Organizarse por Venezuela | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 Organizarse por Venezuela

| Foto: Archivo

Publicado 23 febrero 2015

¿El elefante, que es el poder autoritario de los EE.UU, ganará el día, la  semana, el mes, el año?  ¿O un camino incipiente para mejores resultados persistirá, crecerá aún más, y se extenderá aún más lejos? Es una pregunta histórica mundial.

 

Venezuela es una pesadilla para el mundo capitalista.

Venezuela ha encabezado el surgimiento de América Latina de literalmente siglos de subordinación a los EE.UU. con respecto a los medios de comunicación, las políticas económicas, la cultura y las relaciones internacionales. Sólo eso es ya un delito castigable con la muerte a los ojos de Washington. En efecto, mucho menos provocó que el poder estadounidense participara en el asesinato en masa en Irak, como uno de los muchos ejemplos.

Pero considere Indochina. Millones de almas fueron despachadas de esta tierra con bombas, napalm, balas e inanición. ¿La Razón? Vietnam fue una pesadilla para las élites estadounidenses. El ejemplo que Vietnam dio al mundo de las naciones pobres y débiles fue, ustedes que son explotados por la locura del mercado - vean, hagan como nosotros y así lograrán liberarse a sí mismos y hacerse cargo de su propio destino. Por supuesto, era una ofensa castigable con la muerte, y a la guerra nos fuimos. La amenaza de un buen ejemplo - es decir, de sacar a su país de la dominación imperial de los EE.UU. - necesitaba ser frustrada. Presidentes estadounidenses, uno tras otro, se esforzaron por evitar la liberación, o, en su defecto, para mostrar que el precio de liberación era demasiado alto para ser emulado por otros países. Utilice cualquier cosa que vuele para matar a cualquier cosa que se mueva. Ningún movimiento, ningún país, se arriesgará ligeramente a eso.

Ahora bien, la verdad sea dicha, en ningún momento los EE.UU. creyó, que una revolución Vietnamita exitosa iba a ser un buen ejemplo para el pueblo de Francia, por ejemplo, o Italia, o Australia, y mucho menos para los EE.UU. Ellos se dieron cuenta, sin embargo, que una liberación exitosa representaría muchas cosas para la gente de Tailandia, Egipto, incluso Chile, tal vez, Indonesia y, tal vez incluso la India. Y eso era lo suficientemente malo. Así que, dé rienda suelta a las bombas. Y más bombas, y más.

Dos cosas, por lo menos, son muy diferentes ahora. En primer lugar, la buena, es más difícil desatar las bombas - por lo menos en algunas partes del mundo y en una escala suficiente como para completar la tarea. Los EE.UU. se enfrentan a limitaciones en casa, sobre todo por la increíble valentía de los vietnamitas, que estimularon a movimientos pacifistas y anti- imperiales en todo el mundo, y también por los cambios en los equilibrios de poder en todas partes.

En segundo lugar, también es bueno, pero es muy atemorizante, en verdad Venezuela es mucho más un peligro para los maestros de la guerra y los proveedores de la codicia de lo que Vietnam nunca fue. Hay muchas razones para esto. Vietnam tenía considerable tungsteno, pero Venezuela tiene una gran cantidad de petróleo. Más importante, Venezuela está mucho mejor integrado en su sector local del mundo, y de hecho con mejores conexiones de gran profundidad en toda América Latina, que Vietnam estaba en Asia, por lo que el buen ejemplo de liberación amenaza con propagarse mucho más fácilmente en el caso de Venezuela. Pero quizá sobre todo, en Venezuela no se trata sólo de escapar de la dominación estadounidense. No, Venezuela ha estado tratando y hasta cierto punto teniendo éxito, en ser un buen ejemplo para el resto, en todas partes, en términos de innovaciones nacionales también. Es decir, Venezuela ha estado tratando, y hasta cierto punto con éxito, en el movimiento, institución por institución, hacia la participación real del pueblo - hacia una democracia enriquecida e incluso de autogestión de su población - y hacia una modernización de la economía y afinidad y cultura que todos buscan y con un considerable grado  de consecución de niveles de equidad, justicia y solidaridad. Esto es imperdonable. ¿Consejos? ¿Comunas? Imagínese a Washington contemplando eso. En serio que están tratando de construir ¿QUÉ? Esto tiene que hacerse invisible. Esto debe ser revertido.

Por supuesto, los medios de comunicación están como locos tratando de mantener todo invisible, y lo hacen precisamente porque si el público llega a entender que el movimiento Bolivariano no ha pisoteado la democracia, sino que la ha ampliado - que no ha pisoteado la distribución equitativa, sino que la ha promovido - que no ha disminuido la dignidad sino que la ha agrandado - sus ojos examinarían la realidad en lugar de las mentiras de los medios, y con ese examen, el buen ejemplo, el peligroso ejemplo, se extendería. Y hay audiencia receptiva que está surgiendo en el sur de Europa!

Así que los medios de comunicación de Estados Unidos mienten sobre Venezuela, para mantener las cosas bajo control, y  el Gobierno estadounidense y las élites corporativas en el mundo siguen tratando de detener y revertir las tendencias, apretando económicamente. E incluso tratan de derrocar al Gobierno Venezolano como un paso hacia la represión de sus movimientos sociales y aniquilar su buen ejemplo. Pero cada vez que los golpes de Estado fallan, lo cual es triste desde el punto de vista de los maestros de la guerra, estos demonios sádicos no pierden tiempo llorando. No, ellos siguen tratando de polarizar a la opinión pública Venezolana, para tratar de asustarlos, para tratar de intimidarlos, para tratar de persuadirlos económicamente, y para tratar de asegurarse de que todo el mundo piense que todo es culpa de los Bolivarianos, hasta que los Venezolanos, desesperadamente, tomen decisiones que socaven sus perspectivas de ser un ejemplo realmente amenazador, tales como la centralización de la autoridad, la utilización de la fuerza, etc.

Las tácticas de Estados Unidos, en otras palabras, no son estrechas y simplistas, ni tienen una fecha de caducidad. A los maestros de la guerra, sin duda les gusta ganar en un empuje violento, rápido - sí, gracias, podrían decir. Bueno para los contratistas de la guerra. Pero sobre todo, bueno para matar del susto a aquellos que quieran ponerse a su altura. Así que van a tratar con bombas, si pueden, y, si el equilibrio de fuerzas se opone, como hasta ahora y sospecho que así seguirá, entonces van a intentarlo una y otra vez para diseñar un golpe de Estado. Lo harán mediante el apoyo de sus aliados matones dentro de Venezuela, mediante la difusión de herramientas de violencia de los matones, y, más aún, y lo más importante, como una vez hicieron en Chile para derrocar a Allende, golpeando a la sociedad con presión económica y culpar por ello al inmenso daño que causan las dislocaciones Bolivarianas, por supuesto, para que el público en general se canse y se enoje y pueda ser sometido con mayor facilidad. Eso es lo actual, lo más reciente, y lo de más allá de la política de Estados Unidos desde que Chávez dijo a los EE.UU que se vayan al infierno, y han estado a punto.

¿El elefante, que es el poder autoritario de los EE.UU, ganará el día, la semana, el mes, el año? ¿O un camino incipiente para mejores resultados persistirá, crecerá aún más, y se extenderá aún más lejos? Es una pregunta histórica mundial. Y los maestros estadounidenses de la guerra, incluso más que los Bolivarianos de Venezuela, entienden que, por un lado está el buen ejemplo de Venezuela (que es la liberación, más , incluso una real equidad y auto gestión popular) amenazando con inspirar el cambio en todo el mundo, mientras que en el otro lado está el miedo y la obediencia impuesta, con la esperanza de subvertir los deseos mundiales de la gente, hasta que simplemente la gente sienta que no hay alternativa, por lo que debemos ceder, ya que si no lo hacemos, nos destruirán.

Teniendo en cuenta lo anterior, y dado el surgimiento de crecientes señales de resistencia muy fuertes - Grecia, España, Rojava, América Latina - incluso en algún grado Italia, Francia y los EE.UU también - el futuro de Venezuela, y sospecho que no es una exageración decir, el futuro del mundo, se encuentra actualmente en juego en este conflicto.
Por lo tanto: Venezuela frente a los EE.UU. ¿De qué lado estás?


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
1
Comentarios
La R.B.V.Z Tiene madera en las gentes trabajadoras de su pueblo, ylas maquinaciones de la oposiciòn van a tener que abandonar sus egoismos para que el pais encuentre la soluciòn a todos los obstàculos.
Nota sin comentarios populares.