• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • Mientras Macri hablaba en el Congreso, la policía reprimió a trabajadores
Fecha de publicación 1 marzo 2016 - 11:41 PM

La movilización fue encabezada por el gremio La Bancaria en reclamo por los 47 empleados despedidos del Banco Central por Sturzenegger. Denunciaron ataques con balas de goma y gas pimienta. El objetivo era llegar hasta el Congreso ante la falta de respuesta oficial por los despidos.

Por Marcelo Ibarra Farías

En paralelo a la apertura de sesiones ordinarias en la Asamblea Legislativa que encabezó el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, trabajadores de La Bancaria fueron reprimidos por la Policía Federal y Gendarmería mientras intentaban marchar hacia el Congreso Nacional en contra de las medidas de corte neoliberal adoptadas por el actual gobierno.

Entre las organizaciones que convocaron a la movilización se encuentra la Comisión de Cesantes del Banco Central de la República Argentina (BCRA), integrada por los 47 trabajadores que despidió la nueva administración a cargo de Federico Sturzenegger. Dicha comisión realiza desde hace tres semanas un acampe frente a la sede del BCRA para exigir la reincorporación de los empleados despedidos sin causa. Hasta el momento, no recibieron ningún tipo de respuesta oficial y el acampe ha sido sistemáticamente invisibilizado por las corporaciones mediáticas argentinas.

Luego de denunciar haber recibido “gas pimienta a menos de un metro de distancia”, el secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo, enfatizó que “el acampe va a seguir hasta que el Gobierno no ofrezca la reincorporación a los despedidos”. “Con ese reclamo se irá a la mesa de paritarias, pero no se acordará ningún número si no se reincorpora a los trabajadores”, remarcó el referente gremial. Las paritarias son los convenios colectivos de trabajo mediante los cuales el Estado arbitra entre empresas y sindicatos para acordar mejoras salariales anualmente.

En diálogo con Telesur, Victoria Prado, integrante de la Comisión de Cesantes del BCRA, relató lo ocurrido: “La marcha fue frenada en Avenida de Mayo y 9 de Julio cuando fuimos reprimidos por Policía Federal y Gendarmería Nacional. No pudimos avanzar ni una cuadra por Avenida de Mayo porque en 9 de Julio nos pusieron vallas y desplegaron un cordón de efectivos policiales”.

“La movilización tenía como intención hacerle llegar al Presidente Macri nuestro reclamo porque hace tres semanas que estamos llevando a cabo un acampe y aún no obtuvimos ninguna respuesta”, esgrimió Prado, que subrayó que a la marcha “vinieron compañeros de las seccionales de todo el país”.

También destacó que las fuerzas de Seguridad “golpearon a compañeros” y movilizaron “efectivos de Infantería, Caballería y camiones hidrantes”.

Cabe señalar que dicha comisión recibió el apoyo de  referentes políticos de distintos espacios como el diputado nacional y titular del comité de la Unión Cívica Radical bonaerense, Ricardo Alfonsín, el presidente del Partido Socialista, Hermes Binner y el presidente del bloque de legisladores de la Ciudad de Buenos Aires por el Frente para la Victoria, Carlos Tomada.

“Los 47 trabajadores que hoy están luchando por su reincorporación cumplían funciones tan importantes como las de rastrear e identificar cuevas financieras dedicadas a actividades de banca paralela y operaciones de cambio marginal (tan eficaces para la fuga de capitales como para la generación de corridas y golpes cambiarios), o canalizar consultas y reclamos de consumidores financieros agraviados por prácticas abusivas de los bancos y, claro está, la función no menor de investigar la complicidad del mundo de las finanzas con los genocidas de la última dictadura”, afirmó Pedro Biscay, director y ex vicesuperintendente del BCRA, al diario Página/12.

A los del BCRA, se suman los 100 trabajadores de la UIF (Unidad de Investigación Financiera) que fueron despedidos el pasado 22 de febrero. La UIF es un organismo que tiene como función perseguir los delitos financieros como el lavado de dinero. Delitos que, por su magnitud, son los que más preocupan a los países y tiene relación directa con el narcotráfico.

Entre los despedidos de la UIF se encuentra María Celeste Schiaffino, directora de Asuntos Jurídicos, que se desempeñaba allí desde hacía 13 años y había firmado dictámenes en causas contra el Grupo Clarín y el banco HSBC. Ahora, la UIF tendrá como vicepresidente a María Eugenia Talerico, abogada defensora de HSBC en tres causas por lavado de dinero, que actualmente estudia la Corte Suprema de Justicia. Y como presidente a Mariano Federico, sospechado de haber facilitado la fuga del país de 3500 millones de dólares en 4040 cuentas sin declarar.

Perfil del Reportero
Argentina
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.