Gran Bretaña regresa al Golfo | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 Gran Bretaña regresa al Golfo

| Foto: Archivo

Publicado 14 enero 2015
La creación de la nueva base naval en el Reino de Bahréin probablemente inflamará  a la amplia población Suní de Oriente Medio.

En la cultura popular, la decadencia y caída de un imperio es a menudo descrita como un proceso rápido, a veces catastrófico con una clara distinción entre las fases imperiales y post-imperiales. En realidad, los sistemas imperiales suelen ser muy resistentes y adaptables a las circunstancias de poder severamente disminuida. Un ejemplo de ello es el Imperio Británico, que dejó de existir formalmente a finales de los años 1970. A pesar de la caída del colonialismo directo, Gran Bretaña ha mantenido una política imperialista informal como un socio menor en el sistema imperial estadounidense. Los recientes acontecimientos en el Golfo Pérsico son ilustrativos de la lamentable persistencia del imperialismo británico. El 5 de diciembre el secretario de Relaciones Exteriores británico, Philip Hammond, firmó un acuerdo con su homólogo de Bahréin para establecer una nueva base naval británica en el puerto de Mina Salman en el Reino de Bahréin. Será el primero de este tipo desde la retirada de Gran Bretaña "al este de Suez" en 1971. El establecimiento de la nueva base ampliará significativamente las capacidades y la influencia estratégica de Gran Bretaña en la región. La base va a albergar el último modelo de destructores Tipo 45 y dos nuevos portaaviones. Barcos británicos ahora podrán permanecer en el Golfo sin regresar a puertos del Reino Unido. Bahréin pagará la mayor parte de los costos de construcción de las nuevas instalaciones, mientras que Gran Bretaña será responsable por los gastos de funcionamiento.

El diminuto estado de Bahréin (población 1.340.000) es una monarquía absoluta gobernado por la familia Al Khalifa. El Estado de Bahréin moderno fue en gran medida una creación de los Británicos. El arquitecto principal fue Charles Belgrave - el gobernante de facto del país desde 1926 hasta 1957. La alianza de Bahréin con los Estados Unidos (la quinta flota estadounidense opera fuera de Mina Salman) es ahora mucho más importante que sus lazos con Gran Bretaña. No obstante, las relaciones con Gran Bretaña han sido cercanas - con los miembros de la familia real anhelando el regreso del gobierno imperial.

Gran Bretaña también es responsable de la creación de instituciones de seguridad odiados en Bahréin, con un récord macabro de tortura y otros abusos contra los Derechos Humanos. Hasta 1998, el jefe de la Dirección General de Bahréin de Investigaciones de Seguridad del Estado era Ian Henderson - un ex oficial de policía colonial en Kenia durante la década de 1950. Repetidamente implicado en torturas, tanto en Kenia y posteriormente en Bahréin, una investigación sobre las actividades de Henderson por Scotland Yard fue abandonada en 2001 debido a la negativa de las autoridades de Bahréin a cooperar con dicha investigación.

Una minoría Sunita rica domina los rangos superiores de la sociedad de Bahréin, mientras que gran parte de la mayoría Chiíta sufre de pobreza grave. A raíz de los levantamientos en la llamada Primavera Árabe en 2011 en Túnez y Egipto, las manifestaciones estallaron en Bahréin contra el régimen represivo de la familia Al Khalifa. En muchos casos, los manifestantes pedían simplemente una transición a una monarquía constitucional - y no el derrocamiento de la dinastía al-Khalifa, pero los gobernantes de Bahréin respondieron con gases lacrimógenos, detención indefinida de los manifestantes, y tortura. Los líderes de Bahréin pintan la rebelión como una enraizada en la religiosidad reaccionaria. Además, insisten en que las convocatorias a democracia ocultan las aspiraciones verdaderas de querer una teocracia al estilo iraní, y han afirmado en repetidas ocasiones que la oposición a su gobierno es fomentada por la República Islámica de Irán.

Los medios de comunicación ya de por si censurados en Bahréin han estado bajo el control aún más estricto desde el estallido de las protestas. Según Freedom House, Bahréin ahora se encuentra entre los diez países menos libres del mundo. Sentencias draconianas son comunes por el más insignificante de los "crímenes". Por ejemplo, en diciembre 2014 el activista bahreiní, Zainab al-Khawaja fue condenado a tres años de cárcel por destrozar una fotografía del Rey. Su padre, Abdulhadi, está cumpliendo una sentencia de cadena perpetua por fomentar la protesta pacífica.

Gran Bretaña ha respondido a las violaciones de los Derechos Humanos de Bahréin con notable indulgencia. Organizaciones de Derechos Humanos e incluso el Departamento de Estado de Estados Unidos han criticado el ritmo glacial de la reforma constitucional del gobierno. Por el contrario, el Gobierno británico ha afirmado en repetidas ocasiones, con poco fundamento, que Bahréin está dando pasos significativos para mejorar su historial de Derechos Humanos. En octubre de 2012, el mismo mes que el gobierno de Bahréin declaró ilegal cualquier protesta pública, Gran Bretaña y Bahréin firmaron un nuevo acuerdo de cooperación en materia de defensa.

A pesar de las recomendaciones del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento (FAC), el Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth (FCO) se han negado a poner a Bahréin en la lista de "países de preocupación".  En enero de 2014, El príncipe Andrew visitó Bahréin a petición de la FCO. "Hizo hincapié en la amistad y la fuerte relación bilateral entre el Reino Unido y Bahréin" - La visita del Príncipe era parte de la "Gran Semana Británica" de la embajada británica, un evento creado “para fortalecer los lazos de amistad y cooperación entre los dos países”. Increíblemente, durante su visita, el príncipe Andrés declaró: "Creo que lo que está pasando en Bahréin es una fuente de esperanza para muchas personas en el mundo y una fuente de orgullo para los ciudadanos de Bahréin".

Gran Bretaña ha sido fuertemente criticada por la Comunidad de Derechos Humanos de Bahréin por su apoyo inquebrantable a la élite gobernante de Bahréin. En una entrevista en noviembre de 2014 Nabeel Rajab, presidente del Centro de Bahréin de los Derechos Humanos dijo: "Incluso los EE.UU., exactamente no nos apoyan pero no están dando su aprobación al gobierno de Bahréin tampoco. Los británicos, no. Ellos no sólo apoyan el comercio con Bahréin, sino que si cualquier otro país cancela el comercio con Bahréin, con el fin de protestar por los problemas con los Derechos Humanos, ellos  se apoderan de ese comercio".

Rajab especuló que la nueva base era un "regalo" del al-Khalifa a Gran Bretaña por su apoyo visible.

Maryam Al-Khawaja, Director de defensa en el Centro del Golfo por los Derechos Humanos, dijo en una entrevista realizada en marzo de 2014: "mientras que es fácil decir que los países Occidentales tienen un doble rasero sobre violaciones de los Derechos Humanos en Oriente Medio y el Norte de África, el peor país, sobre todo en términos de política exterior hacia Bahréin, es el Reino Unido".

En cuanto a la libertad de prensa en Bahréin, Arch Puddington de Freedom House señaló en 2013: "Las restricciones a la prensa han empeorado de manera constante desde que las protestas pro-democracia se iniciaron en 2011... Muchos periodistas locales han sido arrestados y detenidos sin orden judicial y confesiones han sido obtenidas mediante tortura".

Gran Bretaña respondió defendiendo la trayectoria de Bahréin en la libertad de expresión. En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la embajada británica publicó dos artículos sobre la libertad de prensa - uno escrito por el editor de un periódico controlado por el gobierno, y el otro por una organización política simpatizante con el gobierno. En el primer editor, Anwar Abdulrahman comentó que:

"Las organizaciones de los llamados Derechos Humanos, que, por desgracia, son administrados en gran parte por ex-ideólogos e incluso terroristas, hoy propagan su propia versión de la palabra" libertad... En el mundo actual hay una tendencia frecuente de la prensa de marcar a aquellos en el poder como 'malos', y a los malhechores reales como víctimas".

El anuncio de la nueva base naval británica llega en un momento un tanto curioso. Gran Bretaña se ha retirado de Afganistán, y los militares británicos enfrentan reducciones presupuestarias significativas. La clave de la justificación de Gran Bretaña para el establecimiento de la base es la relación del Reino Unido con los Estados Unidos. El "pivote hacia Asia" de los EE.UU no disminuye la tremenda importancia de Oriente Medio - Pero sí significa que las fuerzas estadounidenses pueden estar más repartidas. Reforzando la presencia militar británica en el Golfo se refuerzan las monarquías represivas que mantienen la línea de Estados Unidos y dan "estabilidad" a la región. Bahréin está pagando la factura, esto es una demostración rentable del valor constante de la alianza anglo-americana. El secretario de Defensa, Philip Hammond reconoció parcialmente este factor declarando que: "A medida que Estados Unidos concentra más de su esfuerzo en la región de Asia-Pacífico, se espera que nuestros socios europeos tomen una mayor parte de la carga en el Golfo, el Cercano Oriente y el Norte de África".

Por otra parte, los recursos energéticos de Oriente Medio son de creciente importancia para el Reino Unido mientras las reservas del Mar del Norte disminuyen. Qatar es el principal proveedor de gas natural licuado (GNL) para el Reino Unido y su importancia como socio comercial de GNL se prevé que aumente la demanda mientras aumenta la demanda Británica durante la próxima década.

Enlaces comerciales entre Gran Bretaña y los Estados del Golfo son también significativos. El Reino Unido es un importante exportador de armas a la región, que está en las garras de una carrera armamentista. El más lucrativo negocio de las armas de la historia británica fue el trato Al Yamamah con Arabia Saudita, con el que aseguraron 600.000 barriles de crudo por día, comenzando en 1985. Más recientemente el primer ministro David Cameron visitó el Golfo para facilitar la venta de 100 cazas Typhoon multipropósito para Arabia Saudita, Omán y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), en un acuerdo combinado por un valor de unos £ 6000 millones. La visita de Cameron también coincidió con el anuncio de una asociación de defensa conjunta entre el Reino Unido y los Emiratos Árabes Unidos. El establecimiento de la nueva base Británica en Bahréin puede facilitar las ventas del Typhoon al Reino. Doug Barrie, analista senior en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, comentó:

"La música de ambiente creado por el acuerdo de la base naval sólo puede redundar en beneficio de las relaciones de trabajo de defensa de los dos lados. Este lazo estratégico más estrecho entre los dos gobiernos ofrece una gran oportunidad para colaboración en defensa, incluidas las posibles ventas de equipos de defensa".

Gran Bretaña afirma que las armas británicas no se utilizan para la represión interna. Sin embargo, la venta de armas es interpretada por los gobernantes de Bahréin como un apoyo tácito; evidencia de que pueden contar con el apoyo Británico a pesar de las críticas internacionales. Por otra parte, Gran Bretaña podría hacer que sus ventas de armas a Bahréin  se condicionen si tomaran en serio el poner freno a los abusos de Derechos Humanos. Los EE.UU han sentado un precedente al retener la venta de armas con el fin de garantizar el regreso de Tom Malinowski, el Subsecretario de Estado de Estados Unidos por los Derechos Humanos, que fue expulsado del país en julio. [1]

Por último, los Estados del Golfo también invierten fuertemente en Gran Bretaña. Los Emiratos Árabes Unidos ha invertido recientemente £ 8000 millones, y se cree que Qatar ha invertido unos 20 millones de libras en el Reino Unido - se prevé que esa cantidad aumente de manera significativa.

Los movimientos recientes de Gran Bretaña en el Golfo podrían interpretarse como un "retorno" al Este de Suez, pero la realidad es que Gran Bretaña nunca se fue - el Reino Unido ha mantenido estrechos lazos con las familias gobernantes represivas del Consejo de Cooperación del Golfo durante décadas. La nueva base, sin embargo, representa una profundización significativa de esa alianza estratégica. Una alianza que es altamente lucrativa para las élites gobernantes de Gran Bretaña, pero un grave obstáculo para el establecimiento de la democracia en el Golfo. Además, la base representa un peligro significativo para el pueblo Británico. La presencia de instalaciones militares Occidentales en el Medio Oriente ha sido un factor clave en el aumento del terrorismo islamista. Como Seamus Milne señaló en The Guardian, la creación de la nueva base naval probablemente inflamará a la amplia población Suní de Oriente Medio, que ven a sus gobernantes como representantes ilegítimos de los intereses Occidentales. Al mismo tiempo, servirá para antagonizar con la clase baja Chiíta del Golfo y la Iraní Chií. Uno podría imaginar que la participación desastrosa de Gran Bretaña en las ocupaciones encabezadas por Estados Unidos en Irak y Afganistán habría animado a la élite gobernante de Gran Bretaña a abandonar su política exterior imperialista. Desafortunadamente, el compromiso de Gran Bretaña con esa política perniciosa es tan fuerte como siempre.

**Alex Doherty es co-fundador de la Nueva izquierda del proyecto y estudiante graduado en el departamento de Estudios de Guerra del King College de Londres. Ha escrito para Z Magazine y Open Democracy, entre otras publicaciones. Lo puedes seguir en twitter @ alexdoherty7

Notas:
[1] Si se va a explicar por qué los estadounidenses son algo más críticos de los derechos humanos de Bahrein se debe probablemente al hecho de que son un jugador relativamente menor en los asuntos mundiales (y como receptor de inversión directa significativa desde el Golfo) los británicos no pueden permitirse el lujo de alienar a los estados del Golfo - que están críticamente dependientes del poder de Estados Unidos para mantener su dominio en una forma en que no dependen del socio menor de Estados Unidos.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.