• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • "No vamos a entregar el Puerto"
Fecha de publicación 12 mayo 2016 - 03:20 AM

Por Camila Aguirre

En medio de un clima de angustia e incertidumbre, Alejandro Logran y Patricio Iveli, dos delegados representantes de los más 170 trabajadores despedidos del Puerto de La Plata, cuentan la lucha que estan llevando adelante junto a sus compañeros para recuperar las fuentes laborales.

El reloj maracaba las 16:35 hs, caminaba por las calles tranquilas y casi desiertas de la ciudad de Ensenada, la cita era en Presidente Perón entre Sidoti y San Martín. En medio de miradas furtivas a los números de las casas, me encuentro con una fachada que indicaba el lugar buscado. Un cartel grande decía "Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles de la Provincia de Buenos Aires". Al acercarme a la puerta me interceptó un hombre, al instante le pregunto si se apellidaba Logran porque no podía recordar su nombre en ese momento, me dice que si y me invita a pasar al edificio.

Una vez allí dentro me encuentro con dos trabajadores más, uno de ellos, el otro delegado, Patricio Iveli. Entramos a uno de los despachos del lugar y empieza la entrevista. Lo primero que me remarca Iveli es el esfuerzo desde hace 3 años que tuvieron que hacer para poder llegar a obtener el trabajo en el Puerto: "Muy díficiles las entrevistas, pasamos muchos filtros y llegamos a tener la posibilidad de capacitarnos, donde había que hacer un logro de desempeño". Es mediante esta política que la empresa Tec Plata (concesionaria del Puerto) seleccionó "un grupo de compañeros que tenían los mejores promedios" y " pudieron hacer una capacitación en Ecuador, en una terminal que tiene ICTSI" en ese país, donde ellos conocieron "el funcionamiento de lo que es una terminal".

Siguiendo con este relato, el otro delegado, Alejandro Logran, aclara que "por parte de la Gerencia teníamos las palabras de ellos que nos quedemos tranquilos que lo que menos querían era tener problemas con nosotros porque no iban a recuperar todo el tiempo y el dinero que invirtieron(...)", pero algo sucedió en cuestión de días, por eso el delegado manifiesta con resignación: "eso fue en febrero, dos semanas después, en marzo, nos despidieron a todos".

El día 28 de marzo es una fecha no muy grata para los trabajadores del Puerto, fue en ese día que recibieron los telegramas de despido, aunque los trabajadores ya conocían la sentencia que la empresa había decidido hacer sobre el destino de ellos. Se habían enterado de su situación laboral vía red social, y una serie de llamadas al personal jeráquico terminó por confirmar la peor noticia: "Circuló un Twitter en el cual decía que los trabajadores de Tec Plata estábamos despedidos, ante eso llamamos al sindicato", hubo "llamados entre los compañeros, entre gente que tenía por ahí un cargo más alto que los nuestros para ver si eso era real y efectivamente ese rumor se hizo realidad", señala Iveli.

Los delegados coinciden en la perplejidad que reinó y todavía reina entre los trabajadores por el esfuerzo que hicieron, llegando a "trabajar horas nocturnas, horas extras, fin de semanas y no cobrar nada de eso", porque el objetivo era que el puerto pueda funcionar y ellos poder lograr una estabilidad laboral, cuenta Logran. Para dar un ejemplo de ello, afirma que la empresa les había propuesto que dejarán de cobrar la carga social del aporte jubilatorio como una forma de "mantener los puestos de trabajo, y entre los compañeros estábamos de acuerdo con eso porque nosotros lo que queremos es cuidar la fuente de trabajo (...), y bueno, si teníamos que hacer el sacrificio, estábamos dispuestos a eso".

En cuanto al tema de la cantidad de trabajadores despedidos, el delegado repasa la operatoria de la empresa en el mecanismo de los despidos: "Nosotros seríamos directos de la empresa 135, después estaba la parte de seguridad, limpieza, comedor, que llegábamos a un total trabajando en TEC Plata de entre 170-180 personas". Además explicó que la empresa fue sacando trabajadores de a poco hasta en marzo de 2016 decidió hacer un despido masivo de 101 trabajadores.

Como una paradoja, Iveli recuerda que antes de los despidos la empresa había firmado la paz social en el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, en donde decía que "no iba a echar a ningún trabajador porque lo único que tenía en valor era el capital humano y el aprendizaje que teníamos los trabajadores. Esto quedo trunco, nos encontramos con el telegrama el día 28".

La reacción que tuvieron al momento de enterarse de que la empresa Tec Plata los había despedido fue establecer una serie de acciones de lucha, la primera medida que llevaron adelante fue "hacer un acampe en la puerta de la Terminal", luego empezaron a "ir a una serie de negociaciones entre el sindicato y el ministerio, en donde se llego a la conciliación obligatoria", comenta el delegado.

La negociación y las causas

En el marco de esas negociaciones, la empresa siempre repetía el mismo discurso y comprometía la reincorporación de los trabajadores a una decisión del Gobierno Provincial. Sobre esta cuestión, Iveli afirmó que las palabras de las autoridades de Tec Plata eran: "si no hay voluntad de la Provincia" en brindar "alguna ayuda fiscal, ellos ratificarían los despidos". Para completar los dichos, Logran manifiesta que "por el momento lo que sabemos es que la empresa no recibió ninguna oferta de la Provincia en cuanto a lo que ellos dicen es la ayuda fiscal".

El auxilio fiscal que pide Tec Plata es lo que permitiría la culminación de las obras de acceso al Puerto y a la ciudad de Berisso (3,5 km de ruta 6 y un tramo de la 90 de unos 7 km, entre otras), porque según argumentan desde la empresa, resulta complicado cerrar un contrato sin tener este tema solucionado. Además, el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología (tiene bajo su órbita las actividades portuarias a través de una subsecretaria) sólo participo en una de las cinco mesas de negociaciones que se dieron en el Ministerio de Trabajo, siendo un actor vital para destrabar este conflicto.

Sobre esta cuestión, Logran dice no saber "si es un capricho o qué de la empresa porque problema de plata no tiene", debido a que siguen "pagando un canon, que vendría a ser un alquiler al Consorcio del Puerto de La Plata donde se presume que es de alrededor de 4 millones de dólares anuales", pero " no quieren pagarnos los sueldos a nosotros que dejamos otros trabajos, que dejamos 3 años de nuestra vida para capacitarnos, poner a punto las máquinas y el sistema operativo que tiene esa terminal, que es único en Latinoamerica".

Buscando una respuesta a la decisión que toma la empresa de despedirlos, realiza una asociación con el contexto actual en donde los despidos ya se cuentan en más 150 mil: "Creo que la empresa vio la oportunidad con todas estas olas de despidos que se estan produciendo y que al ver que el gobierno no hacía nada,digamos si vos no haces nada estas avalando todos esos despidos (...), entonces, la empresa vio eso y aprovecho".

Son varias las especulaciones que se pueden tejer en relación a la decisión política provincial de no buscar una solución inmediata al conflicto, entre ellas esta la competencia que existiría con el Puerto de Buenos Aires, el más antiguo y tradicional del país. Al respecto, el delegado realiza una reflexión y comenta que al coexistir gobernando el mismo partido a nivel Nacional, Provincial y en Capital Federal, debería resultar más fácil emprender las medidas para reactivar el Puerto: "creo que más a favor de nosotros todavía para que se pongan de acuerdo ellos y que todos los puertos que hay en la Provincia y en Argentina funcionen todos a la par, no que uno tenga que cerrar y el otro puerto este trabajando al no dar más horas, porque nosotros sabemos que hay algunos puertos que no dan con el personal para trabajar los buques que tienen".

Siguiendo el argumento anterior, expresa que no entiende como unos puertos "cierran porque no tienen trabajo y el otro no da abasto". En este sentido lanzó una propuesta al gobierno: "tiene que fijar una ley donde decir, a ver, tantos puertos y trabajan todos parejos, todos a la par. Creo que repartir la carga es también lo más justo para que todos tengan el mismo trabajo y no haya que tengan que echar a ningún personal en ningún puerto".

Las consecuencias

Lo que se puede afirmar es la gran inversión que hizo el gobierno provincial anterior para que este emprendimiento vea la luz, por ello Logran señala que "el gobierno sea cual fuese el partido político, invirtió (...) en rutas, que es la ruta 6, que une La Plata con Zarate Campana, el pavimento nuevo de la Avenida 122, de la Avenida 60, que ahí levantaron todo, hicieron todo un asfalto especial para el tránsito pesado. Después se esta terminando la entrada del Puerto, desde la Rotonda del ingreso de Berisso", así como "otros proyectos que había para extender la Autopista, y que llegue más hacía la entrada del Puerto". Por ello considera que "sea el Gobierno que este, tiene que hacerse cargo porque es una inversión que hizo también la Provincia con el dinero de toda la población".

Ante la consulta de si recibían ayuda de otros sectores políticos, Logran destaca el acercamiento que tuvieron con diputados y senadores provinciales, así como concejales de todos los partidos políticos, que los escucharon, y armaron en base a las inquietudes que ellos, "proyectos para que la empresa tenga el beneficio, por el momento, de no pagar el canon que abona para pagarnos el sueldo a nosotros, y una vez que se destrabe esto o que la empresa empiece a funcionar, la Provincia le vuelva cobrar" ese impuesto.

Como conclusión, Logran añade: "estamos decididos a ser lo que tengamos que hacer con el respaldo del Sindicato para poder recuperar la fuente de trabajo", y luego remarco que no van a "entregar el puerto y si es TEC Plata la que no quiere trabajar, que se haga una licitación como corresponde y no una concesión directa", como le fue otorgada a ésta, "y que la empresa que quiera trabajar que se haga cargo del Puerto y trabajen, porque (...) estan las máquinas, esta el lugar, estan los operadores, así que falta voluntad de que se ponga en funcionamiento".

Mientras sigue el conflicto, los trabajadores del Puerto de La Plata continúan en estado de asamblea permanente, así como en contacto con los gremios de la zona y la comunidad en general, a través de reuniones, redes sociales y materiales de difusión.

Perfil del Reportero
Argentina
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.