La Cumbre de Panamá: imperio o Patria Grande | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La Cumbre de Panamá: imperio o Patria Grande

| Foto: Cuba Debate

Publicado 7 abril 2015
La VII Cumbre de las Américas representa una oportunidad para que los pueblos independientes de América Latina fortalezcan los lazos organizativos contra la injerencia de EE.UU.

La Cumbre de Panamá constituye una oportunidad histórica para que las naciones latinoamericanas y caribeñas refuercen el proceso soberanista y emancipador iniciado hace tres lustros con el destacado impulso que diera el comandante Hugo Chávez al lanzar sendas iniciativas hoy plasmadas en espacios unitarios como ALBA, CELAC y UNASUR.

La tradición injerencista del poder político-militar que predomina en Estados Unidos no conoce límites. La arrogancia y prepotencia con las que actúa no sólo en nuestra región sino en el ámbito mundial, deben ser derrotadas con la fuerza de la razón y la dignidad: América Latina y el Caribe no serán más patio trasero de nadie.

La reciente agresión a la Venezuela Bolivariana, a través del decreto firmado por Obama, constituye una afrenta para todos nuestros pueblos. Venezuela no es una amenaza, es señal de esperanza, es posibilidad de construir un socialismo democrático y es soberanía, autodeterminación e independencia.

La amenaza en este continente sólo puede provenir del gobierno de Estados Unidos, con sus 76 bases militares y sus miles de soldados y espías desplegados en nuestros territorios; la amenaza también proviene de las oligarquías nacionales que funcionan como apéndice del imperio. Los pueblos y gobiernos independientes de nuestro continente deben fortalecer sus lazos organizativos y demostrar a los señores de la guerra que América Latina y el Caribe, con todo y sus problemas y complejidades, son un espacio de paz, trabajo y lucha por otro mundo posible.

Los líderes que se reúnen en la Cumbre de Panamá deben dejar claro un mensaje a Obama y sus personeros: ha terminado la época de su hegemonía incuestionable; sus órdenes y decretos ya no tienen cabida en esta Patria Grande. La Cumbre de Panamá debe enfatizar al unísono: América Latina y el Caribe se respetan, no son una amenaza para nadie, constituyen un espacio de construcción de esperanza y de fortalecimiento de soberanía.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.