• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Más horas de luz aumenta la producción de serotonina, un neurotransmisor considerado la "gasolina" del cerebro.

Más horas de luz aumenta la producción de serotonina, un neurotransmisor considerado la "gasolina" del cerebro. | Foto: EFE

Publicado 18 junio 2017
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Las temperaturas elevadas provocan más cansancio, apatía, mal humor, irritabilidad y un aumento de la impulsividad.

España y otros países europeos permanecen en alerta debido a las altas temperaturas registradas en el este tramo final de la primavera. La doctora y escritora Marisa Navarro explicó que el cerebro funciona bien hasta 35 y 40 grados, pero, por encima de estas temperaturas sufre alteraciones.

Las personas que se encuentran con un trastorno de ansiedad notan cómo se agudiza su cuadro en los meses de máximas temperaturas y, a nivel general, se asocia con más cansancio, apatía, mal humor, irritabilidad y un aumento de la impulsividad, indicó Navarro. 

"Ocurre porque las neuronas no funcionan bien a tan altas temperaturas. Los climas extremos propician las conductas extremas, porque los seres humanos somos muy sensibles a los cambios climáticos, unos más que otros por supuesto", agregó. 

La experta reconoció que la temperatura externa que el cuerpo necesita para poder dormir y descansar adecuadamente oscila sobre los 21 grados. Cuando esta es mayor aumenta el metabolismo porque intenta adaptarse al calor exterior y ocurre también una hiperexcitación cerebral, por lo que cuesta más conciliar el sueño y provoca mayor ansiedad.

Para combatirla, Navarro aconseja comer sano y ligero, descansar adecuadamente, así como no salir a la calle ni hacer ejercicio en las horas de máximas temperaturas.

>> Ola de calor pone en alerta a 34 provincias de España


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.