• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Trump culpa a la globalización, a México y a China de algunos problemas de Estados Unidos.

Trump culpa a la globalización, a México y a China de algunos problemas de Estados Unidos. | Foto: Reuters

teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada
La política económica implementada por China ha evitado que la economía estadounidense y del mundo profundizara la crisis de 2008 y se transformara en una crisis peor que la crisis de los años 30’s.

La mayor parte de los analistas consideran que el proteccionismo y el nacionalismo de Trump están directamente dirigidos en contra de China. Trump está responsabilizando a la globalización de los problemas económicos y sociales en la sociedad estadounidense. En América Latina responsabiliza particularmente a México, y en el mundo a China. Esta es una explicación parcial y deformada, falsa y fácilmente rebatible.

Los problemas sociales y económicos en la sociedad estadounidense se deben fundamentalmente al gran incremento de las ganancias empresariales y a la disminución de la participación de los salarios en la producción global en Estados Unidos.

Esto, unido al gran crecimiento de las ganancias de las empresas transnacionales de los Estados Unidos en el mundo, y en particular, en China; a la disminución de impuestos a las empresas y a los sectores más adinerados, los que a su vez, han obtenido cuantiosas ganancias financieras, ha profundizado la brecha entre los más ricos y la mayoría de la población estadounidense.

Los problemas de Estados Unidos son problemas que se explican en gran medida internamente. Una mejor distribución del ingreso con incrementos de impuestos a las ganancias de los ricos, inversiones en infraestructura; mantención o aumento de los salarios reales y aumento del gasto social, podrían haber resuelto los problemas que Trump culpa a la globalización, a México y a China.

En realidad, la política económica implementada por China ha evitado que la economía estadounidense y del mundo profundizara la crisis de 2008 y se transformara en una crisis peor que la crisis de los años 30’s.

5 razones por las que Donald Trump considera que China es un enemigo de EE.UU es el título de un documento de la BBC Mundo del 16 de enero de 2017, que sintetizamos a continuación:

“La idea iba y venía: “China es nuestro enemigo”. Se colaba en los discursos del entonces candidato presidencial de Estados Unidos, hoy presidente electo, Donald Trump… Y se abrió espacio en la cuenta de Twitter del magnate, incluso años antes de que anunciara formalmente su candidatura a la Casa Blanca “China es nuestro enemigo, ellos nos quieren destruir”, escribió Trump, en la red social, en 2011.”

“En el ámbito comercial, los chinos son unos tramposos”, llegó a decir. “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para hacer que la manufactura de EE.UU. no sea competitiva”, escribió Trump en 2012. En una entrevista, en enero de 2016, dijo que ese mensaje era una broma.”

Las cinco razones son las siguientes:

1. China le ha quitado puestos de trabajo a los estadounidenses

Trump prometió en su campaña electoral que castigaría a las compañías estadounidenses que transfieran sus puestos de trabajo a Asia.

“Miren lo que China le está haciendo a nuestro país […] Están usando nuestro país como alcancía para reconstruir China […] Tenemos que impedir que nos roben nuestros trabajos”, dijo en septiembre, en uno de los debates presidenciales.

2. China ha estado “violando” a EE.UU. con sus exportaciones baratas

En su campaña electoral, Donald Trump dijo que China era responsable “del robo más grande en la historia del mundo”. Acusó a ese país de “violar” a Estados Unidos con sus exportaciones baratas.

3. “China es un manipulador de divisas, el más grande en el mundo”

Ha devaluado a propósito el yuan para socavar los precios globales de las exportaciones.

4. La balanza comercial entre ambos países desfavorece a EE.UU.

La arremetida de Trump contra China parece apuntar a que la globalización ha beneficiado a la potencia asiática y ha perjudicado a Estados Unidos, ubicando a su país en el lado de los perdedores.

5. La influencia de la teoría de Peter Navarro

Navarro, profesor de Economía de la Universidad de California, ha sido una figura influyente en el pensamiento económico de Trump. Escribió dos libros centrados en la potencia asiática: Las próximas guerras chinas y Muerte por China. El 22 de diciembre, el magnate puso a Navarro al frente del recién creado Consejo Nacional de Comercio.

China en la economía mundial actual

La CEPAL en 2012 afirmó: Las tres décadas de reformas económicas en China iniciadas en 1979 representan el proceso de industrialización más intenso que haya conocido la humanidad.

La economía China tiene una presencia predominante en la producción mundial, en el comercio mundial y en las reservas internacionales. El FMI en su documento Perspectivas de la Economía Mundial, octubre 2016, registra que China representa 17.3% del PIB Mundial y desplazó a Estados Unidos como primera potencia económica mundial, ya que éste representa 15.8% del PIB Mundial. La participación de China es bastante mayor a la participación agregada de Alemania, Francia, Japón y Reino Unido (gráfica siguiente). Asimismo, es levemente superior si se incorporan Italia, España y Canadá.

Desde hace algunos años, la participación de China en las exportaciones mundiales desplazó a las principales potencias exportadoras. En 2015, las exportaciones de China representaron 11.6% de las exportaciones mundiales de bienes y servicios. Las estadounidenses 10.8%, Alemania, el 7.5%, Francia 3.6% y Japón y el Reino Unido 3.7%, respectivamente.

China tiene las mayores reservas mundiales: en 2015 eran de 3.4 billones de dólares, nueve veces las reservas internacionales de los Estados Unidos (tablas estadísticas del FMI).

China en Davos, enero 2017

La participación de China en Davos fue tema principal en los medios de comunicación mundial. La BBC Mundo, el 17 enero 2017, tituló su artículo así: China: el discurso con el que Xi Jinping, el líder del gigante comunista, se convirtió en Davos en el último gran defensor de la globalización, en el cual señaló:

“Es el mundo al revés. En Davos, el sitio de reunión por excelencia de la elite capitalista pro globalización, el último gran defensor de un mundo sin barreras comerciales es el secretario general del Partido Comunista chino. Xi Jinping, el primer presidente de China en asistir a la cumbre internacional de Davos en Suiza, ofreció este martes en ese escenario una apasionada defensa del libre comercio y la globalización.

“Al mismo tiempo, en Estados Unidos, el hogar del capitalismo, un nuevo presidente dice que las actuales reglas del libre comercio deben ser desechadas”

“Bienvenidos al nuevo y extraño mundo en el que China, irónicamente, está apareciendo como el último gran defensor del sistema globalizado que por tanto tiempo tuvo en Washington a su más ferviente promotor”.

“Algunos culpan a la globalización por el caos en nuestro mundo, pero nuestros problemas no son causados por la globalización”, dijo el líder chino el martes.

“No habrá ganadores en una guerra comercial. Seguir el proteccionismo es como encerrarse uno mismo en un salón oscuro: puede que evite el viento y la lluvia, pero también se quedarán afuera la luz y el aire”, señaló Xi Jinping”.

Artículo tomado de El Ciudadano

http://www.elciudadano.cl/2017/02/27/362169/donald-trump-y-china/


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitadas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.