La QE de la Eurozona, Re-enciende las Guerras Mundiales de la Moneda | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La Eurozona se ha estancado en el crecimiento del PIB

La Eurozona se ha estancado en el crecimiento del PIB | Foto: Archivo

Publicado 3 febrero 2015
Lo que muestra el anuncio del BCE, una vez más, es que los programas y las políticas de mejora de la calidad son siempre y en primer lugar para aumentar los ingresos de los inversores financieros.

Lo que la QE ha hecho es estimular la inflación de activos financieros y burbujas, acelerar el crecimiento de ingresos de capital, y empeorar la desigualdad del ingreso mundial.

El 22 de enero del 2015 el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dejó caer una bomba en los mercados financieros globales. Después de muchos empujones  por los tenedores de bonos globales, Draghi anunció un programa de flexibilización cuantitativa (QE) que inyectará € 60 mil millones al mes, más o menos equivalente a US $ 69 mil millones, en los próximos 18 meses.

QE, significa que el BCE y los bancos centrales de los países miembros de la zona euro, esencialmente, imprimirán dinero y luego comprarán bonos de los inversionistas, incluyendo los públicos, valores respaldados por activos (ABS), y lo que se llama 'Coco' o bonos cubiertos en Europa. La QE de la Eurozona inyectará alrededor de 1,3 billones de dólares en la economía de la zona euro con las compras, más o menos cien mil millones de dólares, dependiendo de lo bajo que caiga la moneda euro. Dado que muchos de los tenedores de bonos que se beneficiarán de QE están fuera de la Zona Euro, no toda la inyección de dinero, en realidad, entra en la economía de la Eurozona - que ahora se cierne en su tercera recesión desde 2008-09 y ahora también, experimentando deflación.

Los 1,3 billones de dólares de la Eurozona siguen a los 1,7 billones de dólares de Japón en su experimento QE,  los US $ 600 mil millones QE del Reino Unido y los US $ 3,7 billones de EE.UU. Eso es más de US $ 7 billones de dólares en inyecciones de dinero impreso que fluían en la economía mundial en los últimos años, sólo para la compra de activos financieros - una inyección masiva de liquidez sin precedentes a nivel mundial, que ha fracasado en generar un crecimiento real, para detener la caída mundial de la deflación, o para generar puestos de trabajo, o aumentar los ingresos salariales. Los QE lo que  han hecho es estimular la inflación de activos financieros y burbujas, acelerar el crecimiento de ingresos de capital, y empeorar la desigualdad del ingreso mundial.

La bomba QE puesta por Draghi proporcionará otro gran golpe de suerte para los tenedores de bonos globales. Los precios de los bonos de la región de la Zona Euro, y en todo el mundo, inmediatamente se dispararon después del anuncio del 22 de enero. Lo mismo pasó con las acciones, sobre todo en Europa, pero en otros lugares a nivel mundial también. Otras clases de activos de valores financieros, sin duda, también se beneficiarán a raíz de la oleada de acciones y bonos. Así que los inversores -especialmente los especuladores individuales súper-ricos, bancos secundarios, como los fondos de cobertura y otras instituciones financieras que movían hábilmente y en silencio sus inversiones con el pre-conocimiento y  anticipación del anuncio del BCE, ahora obtienen grandes ganancias de capital. Y lo seguirán haciendo en los días por venir, mientras las acciones y bonos de la Zona Euro sigan aumentando.

Lo que muestra el anuncio del BCE, una vez más, es que los programas y las políticas de mejora de la calidad son siempre y en primer lugar para aumentar los ingresos de los inversores financieros.

El Lamentable Récord Histórico QE
La portada oficial ideológica del QE es que va a estimular la economía real, conducir a la inversión en bienes y servicios reales, crear empleos y aumentar los ingresos salariales. Pero no hay absolutamente ninguna evidencia empírica o el apoyo a dichas demandas en ningún lugar del mundo donde los QE han sido introducidos desde el 2008. No en los Estados Unidos. No en el Reino Unido. No en Japón. Tampoco los habrá en la Zona Euro.

En abril de 2013, Japón introdujo su propia inyección masiva de dinero QE, un enorme programa de  200 trillones de Yen, equivalente a unos US $ 1,7 billones. Su mercado de valores se disparó 70 por ciento inmediatamente. Pero la inversión real continuó desacelerándose y los salarios reales continuaron cayendo en 2013-14. El gobierno de Abe hoy, casi dos años después, continúa inútilmente  exhortando a los empleadores Japoneses a aumentar los salarios. En respuesta, los empleadores, se  mantienen 'riendo' y diciendo, 'no hay manera’. Tampoco han cambiado los niveles de empleo en Japón a raíz del QE. Y la economía, un año después del QE, se deslizó de nuevo en su cuarta recesión desde el 2008.

Pero ¿qué pasa con la inflación, algunos se preguntan? ¿Las inyecciones masivas de dinero llevan a
la inflación?  Sólo si eres un economista neoclásico y crees el mito. En cuanto a la meta mágica del 2 por ciento de inflación a nivel nacional se refiere - es decir, el "objetivo" y presunto indicador de éxito QE - después de una inflación de sólo el 1,7 por ciento, el Japón redujo recientemente su estimación de inflación anual al 1 por ciento. Japón, una vez más está en camino a la deflación crónica que ha plagado a su economía durante décadas.

El Reino Unido presentó un equivalente a US $ 600 mil millones de dólares en 2009-12. Su política provocó una burbuja de activos financieros en el sector de bienes raíces - es decir, estimuló la inflación financiera basada en la propiedad. La burbuja inmobiliaria del Reino Unido, luego fue aspirada por los QE en más capital extranjero para especular en Londres y los mercados de la vivienda y de la propiedad comercial de los alrededores, empujando su burbuja de activos financieros aún más. Pero los salarios y la creación de empleo quedaron a la zaga. Y ahora, incluso la burbuja inmobiliaria del Reino Unido está retrocediendo y una vez más, las tasas de crecimiento económico del Reino Unido. Pero a los banqueros de Londres les fue muy bien y sus ingresos y ganancias de capital aumentaron, en la especulación inmobiliaria en particular.

Si había alguna duda de que el objetivo principal de los programas de QE es promover mercados financieros de activos y ganancias de capital por inflación de activos, solo hay que mirar a los EE.UU. durante su masivo programa de 3,7 billones de dólares de inyección de dinero a partir del 2009 hasta octubre de 2014. Los versión QE de los EE.UU se produjo en tres iteraciones, QE1, QE2 y QE3 - este último, inicialmente una compra de US $ 85 mil millones por mes por el banco central de los EE.UU, la Reserva Federal (Fed), los bonos del gobierno, así como hipotecas de alto riesgo sin valor de bonos de los  tenedores de la deuda en 2009.

La correlación directa entre las inyecciones de dinero de QE por los bancos centrales, y el posterior auge de los beneficios de los mercados financieros, se revela en la oleada altamente correlacionada en los precios de las acciones USA con cada una de las tres iteraciones de QE en los EE.UU. Con cada anuncio QE en los EE.UU, desde 2009, los mercados bursátiles despegaron. Cuando el gasto para cada QE fue completado por la Fed, las acciones bajaron. Eso llevó a otro QE, otro despegue, y otra baja. Las acciones siguieron subiendo hasta el año 2014 hasta que el QE3 concluyó, y se han estabilizado desde esa fecha-mientras los flujos de capital de los mercados emergentes y Europa fluyen de nuevo a los EE.UU. reemplazando las inyecciones QE.

El siguiente gráfico nos cuenta la historia de la relación directa entre la mejora de la calidad y los records de ganancias del mercado de valores para los inversores ricos. Y es una historia replicada en múltiples mercados financieros a raíz del QE:

Con QE1 el banco central EE.UU. justifica los billones de dólares que le dio a los inversores, banqueros y especuladores, afirmando que los QE generarían recuperación económica en el país. Pero, en los Estados Unidos las tasas de crecimiento económico a lo largo del período QE1-2 sólo aumentaron a un ritmo medio anual del PIB inferior a la mitad de lo normal. Aumentos periódicos en el PIB trimestral fueron seguidos por colapsos trimestrales del PIB en tres ocasiones distintas.
Con el advenimiento de la QE3, la Fed cambió su discurso: Más QE reduciría el desempleo y crearía puestos de trabajo. El desempleo en los EE.UU bajó, pero debido en gran parte a 5 millones de trabajadores que renunciaron a la búsqueda de trabajo con una paga decente y abandonaron la fuerza laboral. Y los trabajos que se crearon fueron en su mayoría a tiempo parcial, temporal, y mal pagados. Un 60 por ciento de los empleos que se perdieron después del 2009 eran bien pagados; el 58 por ciento de los empleos creados fueron mal pagados. Así que los ingresos salariales siguieron cayendo durante el período QE. Los ingresos salariales medios reales, cayeron 1-2 por ciento cada año durante las QE en los EE.UU. Hasta ahí la justificación de las QE, no sólo como un medio para generar crecimiento económico, sino también como una fuente de empleo y una forma de aumentar los ingresos salariales.

Para el año 2014 los bancos centrales abandonaron los pretextos que las QE generaban un crecimiento real, la reducción del desempleo o el aumento de los salarios. La justificación que quedaba fue que las QE elevan el nivel general de precios a un objetivo del 2 por ciento y así  se evita caer en deflación.

Pero el registro histórico refuta esa justificación también.  Los niveles de precios de Japón han vuelto a un 1 por ciento y siguen cayendo, a pesar de los 1,7 billones de dólares de inyección de QE. Los precios se están desacelerando otra vez en el Reino Unido. E incluso en los EE.UU, a finales de 2014 y después de los  3,7 billones de dólares de QE, los precios de bienes y servicios cayeron a su nivel más bajo desde la crisis 2008-09. Los precios para el consumidor se desaceleraron a un 0,4 por ciento en diciembre de 2014, y a un 0,8 por ciento para todo el año. Los precios de producción eran cero para el año. Los descensos, por otra parte, estaban en todos los ámbitos y no sólo debido a la caída de los precios del petróleo.

Lo que las experiencias con la QE en los EE.UU, Reino Unido y Japón muestran de manera concluyente es que, la QE estimula claramente los precios de los activos financieros de todo tipo, aumentando así las ganancias de capital y los ingresos de capital para el 1% y sus corporaciones. Pero las QE no tienen prácticamente ningún efecto neto sobre los precios de bienes y servicios reales o el deslizamiento hacia la deflación. De hecho, un argumento puede ser que las QE redirigen dinero en la especulación financiera - a expensas de la inversión directa que de otro modo crearía empleo, lo que podría aumentar los salarios de la clase trabajadora, o aumentar el nivel de precios de bienes y servicios.

El anuncio de la semana pasada de Draghi y la QE en la Zona Euro, fue empaquetado con las mismas viejas falsas afirmaciones ideológicas, justificaciones, y los objetivos reales detrás de las QE. Las QE no estimulan el crecimiento o recuperación, no van a crear empleo y aumentar los ingresos de la mayoría, y no van a salvar a nadie del coco de la deflación. Aumenta el precio de los activos financieros, los ingresos de capital de la élite del capital financiero, y conduce a la desestabilización de las burbujas de precios de activos financieros.

Cómo las QE de la Eurozona harán las cosas peor
La QE de la Euro Zona no sólo traerá más dinero a los inversores, banqueros y especuladores, sino en realidad empeorará las cosas - especialmente para las clases trabajadoras.

No sólo va a desviar inversiones hacia más mercados financieros y más especulación activo financiera, volverá a encender una guerra global de divisas, que da muestras de ya haber empezado. Y que eventualmente significará un crecimiento más lento, menos empleos y menos ingresos salariales ya que el comercio mundial se desacelera aún más.

Incluso antes del anuncio oficial de la Zona Euro, en lo que eventualmente será reconocido como la señal para una nueva guerra global de divisas. El Swiss National Bank, el Banco Central de Suiza, anticipó a la Eurozona, al permitir que su moneda aumente un 20 por ciento con el fin de proteger a sus inversionistas globales millonarios que utilizan Suiza como paraíso fiscal y como una forma de lavar dinero.

Más importante, la QE de la Zona Euro puede desencadenar una intensificación de una guerra de divisas global, en forma de devaluaciones competitivas de las monedas de otros países. Inyecciones QE causan una disminución casi inmediata en la tasa de cambio de divisas de la economía en la que se introducen. Esa devaluación de la moneda puede dar lugar a exportaciones más competitivas para la economía - o al menos eso es teóricamente. Pero sólo por un corto período de tiempo. La QE reduce el valor de la moneda vis a vis con otras monedas - pero sólo temporalmente, porque cada economía puede jugar a la "devaluación competitiva de la QE” y, finalmente, lo hacen.

Los EE.UU y el Reino Unido lograron una breve ventaja en términos de tipo de cambio, y su participación en las exportaciones mundiales, cuando inicialmente se devaluó por la QE en 2009. Los EE.UU, como resultado, posteriormente aumentaron sus exportaciones de manufacturas durante un tiempo. Del mismo modo, la moneda más baja del Reino Unido llevó a los inversionistas extranjeros a enviar su capital en los mercados inmobiliarios de Londres. La QE de Japón 2013 también redujo drásticamente el valor de su moneda, impulsó algunas exportaciones, pero se ha estabilizado a medida que China y otras economías Asiáticas han respondido de la misma manera. La Zona Euro es ahora la “última vaca en el establo", como se suele decir, para jugar este juego de la devaluación de la QE (para ganar exportaciones).

Hasta 2013, el Euro subió continuamente, alcanzando un máximo de 1,35 por dólar. Las exportaciones en euros en consecuencia quedaron a la zaga. Pero ahora, con el anuncio de la QE en la Eurozona, el euro ha caído rápidamente, alrededor de 1,10 por dólar estadounidense y continuará bajando. Por lo tanto, las exportaciones en euros pueden conseguir un pequeño impulso.
Pero hay un problema mayor, que Draghi y sus amigos banqueros Euros no han considerado seriamente: La economía mundial y el comercio mundial se está desacelerando, la QE y la devaluación de la Zona Euro tendrán, a lo sumo, un porcentaje ligeramente mayor de un pastel de exportación, que en sí, es cada vez más pequeño.

Por otra parte, Japón puede responder al movimiento de Draghi introduciendo otra versión de su QE. Y los EE.UU y el Reino Unido,  que hablaban de elevar las tasas de interés, ahora probable retrasen o incluso pospongan hacerlo, en respuesta a la disminución del Euro y el intento de la Zona Euro para obtener una ventaja competitiva en la exportación desde su devaluación QE. Otras economías emergentes es casi seguro que respondan con la reducción de sus monedas. Es una carrera de fondo.

Entonces, es probable que Draghi y la Zona Euro no sólo hayan puesto en marcha un QE sino otra guerra de divisas, así, una serie de devaluaciones competitivas de los bancos centrales por inyecciones de dinero que tendrán efectos decididamente negativos en una economía real y comercio mundial de por sí lentos.

Las devaluaciones competitivas por cualquier medio siempre son actos desesperados contagiosos y peligrosos. Las devaluaciones competitivas en la década de 1930, por ejemplo, contribuyeron significativamente a la profundidad y duración de la gran depresión de la década. Las devaluaciones de los años treinta eran por declaración del gobierno. Hoy, las devaluaciones competitivas son diferentes y por lo general toman dos formas: una es bajando los costes empresariales y los precios mediante la reducción de los salarios y beneficios laborales. España ha promulgado ese tipo de "devaluación de facto" con cierto éxito en el fomento de sus exportaciones, pero sólo a costa de los salarios de los trabajadores españoles. Italia ha estado tratando. Francia tiene planes. Los tres están planeando introducir más "reformas del mercado de trabajo", para continuar el esfuerzo de la competencia a cambio de la reducción de los salarios. Pero toda la Zona Euro donde tienen la moneda, se beneficiarán por la reducción inducida de la QE, aunque sólo sea por un corto período de duración, hasta que lo otros respondan.

Conexión entre las Reformas QE-Mercado Laboral
Es interesante notar que el propio Draghi, al anunciar la QE, pidió reformas más estructurales (léase, reformas del mercado de trabajo o reducciones salariales). Los banqueros y políticos Alemanes han estado pidiendo estas reformas también.
En otras palabras, el debate en Europa es si subsidiar las exportaciones mediante la reducción salarial o mediante la QE - o ambos. La respuesta, por ahora, parece ser las dos, hasta ver cuál funciona mejor.

Sea cual sea el enfoque, las devaluaciones competitivas representan una política de "empobrecer a tu prójimo’. Vamos a crecer a expensas de las exportaciones de los demás mediante el robo de su participación en el comercio mundial de exportación. Ese enfoque también revela la creciente desesperación entre los responsables políticos de la economía capitalista y los banqueros centrales para mantener sus economías en crecimiento, por cualquier medio.

Hoy en día, ya no son todos los botes que navegan en la economía mundial como resultado de la creciente inversión real. Con el cambio a la inversión en activos financieros y la especulación en todo el mundo en relación con la inversión en activos reales - una tendencia clave en la economía capitalista global del siglo 21 - a medida que disminuye la inversión real y el crecimiento real a su vez ralentiza, las economías capitalistas están recurriendo cada vez más a robar el crecimiento de otros países. Eso es todo lo que son las devaluaciones competitivas - ya sea por declaración, como en la década de 1930; comprimiendo los salarios de los trabajadores para reducir los precios de exportación, tal como había estado ocurriendo desde 2010; o por la manipulación del tipo de cambio de divisas QE-precipitado. La reciente QE de la Eurozona llevará las devaluaciones competitivas y guerra de divisas por medio de la QE hasta otro nivel.

La reforma estructural y de «mercado laboral» se trata,, sobre todo, de tomar de nuevo la cuota de los trabajadores del pastel económico existente. La guerra de divisas en forma de devaluaciones competitivas de QE es acerca de las peleas entre capitalistas, sobre quién obtiene que de un pastel económico de lento crecimiento o retroceso. Pero el hecho de que la Zona Euro de Draghi, los bancos centrales de Alemania, y los políticos del euro en general, vean la necesidad de intensificar las dos luchas de pasteles en este momento, es testimonio de una conciencia cada vez mayor, y la desesperación, que el pastel capitalista global no está creciendo como antes, ni es probable que crezca en el corto plazo.

Jack Rasmus es el autor del libro de próxima aparición, "Transiciones a la depresión mundial" por Clarity Press, Spring 2015, y el anterior, "Preludio a la depresión mundial ' y ‘Economía de Obama ', por Pluto Press, 2010 y 2012. Su página web es: www.kyklosproductions.com.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.