• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • Lo que no debemos permitir nunca
Fecha de publicación 8 junio 2016 - 11:31 AM

“Lo que no debemos permitir nunca”…

© Por Pablo Virgili Benitez
(Editado y mejorado en corrección de estilo por María Alejandra Almeida)

A estas alturas, los que lean este artículo terminarán pensando que me he metido a maricón o me he vuelto loco. Sí, porque sin pelos en la lengua la gente siempre piensa lo peor, pero ojalá lo hicieran con razón y mente abierta, y no como encerrados tras las rejas de los muros de un castillo medieval.

En pleno año 2016 del siglo XXI es inaudito que el machismo siga haciendo mella en la vida cotidiana, tanto de mujeres como de hombres. Sí, porque esa corriente de vieja data está afianzada como el ancla del Titanic en el fondo del mar, y llena de pensamientos de esta pusilánime sociedad que se baña con la tecnología, pero se empapa de ignorancia.

Les cuento, el fin de semana caminé por las calles del parque más céntrico de la ciudad y encontré a una pareja de jóvenes (sentados en un banco) discutiendo fuertemente. Me asombró aquel escollo en plena vía pública, porque, al escucharlos, descubrí que el chico le reclamaba a su novia debido a que le había dado like (me gusta) en Facebook a una publicación de su amiga que decía algo así como: “el truco está en hacerlo rico y no enamorarse”.

Imagino que la acalorada discusión venía dada por un craso error de interpretación. Lo que muchos pensarían es que aquella frase significaba que el truco está en hacer el amor rico y no enamorarse. No sé, divago yo, o al menos así me lo dieron a entender ellos.

Válgame Dios señores, que bobería más grande, que reclamo tan insólito digno de haber detenido mi trayecto para darle dos bofetones en la cara a ese pendejo, quien en lugar de disfrutar el amor de su novia le reclamaba por una cuestión, que más que hombría demostraba estupidez. Es que ya en este mundo tan esquizofrénico nada me asombra. Sí, porque ahora nosotros los hombres nos creemos dueños de nuestra pareja. Tal parece que el registrador nos dio un certificado de propiedad sobre nuestra mujer, si así lo han hecho hasta ahora no me entero donde ha sido, y si así fuere o el registrador estaba borracho o bien loco…

Es imperdonable permitir que se sigan dando estos episodios de machismo, que a la larga terminan en violencia doméstica y maltrato hacia la mujer. Más que sentarnos a pensar en las causas hay que buscar soluciones a este cáncer social que mengua el desarrollo normal de los seres humanos.

Ya muchos me estarán declarando como feminista, y tal vez lo soy y lo seré con orgullo, porque serlo no me quitará ni un ápice de masculinidad. Más bien me darán más fuerzas y ganas para defender al ser más bello que habita sobre este planeta: las mujeres, las causantes de nuestras locuras de amor y las que llevan en su vientre la vida de nuestros hijos. Así que lo que hay que hacer es unirse para romper las barreras del conservadurismo y el machismo brutal que desangra a esta sociedad tan loca, como tan cuerda.

Yo soy el primero en levantar la bandera blanca de la paz y en dar el paso al frente. Los que quieran defender a las mujeres conmigo que se sumen a mi criterio, los que no que se queden dónde están, hundiéndose en el pasado y en las instancias de lo medieval. Mientras tanto sigamos esperando porque un like sea muestra de cariño y no de discusión…

https://www.facebook.com/Escribiendopuntonet/

© www.escribiendopuntonet.blogspot.com 

Perfil del Reportero
Ecuador
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.