Grecia: ¿La subordinación al neoliberalismo? | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Una bandera griega (I) y una bandera europea frente a la embajada griega en Bruselas el 19 de febrero 2015

Una bandera griega (I) y una bandera europea frente a la embajada griega en Bruselas el 19 de febrero 2015 | Foto: Reuters

Publicado 4 marzo 2015
Grecia debe aceptar los dictados de la UE o se enfrentaran a mayores represalias financieras. "Estrangulamiento económico o deuda perpetua" es la lección que da Bruselas a todos los estados miembros de la UE.

Para empezar, vamos a ser claros, el neoliberalismo es una plaga criminal, un asesino que no tiene piedad. El neoliberalismo es la raíz de (casi) todos los males del siglo 21. El neoliberalismo es la causa de la mayoría de las guerras actuales, los conflictos y las luchas civiles en todo el mundo. El neoliberalismo es la expresión de la codicia extrema para la acumulación de recursos por parte de unos pocos, y por el que decenas de millones de personas tienen que morir. El neoliberalismo y su sistema bancario feudal, dirigido por Wall Street y su intrincada red de finanzas internacionales, roba la infraestructura pública, redes de seguridad públicas - inversiones públicas pagadas por los ciudadanos de las naciones - roba a naciones de sus recursos (mano de obra, recursos físicos anteriores y subterráneos ) - por regímenes ávidos de privatización, justificadas bajo el pretexto de "reformas estructurales" a "rescate” de los países pobres, pero a menudo salva países con ricos recursos de la quiebra.

El Rescate por una reforma estructural o ajuste, es sinónimo de engaño. Incluso la jefa del FMI, Christine Lagarde, admitió que el modelo fracasó en Grecia, admitiendo así que la noción de "austeridad" para los pobres como un medio para la recuperación económica no está funcionando. – Eso no es noticia para la mayoría de nosotros.

El concepto neoliberal no es una innovación de hoy. Nació en el 1930 en Europa, como respuesta (sic) a la depresión estadounidense de la década de 1930. Inicialmente se pensó como una forma moderada de dar al sector privado más libertad para las iniciativas e inversiones, al tiempo que limitaba el control del gobierno.
El concepto fue renovado después de la Segunda Guerra Mundial en Washington por asesores de derecha (sic), tales como el American Enterprise Institute, la Heritage Foundation, El Centro de Investigación de Economía Política y similares. En el desarrollo del Reino Unido, el neoliberalismo núcleo duro estaba sobre todo en el ámbito del Instituto de Asuntos Económicos. Prominentes 'Eruditos' elaboraron la idea a través de los años sesenta y setenta, en un fundamentalismo de mercado que se inició en la década de 1980 en los Estados Unidos, durante la presidencia de Reagan y en Europa bajo la primera ministra Thatcher. El concepto culminó en el llamado Consenso de Washington en 1989, que representa una serie de 'todo-va’ en políticas de reforma del mercado, que se adoptarán por las instituciones financieras con sede en Washington, Banco Mundial, BID, FMI, la FED, del Tesoro estadounidense.

Desde entonces, el neoliberalismo se ha apoderado del mundo. No conoce límites. Está influyendo en las economías del mundo como ningún otro concepto económico lo hizo antes. Si no por las armas físicas y guerras con derramamiento de sangre, el neoliberalismo también devasta vidas, causando miseria, destruyendo naciones enteras, por medio de sus instrumentos financieros, principalmente representados por las instituciones de Bretton Woods, Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional - y últimamente también el Banco Central Europeo (BCE), un martillazo económico a 19 países de la zona euro de la Unión Europea. El FMI, el BCE y la Comisión Europea (CE) se han dado a conocer como la infame 'troika', la causa de la asfixia económica de las naciones del sur de Europa - Grecia, Portugal, España, Irlanda - e incluso Italia.

El caso en cuestión es Grecia. El pasado, 20 de febrero, el recién elegido primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y su ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, de Syriza, de la alianza de los llamados partidos de izquierda, pasaron por una sesión maratónica de intentos de negociaciones con Bruselas sobre su € 240 mil millones de deuda, que se vencían a finales de febrero del 2015. Pidieron una extensión de 6 meses sin ningún tipo de condiciones, es decir, - no más programas de austeridad socialmente debilitantes. Quizás estaban soñando, o simplemente no escucharon las advertencias anticipadas, arrogantes y elitistas de las cabezas parlantes neoliberales de Bruselas, especialmente el halcón financiero de Alemania, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y el presidente ultra-neoliberal del grupo de los 19 ministros de Finanzas de la zona Euro , Jeroen Dijsselbloem.

Este último dijo que Atenas había dado su "compromiso inequívoco para honrar sus obligaciones financieras" a los acreedores, y que sostendrá su promesa. Este compromiso se refería al predecesor de Mr.Tsipras, el Sr. Alekos Alavanos,  en una Carta de Acuerdo firmada con la UE.

El resultado era previsible. Tsipras que hizo campaña bajo el lema radical, pero noble, de no 'concesiones' a los señores de Bruselas, y su ministro de Finanzas, se derrumbó estrepitosamente. No consiguieron una extensión de seis meses, sino solo 4 meses - con la condición de que Grecia presente una lista completa de las reformas y sus mecanismos en la noche del lunes 23 de febrero; básicamente la misma lista de medidas de austeridad acordada por el predecesor de Tsipras. La aplicación de las reformas sería supervisada por la troika. Tsipras-Varoufakis aceptaron dócilmente las condiciones de la UE.

Como James Petras pone en "El Asesinato de Grecia" - "Cada institución financiera importante - el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el FMI - marcan la línea: no se permite el disenso o desviación. Grecia debe aceptar los dictados de la UE o se enfrentaran a mayores represalias financieras. "Estrangulamiento económico o deuda perpetua" es la lección que da Bruselas a todos los estados miembros de la UE. Aunque, aparentemente hablando a Grecia - es un mensaje dirigido a todos los Estados, a los movimientos de oposición y a los sindicatos, que ponen en duda los dictados de la oligarquía de Bruselas y los señores de Berlín".
Durante el viernes 20 de febrero, mientras la maratón financiera divagaba en Bruselas, mil millones de euros fueron retirados de los bancos friki, en previsión de negociaciones fallidas y la posible expulsión de Grecia de la zona Euro - el llamado Grexit.

No está claro cómo Tsipras-Varoufakis van a explicar el desafortunado resultado traído de Bruselas a su electorado. Se debe recordar a aquellos que todavía pueden recordar, cómo Andreas Papandreou, miembro del Partido Socialista Panhelénico, elegido como PM después de que Grecia ingresó en 1980 a la UE, traicionó a su circunscripción. Les prometió que Grecia iba a salir de la OTAN y de la Comunidad Económica Europea, que Grecia desarrollaría su propia economía con un crecimiento económico a su propio ritmo. Poco después de las elecciones, renegó de ambas promesas. - ¿Los Griegos compraran las 'explicaciones' de Tsipras-Varoufakis por no honrar los compromisos preelectorales de Syriza?

Grecia, como país soberano, puede hacer retroceder a su estado vasallo de la UE

Grecia tiene varias opciones. Tsipras-Varoufakis deben conocerlas. Tal vez las mantienen escondidas hasta el momento de  "la última trinchera". Para empezar, podrían haber impuesto y todavía pueden, imponer controles a las transferencias de capital estrictos, para evitar la salida de capitales preciosos de oligarcas Griegos, capital que con el tiempo, hará falta para la reconstrucción de la economía de Grecia y tendría que ser reemplazado por una nueva deuda. Aunque esto va básicamente contra el dominio de la libre transferencia de capital de la UE, Grecia, como país soberano, puede hacer retroceder a su estado vasallo de la UE, tomar de nuevo su soberanía y hacer lo que todos los bancos centrales razonables harían en una situación como la de Grecia - imponer restricciones a las transferencias de capital. Después de todo, el euro es también - y sigue siendo - La moneda de Grecia.

A la UE podría no gustarle - ni tampoco a los oligarcas Griegos - pero sería un paso audaz en la dirección correcta. Y si esto resulta en que las amenazas de  Jeroen Dijsselbloem y el  alemán Wolfgang Schäuble, terminan en "sanciones" - entonces que así sea. - ¿Por qué no arriesgarse? – Enviar una carta el lunes, que diga precisamente eso - estamos encantados de aceptar su extensión de 4 meses, pero moralmente, socialmente y económicamente somos incapaces de cumplir con sus condiciones de austeridad. Punto.

La UE no tiene interés alguno en la salida de Grecia. De hecho, tienen miedo de una salida de Grecia, no sólo debido a un incumplimiento potencial de la deuda griega, sino que podría abrir una compuerta para otros países del sur de Europa, y que sigan el ejemplo Griego. Eso sería el fin del euro como lo conocemos. Podría ser el golpe final a la casa de naipes del dólar-euro, casa del dinero de casino.

Tsipras-Varoufakis deben seguir con su promesa - no más programas de austeridad. No más privatizaciones de los bienes públicos, no más recortes en las pensiones y salarios; por el contrario, hacer retroceder los recortes ya concedidos, trayendo de vuelta las condiciones de vida decentes para el pueblo Griego, apartándose poco a poco de la troika ilegal que les impuso miseria.

La deuda de Grecia hoy, se sitúa en el 175% de su producción económica. La mejor - y la  única opción digna socialmente, así como una opción económicamente viable - es salir de la Zona Euro por su propia decisión. Grecia se declararía en bancarrota. Las agencias de calificación Anglosajonas rápidamente  clasificarían financieramente a Grecia, como "basura". Los mercados financieros rechazarían a Grecia. No más dinero, sino mayor presión para que paguen lo que puedan. Grecia estaría en la envidiable posición de negociación de pago de la deuda en sus propios términos - como la Argentina en 2001.

Ningún país puede dejarse morir de hambre, sobre todo cuando la deuda fue contraída ilegalmente o bajo coacción. El derecho internacional permite la renegociación de los contratos - contratos firmados bajo presión o por gobiernos corruptos.

Por último - y tal vez refrescante - Grecia podría mirar al Este, a la alianza entre Rusia y China. Su asistencia bajo condiciones mucho más razonables está prácticamente asegurada. - ¿Por qué insistir en  un sistema depredador difunto, cuando hay nuevas posibilidades de desarrollo prometedoras que se perfilan en el horizonte?

**Peter Koenig es economista y analista geopolítico. Él es también ex funcionario del Banco Mundial y trabajó extensamente en todo el mundo en los ámbitos de medio ambiente y recursos hídricos. Escribe regularmente para la Investigación Global, ICH, RT, Sputnik Noticias, La Voz de Rusia / Ria Novosti, TeleSur, la viña del Blog Saker, y otros sitios de Internet. Él es el autor de Implosión - Una Novela de suspenso económico sobre la guerra, la destrucción ambiental y la avaricia corporativa - ficción basada en hechos y en 30 años de experiencia del Banco Mundial en todo el mundo.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.