• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • La estrategia de la guerra estadounidense contra gobiernos progresistas
Fecha de publicación 16 octubre 2015 - 07:51 PM
La Casa Blanca ha emprendido una guerra sin tregua contra cualquier país que se atreva a elegir a un gobierno de carácter progresista.

Una lucha sin cuertel viven los países como Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Brasil, por haberse atrevido a elegir gobiernos que no se presten a los chantajes del FMI, El Banco Mundial y otras entidades del Sistema Financiero Internacional.

Dichos países han emprendido un nuevo horizonte en la lucha por una democracia participativa, la defensa de la soberanía y la auto determinación de los pueblos, política que contradice la pseudo democracia americana aplicada a países con gobiernos de derecha cuyo fin dista del deseo del pueblo y por ende de las  grandes mayorías. 

El objetivo de esta guerra mediática es instaurar gobiernos de ultra derecha, por medio del terrorismo y la desinformación. Estos gobiernos de corte derechista se plegan a las recetas y recomendaciones de los Organismos del Sistema Financiero Internacional que solamente traen más sometimiento a las grandes mayorías, por medio de la privatización masiva de las empresas estatales a favor de consorcios internacionales y, o de la empresa privada nacional que sirve de testaferro a los capitales de las multinacionales del capitalismo mundial, las cuales adquieren a precios irrisorios ( luego que el sistema neoliberal ya haya implementaron una política de desfalco sobre las mismas) para financiar los movimientos democráticos de derecha. Este movimiento de capitales y de políticas intervencionistas busca promover la corrupción de la sociedad, comprando conciencias y ensuciando el capital nacional inmiscuyéndo a empresarios nacionales promoviendo la polarización de los poderes del estado y estancando la economía nacional.

EL MÉTODO
Según Srda Popovic, fundador del movimiento serbio Otpor y arquitecto del golpe blando, reconoce que su movimiento recibe financiamiento de Estados Unidos; pero no ve “problema en ello”. Admite que su organización “asesora” a quienes desean derrocar al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. También está activa en aquellos países donde los gobiernos son incómodos para Washington, como Rusia e Irán. Y asesoró a la oposición a Yanukovich en Ucrania, hasta que lo echaron del poder. Sin embargo, no promueve revoluciones de colores en naciones con más problemas y descontento social, como México, Honduras o Colombia. Tampoco asesora a los palestinos que padecen la ocupación de Israel. Según el sitio web voltairenet.org.


MODUS OPERANDUM
Primero, desconocer su legitimidad de origen, denunciando su elección como fraudulenta. Si es posible, que Estados Unidos y algunos países europeos desconozcan al electo.

Segundo, organizando "protestas espontáneas" de la población contra quien se robó las elecciones.

Tercero, provocando disturbios, destrozos y enfrentamientos, para poder decir que ese gobierno "sembró la discordia y la desunión en el país" y cuestinándolo duramente si aplica la ley contra los sediciosos, exaltados como "combatientes de la libertad"..

Cuarto, sometiendo a ese gobierno a una implacable campaña de mentiras y calumnias a través de un terrorismo mediático orquestado interna e internacionalmente.

Quinto, suscitando la solidaridad de los "presidentes ejemplares" y otras personalidades notables de la región, exhortando al usurpador a abrir los canales de diálogo y presentándolo como un energúmeno intolerante y despótico.

Sexto, lanzando una campaña de "desabastecimientos programados", ataques contra la moneda local y otras formas de guerra económica, para indisponer a la población y promover saqueos de los comercios, con lo que la "propiedad privada" se encuentra amenazada y se requiere un golpe de autoridad para imponer el orden.

Séptimo: de ser posible, crear una tensión militar sea por un litigio fronterizo, la incursión de fuerzas regulares en el territorio del usurpador o algo parecido. También, por la iniciación de actividades ilegales de una gran transnacional en una zona en la que se había acordado no permitir la explotación de ningún recurso natural hasta que el diferendo no hubiese sido resuelto.

EL INICIO DE ESTA OLA PSEUDO REVOLUCIONARIA
la primera del siglo XXI, se encuentra en la Revolución Bulldozer de Yugoslavia en el año 2000.Desde ese año, una serie de revoluciones y movimientos sociales han tenido lugar a lo largo del mundo.Teniendo esto en cuenta, fue el “pistoletazo de salida”:
Las que siguieron a esa primera revolución del S.XXI y que consideradas propiamente como Revoluciones de Colores:
Revolución de las Rosas (Georgia 2003)
Revolución Naranja (Ucrania 2004)
Revolución de los Tulipanes (Kirguistán 2005)
En el caso de la Revolución Blanca de Bielorrusia en el año 2006 no se engloba dentro de las Revoluciones de Colores debido a que no se dio un cambio político.
Revolución del Cedro (Líbano 2005)
Revolución Verde (Irán 2009)
Revolución Twitter (Moldavia 2009)
Revolución de los Jazmines (Túnez 2010-2011)
Una de las principales características de las consideras Revoluciones de Colores es la utilización de movimientos de la mal llamada sociedad civil compuesta por ONG'S financiadas y aserradas por el congreso norteamericano y específicamente en el caso de Nicaragua por la Congresista, Ileana Ros-Lehtinen. Congresista republicana de origen cubano por el estado de LaFlorida. Preside el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara.
Fuerte impulsora de la política anticubana, logró ser electa para el Congreso federal con la asesoría de Otto Reich y Jeb Bush. Tuvo apoyo para ello en la Fundación Nacional Cubano Americana y su líder Jorge Mas Canosa. El favor de la fundación lo había ganado haciendo campaña a favor de la liberación de Orlando Bosch en 1989 y a favor de Luis Posada Carriles abiertamente o de manera oculta. Ha apoyado a diversas organizaciones terroristas.
Acérrima impulsora de una política contrarrevolucionaria de “línea dura”, fue apodada en Cuba como “loba feroz” por su entusiasta colaboración en el secuestro del niño Elián González.

En una entrevista para el documental 638 Ways to Kill Castro,[1] declaró que:
Apruebo la posibilidad de ver a alguien asesinar a Fidel Castro.
Estos movimientos son llevados a cabo en tiempos electorales donde se caldean los ánimos de (politiqueros) personas dispuestas a recibir una pequeña cantidad de dinero o promesas de puestos de liderazgos en los organismos no gubernamentales y partidos políticos, sin menoscabo del daño que provocan a los más pobres y desprotegidos del mundo, sumiendo a los países en más miseria pobreza y desigualdad.
Esta es la nueva forma de sometimiento Imperialista para mantener la bota del Imperio sobre los pobres del mundo para fomentar su poderío politico-militar sobre los más desprotegidos.

Perfil del Reportero
Nicaragua
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.