Abolir las armas nucleares - Primeros pasos útiles y no tan útiles | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Abolir las armas nucleares - Primeros pasos útiles y no tan útiles

| Foto: Archivo

Publicado 16 enero 2015

La garantía de seguridad negativa (NSA) más urgente  y requerida, es una promesa de todos los estados que tienen armas nucleares de nunca usar o amenazar con usar armas nucleares contra un Estado no poseedor de este tipo de armas.

El mes pasado hubo una cascada de noticias en el frente de armas nucleares. En la Conferencia de Viena sobre el impacto humanitario de las armas nucleares, asistieron 157 países, incluyendo los EE.UU. y el Reino Unido. Después de la conferencia, la tercera de una serie, la nación anfitriona Austria, emitió un compromiso histórico para trabajar “en identificar y aplicar medidas eficaces para llenar el vacío legal para la prohibición y la eliminación de las armas nucleares”, y de cooperar con todas las partes relevantes,” estigmatizar, prohibir y eliminar las armas nucleares a la luz de sus consecuencias humanitarias inaceptables y sus riesgos asociados". Al menos 42 países comenzarán el proceso político de la elaboración de un tratado para prohibir las armas nucleares (adherirse a la Convención sobre Armas Biológicas de 1972 y la Convención sobre Armas Químicas de 1993).

También en diciembre, las Islas Marshall, sometidas a 67 pruebas nucleares por parte de los Estados Unidos entre los años 1940 y 1950, puso por escrito argumentos, en la Corte Mundial, pidiendo a los ocho estados que poseen armas nucleares declaradas - e Israel - comenzar la tarea. El estado del Pacífico (con una población de menos de 70.000) quiere que la Corte Internacional de Justicia ordene a los signatarios del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) de 1968, cumplir su promesa de poner fin a la carrera armamentista,  "lo más pronto posible” y a negociar un tratado sobre el  "desarme total".

En diciembre, la India marcó dos importantes novedades en su capacidad de armas nucleares con base en tierra, con la primera prueba exitosa de 2500 kilómetros de gama Agni-IV, el primer misil balístico indio capaz de poner las cabezas nucleares en el interior de China; y la prueba de la plataforma de entrega para el Agni-V, con su alcance de hasta 3.400 millas, dejando a todo China dentro del alcance. (En el año 2016, junto con el despliegue del Agni-V, la India planea llevar sus primeros submarinos portadores de misiles nucleares en servicio, completando su ‘tríada’ nuclear, aire-tierra-mar.)
Como es bien conocido, la India ha peleado varias guerras con sus vecinos (Pakistán y China) desde su nacimiento como nación independiente en 1947, y la guerra con Pakistán sigue siendo una amenaza presente.

Menos conocido es el hecho de que una "limitada" guerra nuclear entre Pakistán y la India crearía una inyección masiva de "partículas de aerosoles de carbono negro” (hollín) en la atmósfera que reduciría las precipitaciones y las temperaturas en todo el mundo – por una década - con un efecto devastador en la agricultura mundial. Los estudios reunidos por Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear y Médicos por la Responsabilidad Social en el año 2013 indican que: "Además de los mil millones de personas en el mundo en desarrollo que se enfrentaría a una posible hambruna, 1,3 millones de personas en China se enfrentarían a una grave inseguridad alimentaria'.

Otras noticias sobre armas nucleares en diciembre incluyen la amenaza de Rusia de colocar armas nucleares en Crimea, la provincia de Ucrania, que anexionó ilegalmente marzo 2014; una votación de la Asamblea General de la ONU pide a Israel que renuncie a sus armas nucleares, firmar el TNP y someter sus instalaciones nucleares a un régimen de inspección internacional; y los informes de despliegue de China de misiles balísticos de largo alcance en sus submarinos clase Jin.

Cada situación es diferente, y cada país nuclear se enfrenta a diferentes fuerzas que le impulsan a tomar parte en la carrera de armamentos nucleares. Así, mientras que varios medios de comunicación Occidentales intentaron avivar los temores de ataques nucleares lanzados desde submarinos chinos a los EE.UU., se señaló hace varios años que el submarino Jin era más ruidoso que los submarinos rusos construidos en la década de 1970, lo que los hace altamente vulnerables a una guerra antisubmarina si se aventuran más allá de Hawaii para tener a los EE.UU. continentales en rango de alcance. Hans M Kristensen de la Federación de Científicos Americanos observaba en 2009, que esta vulnerabilidad probablemente significaba que la capacidad de misiles balísticos Jin estaba siendo desarrollada para 'escenarios de la India o Rusia que tienen menos fuerzas antisubmarinas’.

Por la lógica de la carrera armamentista, el desarrollo de la capacidad de misiles balísticos lanzados desde los submarinos Jin es un factor que impulsa a la India por su propia fuerza de misiles balísticos lanzados desde sus submarinos. Dadas estas muchas dinámicas complejas, es imposible encontrar una sola medida que reduciría la amenaza de una guerra nuclear en todo el mundo.

Sin embargo, hay una medida que haría una diferencia significativa, la que tal vez debería ser el foco inmediato de esfuerzos de desarme.

Ha habido muchas sugerencias para las prioridades a corto plazo. En el período previo a la Conferencia de Viena sobre el impacto Humanitario de las Armas Nucleares, algunos pensamientos fueron ofrecidos en este sentido desde la perspectiva de creación de Łukasz Kulesa, Director de Investigación de la Red de Liderazgo europeo, una política exterior think tank con sede en Londres. Kulesa desdeñó la idea de que "la eliminación total de las armas nucleares se puede lograr mediante la adopción de tratados sin la presencia de los principales protagonistas nucleares”', describe el texto de ese tratado como un "castillo de arena”. Sostuvo que "necesitamos ideas que no acepten la división del mundo entre pacifistas idealistas y realistas nucleares sino diseñar una agenda en la que los pacifistas realistas puedan apoyar”'.

Kulesa presentó tres prioridades. En primer lugar, señaló que "el atractivo de las armas nucleares parece estar en aumento, y se puede disminuir de manera significativa sólo si se restablece la estabilidad del sistema internacional como tal”. En segundo lugar, observó:

"Igualmente preocupante, algunos estados han estado desarrollando tanto el armamento nuclear como la doctrina para el uso de armas nucleares en el campo de batalla, para atacar blancos particularmente valiosos o para detener un ataque convencional de un oponente.... Exponiendo la peligrosa ilusión de "campo de batalla”- las armas nucleares deben ser una prioridad, sobre todo porque incluso una sola detonación de bajo poder tendría consecuencias políticas, humanitarias y ambientales desastrosas.
Por último, Kulesa señaló el peligro de que la reunión de la Conferencia de Revisión en abril de 2015 podría llevar a algunos miembros a estar tentados a retirarse del Tratado como una manera de demostrar su frustración con el ritmo glacial de cumplimiento de las obligaciones en materia de desarme nuclear".

Hay una medida que ayudaría a hacer frente a las tres preocupaciones de Kulesala, sería que todos los Estados poseedores de armas nucleares declaradas inscriban una 'garantía negativa de seguridad nuclear’ jurídicamente vinculante y global. Una garantía de seguridad positiva es una promesa de tomar medidas para apoyar la seguridad de otro estado si se pone en peligro. Una garantía de seguridad negativa es un compromiso de no participar en (especificas) acciones que puedan poner en peligro la seguridad de otro estado. En relación a las armas nucleares, la garantía de seguridad negativa  (NSA) más urgente y requerida es una promesa de todos los Estados poseedores de armas nucleares declaradas de no usar ni amenazar con usar armas nucleares contra un Estado no poseedor de este tipo de armas.

Esta simple medida ha sido imposible de obtener. Los Estados Unidos poco a poco se ha visto obligado a eliminar las lagunas de su NSA, con el resultado de que en el 2010 el texto de su Revisión de la Postura Nuclear había sido simplificado a este punto: "los Estados Unidos no va a usar o amenazar con usar armas nucleares contra Estados que no tengan armas nucleares que son parte del TNP y en el cumplimiento de sus obligaciones de no proliferación nuclear". Los EE.UU son los que deciden si un Estado no poseedor de armas nucleares está en cumplimiento de sus obligaciones del TNP. También se dan explícitamente la posibilidad de usar armas nucleares para disuadir “un ataque convencional o de armas químicas y biológicas contra Estados Unidos o sus aliados y socios", por un estado que posee armas nucleares, o por un estado que no posee armas nucleares que no cumpla con el TNP (en opinión de los EE.UU)

La Estrategia de Defensa y Examen de la Seguridad d los Británicos también eliminan algunas lagunas en sus NSA: "el Reino Unido no va a usar o amenazar con usar armas nucleares contra los no poseedores de armas nucleares que son parte del TNP.... esta garantía no se aplicaría a cualquier estado en violación grave de las obligaciones de no proliferación”. El Reino Unido, hizo una reserva más amplia que los EE.UU. en relación a las armas de destrucción masiva: "También observamos que, si bien actualmente no existe una amenaza directa para el Reino Unido o sus intereses vitales de los Estados en desarrollo en las capacidades de otras armas de destrucción masiva, por ejemplo química y biológica, nos reservamos el derecho de revisar esta garantía si la amenaza futura, desarrollo y proliferación de estas armas hacen que sea necesario".

Así que el Reino Unido incluye las armas químicas así como las armas biológicas en esta excepción; parece amenazar a estados no poseedores de armas nucleares en el cumplimiento de sus obligaciones del TNP que desarrollaron armas químicas y biológicas; y mencionó explícitamente las amenazas contra armas químicas y biológicas "intereses vitales" de Gran Bretaña (no sólo del territorio británico) como una justificación para el uso o amenaza de uso de armas nucleares.

Por el contrario, China ha ofrecido desde el principio una NSA incondicional a todos los Estados no poseedores de armas nucleares, ya sean parte del TNP o no (así como una promesa de ‘no usar primero’ hacia Estados poseedores de armas nucleares), y ha expresado su disposición a firmar un tratado de NSA jurídicamente vinculante.

La importancia de un tratado-legal NSA, sin vacíos legales jurídicamente vinculante es que restringe la capacidad de los Estados poseedores de armas nucleares a participar en la coerción o intimidación nuclear - lo que llamé ‘terrorismo nuclear’ en un ensayo anterior.

Este es un ejemplo de lo que en otro contexto se ha llamado la "reforma no reformista". La promesa de no usar armas nucleares contra países que no poseen armas nucleares parece completamente sencilla y simple para la mayoría de la gente. Y sin embargo, Gran Bretaña, Francia, Rusia y los EE.UU se han opuesto firmemente a hacer un compromiso legalmente vinculante para este efecto.

Si se firma el tratado de NSA sin-vacío legal, se reduciría el atractivo de las armas nucleares y se contribuiría a la estabilización del sistema internacional; que eliminaría una justificación importante para el desarrollo de los EEUU de las ojivas nucleares de bajo rendimiento; y daría nuevas fuerzas al TNP (especialmente si la NSA se limita a miembros estatales no nucleares del TNP - aunque en ese caso debe quedar claro que sería la Agencia Internacional de Energía Atómica la que decide quién está en cumplimiento de sus obligaciones nucleares, no los EE.UU o el Reino Unido de manera unilateral).

Es posible que el tratado NSA podría convertirse en parte de lo que en Austria llaman 'llenando el vacío legal para la prohibición y la eliminación de las armas nucleares". También es posible que un tratado NSA jurídicamente vinculante sin-vacíos legales, fuera el resultado más útil a corto plazo de presión ejercida por los países que aplican un tratado de abolición nuclear. Lo que es seguro es que si la comunidad mundial no puede obligar a los Estados poseedores de armas nucleares declaradas a firmar un tratado NSA sin vacíos legales, jurídicamente vinculante, nunca será capaz de obligarlos a desarmarse. Esto es realismo nuclear.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
1
Comentarios
. MI COMENTARIO ES EL UNIVERSO TIENE UN SOLO BRAZO Y SE DOBLA HACIA EL TIMON DE LA JUSTICIA. QUIEN SIEMBRA COSECHA, SIEMBRA ODIO Y COSECHA TEMPESTADES SIN EMBARGO SIEMBRA AMOR Y COSECHA RIQUEZAS. LA VERDAD NO ESTA ESCRITA ,.
Nota sin comentarios populares.