Erdogan desenmascara a Turquía | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía | Foto: Archivo

Publicado 22 enero 2015
El error de Turquía ha sido su política hacia la guerra civil Siria y Estado Islámico (IS). En Siria, el apoyo de Turquía para los Islamistas Sunníes ha hecho mella en la posición global de Turquía.

Para disgusto de los estados creados en la llamada "Guerra Contra el Terrorismo", las acciones de Turquía podrían significar un duro golpe a la credibilidad de la jerga mundial de la lucha contra el terrorismo.

Durante décadas, Turquía se ha proclamado como un portador de la antorcha en la siempre venerable "Guerra Contra el Terrorismo". Sus Aliados Occidentales se han unido a la proclama, llamando a Ankara, "nuestro mejor aliado en esta lucha", como lo dijo el embajador de Estados Unidos, Robert Pearson en una conferencia en Estambul para conmemorar el 50 aniversario de la adhesión de Turquía a la OTAN.

La participación militar más famosa del enorme ejército Turco, que cuenta con la fuerza aérea más grande de la OTAN, fuera de los Estados Unidos, es en la guerra perniciosa contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, el PKK, que se inició a principios de 1980. El Estado Turco y sus afiliados causaron inmensa destrucción y cometieron una gran cantidad de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en el Sureste de Turquía. Estrechos aliados Occidentales de Turquía siguen siendo reacios a admitirlo abiertamente.

Como reflejo de la magnitud de la campaña, el esfuerzo militar ha costado a Turquía $ 450.000.000.000, de acuerdo con Yalçın Akdoğan, un diputado de Justicia y Desarrollo del partido gobernante (AKP). Convenientemente, Turquía ha logrado etiquetar sus actos criminales como "contra-terrorismo".

Sin embargo, una serie de recientes decisiones tácticas de Ankara puede haber causado un daño irreparable a la reputación de Turquía. Para disgusto de los estados creados en la llamada "Guerra Contra el Terrorismo", las acciones de Turquía podrían significar un duro golpe a la credibilidad de la jerga mundial de la lucha contra el terrorismo. Después de todo, los que luchan contra el terrorismo encarnan la libertad, mientras que los terroristas opresivos  la rechazan.

El error de Turquía ha sido su política hacia la guerra civil Siria y Estado Islámico (IS). En Siria, el apoyo de Turquía para los Islamistas Sunníes ha hecho mella en la posición global de Turquía.

En su acercamiento a las facciones políticas Kurdas de izquierda, Turquía ha elegido de nuevo dar prioridad a su virulenta oposición a la emancipación Kurda por encima de todo. Ningún acercamiento con Rojava, ningún acercamiento tangible con el PKK.

Mientras que un número de funcionarios Turcos han contribuido a la caída de la imagen del país, vamos a echar un vistazo más de cerca a las declaraciones hechas por Recep Tayyip Erdogan, el Presidente de Turquía. En octubre, el New York Times citó a Erdogan diciendo: "El PKK e ISIS son lo mismo para Turquía. - Es un error verlos de manera diferente. Tenemos que tratar con ellos de manera conjunta".

Entre las fuerzas políticas y militares más potentes contra IS, está el PKK y sus aliados que han proporcionado posiblemente las fuerzas terrestres más eficaces en la guerra de varios frentes contra el ejército Takfiri. En términos de sus agendas sociopolíticas, el movimiento Kurdo de izquierda y los Yihadistas Suníes son enemigos acérrimos. Teniendo en cuenta esto, es sorprendente que el jefe de Estado Turco se arriesgara a perder toda credibilidad con tales observaciones.

Equiparar el PKK e IS, es una de las muchas declaraciones bastante notables pronunciadas recientemente por Erdogan. ¿Qué pasa con la igualdad de género?, Erdogan:
"Nuestra religión [el Islam] ha definido una posición para la mujer: la maternidad - Algunas personas pueden entender esto, mientras que otros no. No se puede explicar esto a las feministas porque no aceptan el concepto de la maternidad - No se puede hacer que las mujeres trabajen en el mismo trabajo que los hombres, como en los regímenes comunistas. No se les puede dar una pala y decirles que hagan su trabajo. Esto va en contra de su naturaleza delicada".

Yuxtaponga estas declaraciones con las de Abdullah Öcalan, quien encabeza el PKK:

"Las mujeres están - consideradas como un recurso valioso en la medida en que producen crías y proporcionan la reproducción de los hombres. Por lo tanto, la mujer es a la vez un objeto sexual y una mercancía. Ella es una herramienta para la preservación del poder masculino y puede, en el mejor caso, convertirse en un accesorio de la sociedad patriarcal masculina - la esclavitud de la mujer es el área social más profunda y encubierta donde se realizan todo tipo de esclavitud, opresión y colonización".

No sólo son las posiciones de Erdogan y Öcalan muy diferentes - uno podría razonablemente plantear la pregunta: ¿cuál de las dos partes se asemeja más a IS?
Describiendo a Turquía como "una de las mayores cárceles del mundo para periodistas", Reporteros sin Fronteras clasificó al país en el puesto 154 en el Índice Mundial de Libertad de Prensa en 2014. Pero nada de esto detiene a Erdogan. Hace apenas un par de días el jefe de Estado declaró: "En ningún lugar de Europa o en otros países hay medios de comunicación tan libres como la prensa en Turquía".

El PKK y Turquía se han involucrado en algún tipo de diálogo para saber si pueden sellar una solución diplomática. El surgimiento de las políticas extremadamente sospechosas de  IS y de Turquía hacia el Califato han puesto en peligro las nacientes conversaciones entre Turquía y el PKK. El liderazgo del PKK ha informado a Ankara que si Turquía permite a la ciudad predominantemente Kurda de Kobane, caer en poder de IS, el PKK pondrá fin al proceso diplomático.

La UE, los EE.UU y la OTAN, todos han criminalizado al PKK, lo han etiquetado como "organización terrorista" y han atacado constantemente sus redes de apoyo. Como se podía anticipar, esto ha contribuido de manera decisiva en la guerra de Turquía contra la emancipación Kurda. El tiempo dirá si las recientes declaraciones de Turquía - combinado con la aparición del PKK como un elemento de disuasión creíble contra IS y Jabhat al-Nusra y el hecho de que la agenda del PKK sea ahora mejor conocida en Occidente - empezará a cambiar la opinión pública en la UE y los EE.UU., en la medida en que se verán obligados, tanto Bruselas como Washington, a cambiar su política de colaboración con Turquía.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.