• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • La instrucción de juez brasileño Sergio Moro en los EEUU
Fecha de publicación 10 marzo 2016 - 11:26 AM

Hoy tomé conocimiento, en el blog "Conversa Afiada", del prestigioso jornalista Paulo Henrique Amorim, de un artículo en Washington Post, escrito en diciembre ultimo, que elogiaba elocuentemente el juez Moro, diciendo que él valora mucho la justicia estadunidense y su eficiencia.

( http://www.conversaafiada.com.br/economia/governo-americano-treinou-moro

https://www.washingtonpost.com/world/the_americas/brazils-new-hero-is-a-nerdy-judge-who-is-tough-on-official-corruption/2015/12/23/54287604-7bf1-11e5-bfb6-65300a5ff562_story.html )

Él es descrito como siendo un "nerd" y que trata la corrupción con dureza. La presunta corrupción fue descubierta, diz el periódico, tras el inicio de sus trabajos en la infame operación "Lava Jato".

El juez diz que aprendió con investigaciones extranjeras, como la "Manos Limpias", en Italia.

Mismo si el articulo cita declaraciones de un de los más influyentes juristas brasileños, Ives Gandra Martins, que denuncia la "tortura mental" contra personas presas sin cualquier acusación formal, solamente para forzar delaciones, en contra de lo determinado constitucionalmente, todo el artículo, desde su título, es una oda a la presunta honestidad del juez, que surge como un héroe por la limpieza de un país corrupto. 

Olvidase, no se sabe se intencionalmente, que el héroe ya participó de innúmeros eventos promovidos por liderazgos de la oposición (incluso siendo premiado en algunos de ellos), y que está permanentemente filtrando informaciones para los medios de derecha, al mismo tiempo en que el Ministerio Público persigue los medios independientes, como los periodistas conocidos como "blogueros sucios", principalmente cuando denuncian los procedimientos ilegales del juicio. 

Olvidase también que diversos liderazgos de la derecha fueron delatados en el ambito de la "operación Lava Jato", pero las denuncias fueron archivadas, mismo tiendo indicios materiales que justificaran la apertura de investigación. Los media, además, ocultan todas las denuncias en contra de los amigos, pero espectacularizan aquellas en contra del gobierno, el enemigo a ser abatido a todo costo.

Al final, curiosamente, el periódico informa sin cualquier ceremonia, que el juez, en sus procedimientos, se basa en el proceso legal estadunidense, y que ha estudiado, por un mes, en la prestigiosa "Harvard Law School", tiendo sus estudios sido financiados por el Departamento de Estado de aquello país, con dinero destinado a la formación de "potenciales liderazgos".

Aún más curioso es que los comentarios fueran cerrados al público por el periódico, impedindo manifestaciones contrarias al tono del artículo (hay solamente ocho, todos de brasileños, elogiando la actuación del juez. No hay siquiera una crítica al héroe).

Irónicamente, este juez es intocable, mismo con todas las denuncias de politización de su juicio, indicadas por su estrecha y pública ligación con fuerzas de oposición y extranjeras. 

El Consejo Nacional de Justicia y el Supremo Tribunal Federal simplemente ignoran las leyes y, como decimos en Brasil, "juegan para la platea", o sea, buscan corresponder, mismo con expedientes ilegales, al clamor público, no por justicia, pero por ajusticiamiento. Mantienen el juez como el capo de un juicio que se ha compuso con fines políticos, utilizando brechas en las leyes para justificar su manutención.

La hola de ajusticiamientos en Brasil, que sin duda utiliza la sed de justicia del pueblo - desinformado sobre la necesidad de un sistema legal que permita la amplia defensa - para cometer graves infracciones en contra de la Constitución, como si los fines justificaran todos los medios, mismo que ilegales.

Pero este guión esta siendo escrito hace mucho. Las inversiones en el caos alimentadas por los media que cubren la rutina policial, ha construido una impresión en el inconsciente colectivo de que la ley no es cumplida por el Estado. Los presentadores de dichos programas estimulan el pueblo a desear una justicia sumaria, en que los juicios deben ser inmediatos, así como la aplicación de la pena (a depender del criminoso, debe ser la muerte). El resultado es la hola de linchamientos morales y físicos de sospechos en los medias y en plaza pública.

La desesperanza el la política es otra de los mensajes difundidas por los media monopolistas, que difunden la imagen de los políticos como necesariamente sucios, deshonestos, que los partidos actúan solamente en conveniencia propia, mismo los progresistas. El desencantamiento con la política hace con que el pueblo se aleje del proceso decisorio, dejando el terreno libre para que intereses de las grandes corporaciones, como aquellos del pequeño grupo que monopoliza la información en Brasil, pueda pautar el Estado en provecho propio.

Perfil del Reportero
Brasil
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.