• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
De la Soledad del Neo-Liberalismo al Poder de la Comunidad

| Foto: Archivo

Publicado 31 octubre 2014

“Hay una epidemia de soledad aquí en el Reino Unido”. La cultura de la auto- gratificación personal no está proporcionando las respuestas que la gente necesita en nuestros días.

Estoy viajando en un tren de Londres, desde Liverpool Street a mi casa de la infancia en las afueras del este de Londres. Paso el mega- complejo de Stratford City - sede de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y, como resultado, nuevos casinos, tiendas de diseño y restaurantes que insisten en, coma "al fresco", a pesar del impredecible clima de Londres. Las luces brillantes venden autoexpresión a través de la gama de la colección de ropa de otoño, la personalidad en sus encantos, sex-appeal, liberación o salud a través de la cantidad de bienes innecesarios. Piercing, el resplandor de la cultura de consumo homogeneizada. Me anima el folleto "Vivienda Social no Limpieza Social” que un pasajero lleva en el tren: la resistencia al aburguesamiento que está teniendo lugar aquí (sombras inevitables de todos los torneos internacionales futuros y pasados).

A sólo media milla ya estamos en la estación de Maryland, y la Nueva Valla Blanca emerge. Nueva Valla que hace más difícil que la gente se tire delante de los trenes que viajan entre Londres y Essex. Nuevas Vallas intercaladas con señales que leen "Cualquier cosa que hayas hecho, cualquier cosa que la vida te haya hecho, llama a los Samaritanos". Avanzamos un tramo y las vallas vuelven a aparecer en cada parada; Forest Gate, Manor Park, Ilford, Seven Kings, y así sucesivamente. Me baje en Goodmayes, y descubro más de cinco pancartas de samaritanos, una casi cada 20 metros.

Hay una epidemia de soledad aquí en el Reino Unido. El Mercado "tristemente" ha introducido un aluvión de medidas vinculadas con crecientes enfermedades de salud mental y fobias sociales. Los suicidios han aumentado marcadamente en Gran Bretaña y EE.UU. Las personas con bajos ingresos, los desempleados, los discapacitados, los refugiados y otros migrantes son vilipendiados por los medios corporativos, y los políticos responden a través de medidas de austeridad que causan mayor sufrimiento a las personas vulnerables. Las madres renuncian a las comidas para que sus hijos puedan comer. El estancamiento de los salarios y las reducciones del gobierno en el gasto social exprimen a las personas con ingresos bajos y medios, mientras que los súper ricos se hacen más ricos.

Aquellos que causaron la crisis financiera son felicitados en nuestros medios de comunicación por "crear oportunidades" mientras miles de millones de dólares chapotean alrededor de la Bolsa de Valores de Londres. Los bonos de los bancos suben, pero la desigualdad aumenta. ¿Oportunidades de qué, para quién? Incentivos de lucro dejan solo ondas de destrucción, e información sigue saliendo a la superficie sobre la extensión del fraude y la manipulación de los mayores bancos internacionales para aumentar sus ganancias por miles de millones, causando que autoridades locales en los EE.UU pierdan $ 10 mil millones y los propietarios de viviendas tengan que pagar mayores tasas de interés hipotecario.

Las autoridades locales piden a la clase pobre y media apretarse el cinturón, es una época de "austeridad", al mismo tiempo que los salarios se estancan y los servicios públicos disminuyen. Los beneficios empresariales van en ascenso mientras evitan pagar contribuciones fiscales justas, y explotan a los trabajadores, algunos de los cuales responden mediante suicidios de protesta, por ejemplo en las fábricas chinas donde se producen bienes de Apple. Más de dos mil millones de personas sufren hambre todos los días. Guerras que aumentan nuestra inseguridad se libran en nuestro nombre. Escalada de políticas raciales y más de 36 mujeres violadas todos los días.

En este atolladero de la decadencia social, nos animan a "pensar positivamente”, "ser responsable", "ser creativo", participar con "espíritu empresarial". Por casi cien años, las empresas han contratado a psicólogos para asesorarnos sobre la forma de mantenernos preocupados con la auto-gratificación a través de la búsqueda de bienes y servicios de lujo, en lugar de dedicarse a cuestiones sociales que nos afectan a todos. Thatcher aprendió bien de los negocios y dijo la famosa frase "no hay sociedad"; sólo personas con intereses propios. Se suponía que el mercado iba a sustituir a la política, con sus promesas de libertad y eficiencia. Sin embargo, el medio ambiente se degrada, la manipulación, la explotación y la depresión abundan.

El 2 de marzo de 1967 en una charla en el Marietta College, el Dr. Martin Luther King Jr pidió a los oyentes, nunca estar en paz con un mundo injusto. Él dijo: "Yo nunca he tenido la intención de adaptarme a la segregación racial y la discriminación, no tengo la intención de adaptarme a la intolerancia religiosa, nunca he tenido la intención de adaptarme a las condiciones económicas que afectan a las necesidades de muchos para dar lujos a unos pocos, dejar a millones de hijos de Dios asfixiarse en la jaula hermética de la pobreza en medio de una sociedad de abundancia". En cambio, King abogó para que todos se sientan "mal- adaptados a estas cosas, hasta que se llegue a una sociedad justa". Una llamada que sigue siendo relevante hoy en día.

Mal- adaptarse a una sociedad enferma debería considerarse "normal", por lo tanto - y no un símbolo de vergüenza. ¿Cómo podemos dar cabida a la mala adaptación en una sociedad convulsionada, con intentos de vivir en paz dentro de un mundo lleno de problemas? Recientemente le pregunté esto a Jardana Peacock, entrenadora de salud mental. Ella dijo: "la violencia de la injusticia es dolorosa y deberíamos encontrar maneras de tomar medidas para cambiar esa violencia, ya sea a través de la escritura, participando en manifestaciones, creando arte para el cambio social, la educación, la organización o la curación - o tantas acciones como sean necesaria para erradicar estas injusticias". (Coming Alive, Jardana Peacock, ZNet) Las guías de autoayuda nos convencen - por nuestra cuenta – de afirmar nuestro camino hacia una vida más tranquila. En su lugar Jardana dice:

"Tenemos que resistir las tentaciones y los mensajes dominantes que nos dicen, averígualo por tu cuenta. Nos necesitamos unos a otros. La curación no es algo que sucede de manera aislada. Hay algo llamado auto-curación, sin embargo, sigue siendo un viaje activo e interactivo, se necesitan medidas audaces para crear la liberación colectiva. Debemos vivir de la manera que queremos que el mundo sea, en nuestras relaciones con los demás y con nosotros mismos, en nuestras prácticas y en nuestro día a día. No hay una cura para todo o una píldora mágica. Es un proceso y tenemos que ser nosotros mismos el proceso hacia la creación del mundo que queremos".

Revoluciones de la Comunidad que tienen lugar en Venezuela, Grecia, Turquía, la India, México y más allá, son antídotos poderosos contra la idea de que no existe una sociedad - y que la autonomía (o auto-liberación) y la comunidad, son mutuamente excluyentes. En lugar de ello, se promociona la idea de que no puede haber auto-liberación sin la libertad de todos.

En las culturas anglosajonas altamente atomizadas, es imprescindible construir comunidades efectivas de apoyo. En vez de regurgitar la alienación que existe en la sociedad. Los movimientos deben tratar de construir comunidad y la conexión en nuestra forma de trabajar - en nuestros diversos movimientos - hacia una buena sociedad, y en la forma en que vivimos nuestras vidas. Hay mucho más espacio para la curación, el empoderamiento, y la celebración en nuestra lucha por una nueva sociedad. Como dijo Emma Goldman, "Si no puedo bailar, no es mi revolución".

Mientras que los actos individuales de auto-sanación no sanan al mundo, es importante hacer las paces con la injusticia que emana de todos los rincones de la vida moderna. Jardana insiste, una vez hecho esto: "No preguntes lo que el mundo necesita. Pregunta que te hace sentir vivo, y hazlo. Porque lo que el mundo necesita es gente que ha cobrado vida. Ahora, toma un pedazo de papel. Responde a esta pregunta: ¿Cuál es tu mayor súper-poder? Ahora empieza a liderar el mundo a partir de tu respuesta".


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.