• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La experiencia de Guido y Estela de Carlotto aviva la esperanza de encontrar más nietos. (Foto: EFE)

    La experiencia de Guido y Estela de Carlotto aviva la esperanza de encontrar más nietos. (Foto: EFE)

Publicado 25 agosto 2014

El daño que dejó la dictadura, las muertes y los acontecimientos de ese entonces, son irreparables, pero el caso de Guido es considerado un logro de la democracia argentina y que potenciará la búsqueda de más nietos desaparecidos.

El reencuentro entre Ignacio Hurban (Guido Carlotto), y Estela de Carlotto, presidenta de la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo el pasado 5 de agosto, avivó la esperanza para muchas abuelas que aún sueñan con encontrar a sus nietos, cuyos padres desaparecieron durante la dictadura de 1977.

Tras 36 años de búsqueda y con 83 años de vida, Estela de Carlotto encontró a su nieto Guido, la persona número 114 que recupera su identidad gracias a la organización que preside. Aunque el daño que dejó la dictadura, las muertes y los acontecimientos de ese entonces, son irreparables, el caso de Guido es considerado un logro de la democracia argentina.

Doce días después, se encontró a la nieta 115, Ana Libertad Baratti de la Cuadra, nieta de Estela de la Cuadra, madre de Elena, quien fue secuestrada en 1977 cuando estaba embarazada.

La joven se convirtió en la nieta número 115 recuperada por Abuelas de Plaza de Mayo luego de que voluntariamente decidiera realizarse un estudio de ADN en que confirmó su identidad.

Interés

Según declaraciones de Estela de Carlotto, desde el momento en el que se encontraron, muchas personas en Argentina han llamado a la asociación demostrando interés en la búsqueda de más nietos desaparecidos, ya que según cifras de la organización, todavía faltan casi 400 nietos por encontrar.

Las Abuelas de Plaza de Mayo han recibido hasta 300 llamadas diarias, cuando lo normal es 15, desde que apareció el nieto perdido de su presidenta, Estela de Carlotto. “Algunos llaman para consultar, otros para aportar datos. En cada caso se los orienta. No paran de llamar”, indicaron fuentes de la organización.

La mayoría de consultas a la organización se realiza a través de correo electrónico al área de Presentación Espontánea y el promedio es de unas 15 por día, pero ahora “los teléfonos no paran de sonar”. El secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, sostuvo que, cuando se generan casos como el de Guido, “se produce una mayor confianza en la gente”.  

La búsqueda sigue

Durante el régimen militar, cerca de 500 recién nacidos más fueron arrebatados de sus padres, al tiempo que estos eran desaparecidos.

La movilización de las familias de las víctimas dio origen a asociaciones como la de las Abuelas de la Plaza de Mayo, cuyo objetivo es “localizar y restituir a sus legítimas familias todos los niños secuestrados-desaparecidos” durante los siete años de dictadura.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.