29 diciembre 2017
Balance parcial del 2017 y perspectivas

En el concierto mundial y en la República Bolivariana de Venezuela, el balance para la derecha con su forma de gobierno capitalista no pudieron ser más halagadores y su recomposición no pudo haber sido mejor para ellos. En cambio, el balance para los pueblos emancipados y los que luchan por el buen vivir y el vivir bien, que no son otros que los que construyen el socialismo, ha sido bastante desalentador, perdiendo terreno y espacio político en unos casos, mientras que en otros se han preservado los espacios conquistados, con cierto estancamiento o preparación para recomponer el proceso de acumulación de fuerzas, por una razón fundamental: nuestros pueblos están inconformes y dispuestos a alcanzar una vida digna y en paz.

Balance parcial del 2017 y perspectivas

     El caso es que a la presente fecha, en la esfera planetaria la guerra como negocio se ha incrementado con pingües ganancias para la industria armamentista, solamente refrenada y enfrentada exitosamente, por Siria, Rusia, China y Corea del Norte, al tiempo que las políticas belicistas del pornopuritano retroconservador, Donald Trump, han cogido fuerza y han contribuido a que el default en el que se encuentra su economía se haya ocultado parcialmente, con un crecimiento económico ficticio de los Estados Unidos de Norteamérica (EEUU), en donde los grandes consorcios económicos de los grupos judeosionistas y del neonazista KuKluxKlan se han fortalecido y extendido su radio de influencia, tanto en suelo estadounidense, como a nivel mundial.

    En esta onda del imperialismo genocida no se han quedado atrás los miembros de la rapiña europea, nucleados en la llamada Unión Europea (UE) y del brazo armado al servicio imperial de EEUU, la OTAN, los que no han  podido pasar de sembrar guerras y genocidio en el Medio Oriente, como en Yemen, Irak, Libia, Siria, Palestina, mientras se aprestan para incursionar en suelo venezolano y no quedar fuera del reparto de botín, con los servicios del Caín de América, Juan Manuel Santos.

    Por otra parte, en las antípodas de lo que representan EEUU y de la UE, se ha mostrado de manera muy tímida, el Movimiento de los No Alineados (MNOAL), pese a lo justo de sus demandas, quejas y declaraciones, porque en la práctica se han dejado domeñar por las formas de diplomacia occidental capitalista que desde el seno de la Organización de las naciones Unidas (ONU) han servido sólo para hacer control de daños y, en definitiva, poner las brasas a favor del gobierno estadounidense, aunque en cada plenaria de la ONU los discursos sean antiimperialistas.

    Es por esto, entre otras razones de carácter económico, que podemos contemplar cómo a cuentagotas, el gobierno sionista de Israel y el de EEUU están liquidando a cada uno de los palestinos, hasta que no quede uno solo con vida en la faz de la tierra, como también hemos presenciado las incursiones de EEUU y sus aliados contra Siria, sólo que en este caso, fracasaron, al igual que están fracasando, hoy, las amenazas e incursiones directas y veladas, contra Irán.

    Y todavía, hay quienes creen que con oraciones, discursos enjundiosos y diplomacia lamebotas, se enfrenta el genocidio al que la ONU hace control de daños, cuando hemos visto que hasta las mal llamadas Fuerzas de Paz de la ONU o Cascos Azules han cometido atrocidades como en Haití recientemente. Pero, por otra parte, ya se está haciendo común esperar el apoyo militar de Rusia y China, cuando lo correcto debiera ser la conformación de una gran Fuerza Bélica de Disuasión y Persuasión nacida del seno del MNOAL.

   Pasando por este lado de la América Latina y Caribeña, el gobierno estadounidense ha consolidado su influencia y poder en la mayoría de países de Centroamérica, en medio del asesinato selectivo de periodistas, activistas campesinos y  de jóvenes estudiantes, como los 43 de Ayotzinapa, las fosas comunes en casos como México y con presidentes corruptos y protoimperialistas como en Honduras y México, mientras que los países del Caribe han sabido enfrentar pacíficamente todo chantaje del pornopuritano gobernante imperial, cuyas consecuencias han pagado a un precio muy alto, pero con dignidad.

    De este lado, desde la América del Sur, los posicionamientos  reacomodos han sido, igualmente, favorables al imperio estadounidense y sus aliados, gracias al desgaste político de gobiernos que se conformaron con mostrarse como “progresistas”, en medio de sus coqueteos con la derecha, pretendiendo una imposible convivencia con el capitalismo o remedando revoluciones que no fueron tales, lo que devino en gobernantes al servicio imperial y protocapitalistas neoliberales, electos democráticamente los unos, mientras los otros asumieron la conducción de sus países con aquella práctica de la dictadura institucionalizada, producto de golpes de Estado parlamentarios y cualquier otro retorcido mecanismo institucional, propio de la democracia representativa.

   Así tenemos, el caso de Brasil, en donde Dilma Rousseff y ahora, Luiz Inácio Lula Da Silva no supieron canalizar ideológicamente a las masas emancipadas, a esa mayoría una vez alcanzada, lo que permitió que un golpista como Michel Temer gobierne con toda comodidad, hasta que le transfiera el próximo gobierno a otro personaje de la derecha servil, que con maquillaje democrático, terminará de privatizar al Brasil, tanto como está sucediendo en Paraguay, en donde el ex obispo  Fernando Lugo, no fue capaz de confiar en las masas y con la excusa de un pacifismo ramplón, no tuvo la capacidad de conducir al pueblo campesino a la victoria de una revolución que nunca comenzó, más allá de la trillada fraseología reivindicacionista. Y si es el caso de la Argentina, más allá de los esposos Kirchner – Fernández, pareciera que en el horizonte de posibilidades, no tuvieron tiempo de garantizar una generación revolucionaria que condujera un gobierno revolucionario, además del cáncer de la corrupción que carcome a todos los gobiernos de Nuestra América, a pesar de la luchas extemporáneas que en cada pueblo se ha librado, lo que ha permitido que personajes dantescos, como Mauricio Macri, ahora gobierne con amplia comodidad de un parlamento a su servicio y bajo los dictámenes estadounidense. Igual sucede en la cómoda democracia capitalista de Uruguay, aunque de vez en cuando se autoproclame como progresista o socialista, para complacer al público de galería. Recientemente, también, se oxigenó y radicalizó la derecha neoliberal en Chile, en donde la falsaria pseudoizquierdista Michel Bachelet, quien no descansó nunca en apoyar el derrocamiento de Chávez y Maduro, terminó devolviéndole el poder al corrupto  empresario, el fascista y filopinochetista, Sebastián Piñera, al tiempo que las izquierdas se dan consuelo en medio de la legalidad burguesa chilena.

   En el caso de la República Bolivariana de Venezuela, el coctel de guerra económica, impunidad (casos: Lorenzo Mendoza et al) y corrupción (casos como el de Luisa Ortega Díaz, gerentes de PDVSA, empresarios, comerciantes y funcionarios del Estado), nos ha llevado a un punto de quiebra, en donde la crisis económica llevada a su máxima expresión, con desabastecimiento programado, boicot y bloqueo económico, han servido como la excusa perfecta para que desde los medios privados se venda al mundo que estamos en “crisis política”, que es decir lo mismo a lo que se conoce como  “crisis de gobernabilidad”, que bien pudiera darse cuando menos lo esperemos, si no se enfrentan las lacras de la guerra económica al detal y si no se recupera el poder adquisitivo de los trabajadores, que entre el sector empresarial y comercial llevaron al colapso en este mes de diciembre del 2017 y que pretenden mantenerlo así, hasta que caiga Nicolás Maduro, ya sea por la vía electoral en el 2018 o por la vía insurreccional, según dictámenes imperiales. El asunto está en que desde EEUU decidieron que el socialismo bolivariano y chavista ha de caer en el primer trimestre del año 2018.

    En el caso venezolano, al igual que en cada uno de nuestros pueblos emancipados, se está resistiendo y pretendemos superar los escollos, para consolidar la revolución  bolivariana, socialista y chavista, en medio de una tensión social en donde lo económico como principal determinación de la relaciones sociales de producción, está causando estragos en cada hogar, a pesar, también, de todas las medidas y paliativos que desde el gobierno nacional se han ideado.

   Ahora bien, como perspectiva en este punto de inflexión, si hay suficiente base ideológica que permita resistir y superar la crisis social venezolana, podríamos consolidar el año 2018 y liberar la economía nacional de la dependencia del dólar estadounidense, de las transacciones con el gobierno y empresas estadounidenses y de los lacayos imperiales, mientras dinamizamos nuevas formas de intercambio comercial,  con el Petro como moneda electrónica y se aplican: un  “control de precios” más allá de la burla del sector privado con respecto a la infeliz iniciativa de los “precios acordados”; una reconversión monetaria que elimine tres (3)  ceros a la actual moneda en circulación (tal y como lo hizo el Comandante Hugo Chávez en diciembre del 2007); importación  de insumos, alimentos y medicinas comprados a países aliados del MNOAL; recuperación de la producción de crudo y sus derivados por parte de PDVSA y; medidas ejemplarizantes que liquiden la impunidad y la corrupción. Por supuesto, en el Poder Popular hay muchas iniciativas y de gran peso. Solo hay que confiar en el Pueblo y empoderarlo, entregándole el Poder real, no delegado. Para todas y todos, ¡feliz año 2018!

NOTAS NECESARIAS:

1. Lo del corrupto Pedro Pablo Kuczynski  (PPK) y el asesino Alberto Fujimori estaba visto de anteojos, pues en el Congreso del Perú lo que había era una pelea entre pranes. Se salvó por unos meses el perrito echado del imperio estadounidense y se liberó al genocida de miles de peruanos. Sólo un alzamiento del Pueblo y de una parte de su Fuerza Armada conjuraría esta afrenta y eso no va a suceder, en esa sociedad altamente corrompida y con falso bienestar social;

2. El fraude en Honduras es el mejor ejemplo de las alianzas fallidas de la izquierda con la derecha, que no conducen a nada bueno; Salvador Nazralla se subordinó al imperio para que el dictador y fraudulento Juan Orlando Hernández siga gobernando;

3. Donald Trump y el primer ministro Benjamín Netanyahu se impusieron al mundo a la fuerza; tomaron Jerusalén y están asesinando a palestinos, con la complicidad occidental de la ONU y su diplomacia de hechos cumplidos y control de daños;

3. El Bono Navideño en bolívares, el cestaticket Niño Jesús, el pernil, los juguetes de San Nicolás y el combo hallaquero, han sido instrumentos directos para el Pueblo, que ha ideado el gobierno de Nicolás Maduro y que han sido criticados y boicoteados de diferentes maneras, aunque nadie ha dicho pío, ni ha enfrentado a los causantes de los aumentos de precios desenfrenados y de la escasez deliberada, porque hay un objetivo, liquidar al chavismo y salir de Nicolás Maduro;

4. Se impuso la moda del éxodo de jóvenes venezolanos a países vecinos y ésta se agudizó porque ya los sueldos no alcanzan ni para comprar un cartón de huevos o un paquete de pañales; pasado un corto tiempo, los profesionales podrán prosperar en países de falso crecimiento económico, porque formar profesionales en Colombia, Chile, Panamá, Ecuador y Argentina, cuesta mucho dinero y estos profesionales serán mano de obra medianamente barata; los jóvenes sin profesiones u oficios calificados, fracasarán en dichos países, en donde unos morirán al pasar a formar parte del hampa y del lumpen, algotros sobrevivirán en el oficio de la prostitución y delitos conexos y otros regresarán a Venezuela, con el sabor amargo de la derrota, pero con un aprendizaje que no olvidarán y una Patria que los recibe y lucha por levantarse del terrorismo económico que hoy atravesamos, los que no queremos irnos y los que no podemos irnos.

Prof. Luis Pino

@l2pino2


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.