóvenes israelíes. Nadie se atribuyó el secuestro. Sin embargo, el gobierno Israelí, sin juicio y sin pruebas, decidió que los muchachos eran víctimas de Hamas. Tal vez sea cierto, pero no se sabe en realidad quién cometió el lamentable crimen. Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que, a raíz de la decisión israelí de que este grupo palestino era el culpable, han muerto más de mil setecientos civiles palestinos, se han destruidos decenas de escuelas, hay 200.000 palestinos desplazados, tres mil viviendas destruidas.Se agravó en 40% la situación económica, el aparato productivo y de distribución, que ha sido socavado durante años, fue casi aniquilado en estos últimos ocho días.

El ejercito israelí destruyó parte del sistema de acueductos y alcantarillado que quedaba más o menos entero. La gente, víctima de la supuesta venganza israelí, no sólo es asediada con bombardeos y asaltos militares inmisericordes sino que es sometida a hambre y sed. Seguir enumerando los desmanes sería convertir en estadística un horror y una ignominia que no puede,ni debe expresarse con cifras.

La ley del talión enunciada en el Éxodo, libro del viejo testamento, con la famosa frase: “Ojo por ojo, diente por diente” pareciera que ha variado para el sionismo en estos últimos días. Ahora reza: miles de ojos por un ojo y decenas de miles de dientes, por un diente. Y si a alguien se le ocurre decir que ese es un concepto de justicia atípico y un tanto injusto o si condena la destrucción genocida del pueblo palestino, seguramente va a ser acusado por el sionismo y por un montón de pazguatos, de antisemita. Acusación por lo demás grave, ya que implica que el acusado es seguidor de Hitler, etc. etc., los seis millones y tal y pascual. Entonces la verdad se vuelve excusa: no, no yo no soy antisemita, lo que pasa es que esa nueva ley del talión, si la antigua ya era injusta ¡imagínese! y bueno eso de desplazar un pueblo construyendo casas en su territorio, eso de afirmar que hay que matar a las mujeres palestinas porque paren serpientes, o como dijo el“honorable” profesor universitario Mordechai Kedar, de la Universidad de Bar Ilan, en Tel Aviv, que: “Lo único que prevendría un ataque suicida es que supieran que si son atrapadas,su hermana o su madre serán violadas” es como feo.

Yo no soy ni anti ni pro semita, esa discusión me importa un carajo. Yo creo que lo que están haciendo es una aberración y si no nos oponemos con contundencia, si no asumimos el boicot a sus productos, ni realizamos acciones significativas, ejerciendo presión internacional, van a desaparecer a una nación en nuestras narices.Es un grave problema de anti humanidad,algo que sí nos incumbe. Cuando los asesinos terminen cayendo que no sea demasiado tarde.

Fuente: http://bit.ly/1zTJKle


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.