• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • México, país de mano de obra barata.
Fecha de publicación 3 octubre 2017 - 02:54 PM

Por Ricardo Alberto Calleja
En el marco de la renegociación del TLCAN, llama la atención como las empresas extranjeras elevan su competitividad gracias a los bajos salarios de los trabajadores mexicanos. En este contexto, resulta sumamente alarmante ver la postura de los negociadores mexicanos, pugnan para que México siga siendo el país con el salario mínimo más bajo en  los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico OCDE, pero, es comprensible la postura de “nuestros mediadores”, quieren que sigamos siendo un país de mano de obra barata para que sea un atractivo para la inversión extranjera, es decir, que empresas de electrónica, ropa, maquiladoras e industria automotriz, entre otras., miren la mina de fuerza de trabajo que hay en México y que deben de aprovechar para incrementar sus ganancias.

En el marco de estas rondas de renegociación, el sindicato más grande de Canadá Unifor, a través de su líder Jerry Días, se lanzó contra el gobierno mexicano por no subir los salarios y en consecuencia de mantener a sus habitantes en la pobreza de manera deliberada. Aunque es claro que es por propio interés que se suban los salarios, es prudente citar las palabras que salieron de la boca del líder sindical canadiense: “Si un trabajador de la industria automotriz de Canadá y Estados Unidos puede ganar 35 dólares por hora, ¿por qué el mexicano no puede ganar 525 pesos la hora?, ellos (obreros mexicanos) merecen el mismo respeto que tenemos en Canadá y Estados Unidos”, esta declaración ha sido la llaga en la herida que despertó al millonario agroempresario y además, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega, pues dijo que “los vecinos del norte deben de meterse en esos temas y que dejen los salarios a lo que dicen las leyes porque son asuntos de índole nacional”.

¿Quién es Bosco de la Vega? Él mismo dice formar parte de una “familia con amplio historial en el mundo agroempresarial”, y es cierto, solo que le falta decir que forma parte también de los empresarios millonarios que pagan salarios de hambres a sus trabajadores, por eso su réplica ante las declaraciones de Jerry Días, tan solo su abuelo, Rodolfo Valladolid Tinajero, dedicado a la exportación de hortalizas, tomates, coles de Bruselas y papas, proveniente del valle de San Quintín B.C, en donde gracias a la paga de 150 pesos al día mantienen a los campesinos en una explotación generalizada, a ello se le suman las enfermedades causadas por los químicos utilizados, de ahí la causa de la huelga de los campesinos de San Quintín en 2015. Para su padre, es la misma historia, pero en Sinaloa.

A la petición interesada de EU y Canadá para que se aumenten los salarios, sale otra distinguida persona del sindicalismo en México, Carlos Aceves del Olmo, Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional de la CTM, quien dijo que: “Esos salarios bien remunerados eran un sueño guajiro para los mexicanos”. La declaración de “Don Carlos” no es nada sorprendente, pues los sindicatos mexicanos nunca han funcionado para la defensa de sus agremiados ni para buscar mejores condiciones laborales, pues el sindicalismo ha sido desviado de su objetivo principal, ahora, solo funciona como mecanismo de sometimiento para los trabajadores, de ahí la razón por la cual los empresarios y líderes sindicales se oponen al alza de los salarios.

Vemos pues, como la clase dominante de México se niega a dar buenos salarios a los trabajadores, por una parte, el actual gobierno a través del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) presume la creación de casi tres millones de empleos, pero lo que no se dice es que esos empleos son los peores y aunado a eso, algo caracteriza al mercado laboral mexicano es el paupérrimo nivel de los salarios que se obtienen por el trabajo desempeñado, por ejemplo, el salario mínimo de un trabajador australiano por hora es nueve veces mayor al de un mexicano. Datos de la Oxfam, muestran que un mexicano trabaja en promedio anual, 2,226 horas y obtiene un ingreso familiar de ¡12,850 dólares por año! Y que tiene que alcanzar para pagar, la alimentación, educación, salud, vivienda, calzado, mientras en los países de la OCDE los trabajadores laboran 1,765 horas con un promedio de remuneración de 23,938 dólares al año por familia.

Para solucionar este grave problema, resulta necesario aplicar una política fiscal equitativa, tal y como lo dice el Movimiento Antorchista en uno de sus 4 ejes fundamentales, lo que significa que, paguen más los que perciban mayores ingresos pero al mismo reducir los impuestos a los que perciben un salario muy bajo y dirigir el gasto social hacia la clase oprimida, para llevarles los servicios básicos a los que todo mexicano tiene derecho, pero para eso, hay que cambiar el modelo económico causante de estos abusos, por uno que se preocupe por el bienestar de la sociedad. 

Perfil del Reportero
México
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.