• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • LA MATRIZ GOLPISTA
Fecha de publicación 27 marzo 2016 - 01:57 PM

ENFOQUES "85" Años LA MATRIZ GOLPISTA


El Golpe de Estado como solución Política Un dilema moral de los argentinos

Por: Marcelo Giannatiempo

“CUALQUIER SIMILITUD CON LOS ANTIPERONISTAS DEL 55 O LOS ANTIKIRCHNERISTAS DE HOY ES PURA COINCIDENCIA”
Quizá algún radical lea esto y pueda recapacitar sobre quienes fueron y son los enemigos de la democracia y de los Gobiernos populares. Pues podrían darse cuenta que son muy similares los argumentos de los factores de poder de hace 85 años a los de hoy. LOS NEGRITOS DE YRIGOYEN, LOS DESCAMISADOS DE PERON, LOS PLANEROS- CHORIPANEROS DE HOY. Son distintas maneras de llamar al pueblo que vota gobiernos de inclusión y no de exclusión. A GOBIERNOS POPULARES QUE INTENTAN CONFUNDIR CON POPULISTAS.
LA MATRIZ GOLPISTA
En 1928 la Unión Cívica Radical, se lanzaba a Gobernar por tercer periodo la República Argentina. (Partida entre personalistas Yrigoyenistas y antipersonalistas. Radicales aliados a los conservadores) Los Yrigoyenistas promueven como candidato a presidente a Hipólito Yrigoyen quien gana la elección presidencial contra la Unión Cívica Radical Antipersonalista con Leopoldo Melo como candidato a presidente. 
Esto fue un golpe demasiado duro para los opositores de la U.C.R y los aliados radicales; Y la conspiración conservadora con sus socios políticos y militares, se hizo visible. Recurriendo a publicaciones panfletos, escritos y algunas marchas cívico-militares disfrazadas como desfiles o actos en homenaje a distintas fechas históricas de la guerra por la independencia o a sus héroes; Se comenzaba a forjar el engranaje de una maquinaria golpista sistemática, para apropiarse del gobierno y desde allí someter a su voluntad a las estructuras democráticas, el Parlamento, la Justicia, los Derechos Civiles, la Constitución y el pueblo.
El 6 de septiembre de 1930, la amenaza del golpe de estado se transformó en realidad, el General José Félix Uriburu, se levantó en armas contra el Gobierno Constitucional del Presidente Hipólito Yrigoyen. Se producía en el país por primera vez el atropello de los Derechos Constitucionales  con un despotismo absolutista y una intolerancia política tal, que no les importo ver pisoteado los valores republicanos, los derechos civiles y políticos, los fundamentos morales  y éticos. Quebrando por primera vez el orden Constitucional y postergando a la República a una mera enunciación de mínima expresión. Ya que todos los atributos necesarios para considerar a una República como tal fueron ultrajaros de forma violenta. La investidura y los atributos Presidenciales fueron cercenados y las libertades civiles e individuales violadas. El engranaje de la opresión dictatorial se había puesto en marcha. La tiranía autocrática era una realidad, la Nación fue humillada y Bastardeara. Se dictó la ley marcial y se restableció la pena de muerte, los tribunales ordinarios fueron sustituidos por los de justicia militar, no se aceptaba la defensa pública y las sentencias de muerte se aplicaban por leyes especiales sin necesidad de proceso judicial, los fusilamientos en las penitenciarías y cárceles del todo el país ocurrían diariamente, en los primeros meses del proceso militar, las torturas fueron una constante durante toda la década y décadas y décadas y décadas…
(L. Melo En 1931 LUEGO DE LLEGAR AL GOBIERNO POR METODOS FRAUDULENTOS Y CON LA UCR PROSCRITA, apoyó la candidatura de Agustín P. Justo y se sumó a la Concordancia con la Unión Cívica Radical Antipersonalista siendo designado Ministro del Interior. Bajo su mando se instaló la Sección Especial de la Policía Federal que comenzó a utilizar sistemáticamente la tortura contra los opositores en la Argentina.)
"El quiebre institucional de la República causado por el Golpe de Estado del 6 de septiembre de 1930 marco a sangre y fuego nuestro destino como Nación."
                                    
La democracia representativa de la Nación Argentina, tiene su expresión republicana a través del sistema de partidos políticos, siendo la función primogénita de estos, en primer termino, la creación y el sostenimiento del Estado Democrático y por otro lado la mediación entre el Estado y el Ciudadano, es decir, los partidos políticos deben ser las instituciones naturales de referencia entre el pueblo y los poderes Ejecutivos, Legislativos y Judicial. Sean estos  Nacionales, Provinciales o Comunales. Los partidos políticos son instituciones que trascienden a sus fundadores y dirigentes que lo integran, los actos públicos y privados de estos, no tienen porque, resultar vinculantes al partido político que pertenezcan, pues si esto fuera así, el basamento democrático de la Nación se encontraría debilitado, dando lugar a intentos de algunos sectores antidemocráticos para la creación de Estados Totalitarios, que suelen ser fomentados por intereses económicos. En el poder del voto, esta la libertad de los pueblos; Los ciudadanos de una república son iguales, libres y soberanos mediante el voto, pues no hay entre los sufragantes de una elección diferencias, sociales económicas, religiosas o culturales. Es esta igualdad  la que da basamento, a una república; Siendo el estado de derecho fundamento primordial de una democracia.
El apoyo civil al golpe:
La política del Radicalismo desde su nacimiento, y mucho más aún al llegar al Gobierno fue sumamente popular abarcando en su mayoría a las clases sociales más bajas y marginales, llamadas por esos tiempos los orilleros o la chusma, La clase media también en su gran mayoría formaba parte de esta Unión Cívica Radical por otro lado los chacareros y los pequeños estancieros se encontraban representados por la política del partido. Los grandes terratenientes  y las familias acomodadas, que por años se habían beneficiado de los favores y las corruptelas políticas, sentían que eran invadidos por estos sectores a los que consideraban marginales, ( ciertamente existían entre algunas de estas familias o algunos de sus integrantes simpatías por el radicalismo y su política social, pero ocultaban dicha simpatías en público) lo cual fue provocando en la seudo aristocracia Argentina un encono hacía ese partido popular, fomentando un caldo de cultivo para el golpe de estado en salvaguarda de las buenas costumbres y el honor de los Argentinos de ley. No hay posibilidad de que un golpe de estado tenga éxito si en la población civil no encuentra sustento y apoyo, no necesariamente este apoyo debe ser tácito y de armas tomar, alcanza con la indiferencia y la pasividad del pueblo ante el asalto por la fuerza de las instituciones legalmente constituidas.
         A manera de ilustración del apoyo de las clases más desprotegidas desde los comienzos de la U.C.R. Se leía en el diario “Tribuna” al día siguiente de un acto del radicalismo en la Plaza de Mayo, lo siguiente:
“… Apenaba el espíritu ver desfilar por las calles más céntricas de esta ciudad a una columna formada con los deshechos de los barrios, de las orillas, columnas en la que resaltaban por su numero escasísimo los elementos cultos y de conciente civismo.
Y que la bandera del partido radical sigue siendo roja, que sueñan aún con desquiciarlo todo, lo dicen las declaraciones de su convención, anatema arrojado, como haz de llama, sobre todos los poderes de la República… Con ellos vendría el despotismo de la multitud, el más horrible y desesperado de los despotismos… el radicalismo no cambiará jamás: la anarquía es su musa y el tumulto su ley. Dejarle libre el paso es poner a la república en peligro de muerte.
Diario Tribuna 21 de noviembre de 1892 Director Mariano de Vedia
37 años después los mismos prejuicios intolerantes, pero con un sesgo xenófobo:
            El triunfo del radicalismo en toda la República, ha tenido, como principal consecuencia, un predominio evidente de la mentalidad negroide. En los tiempos del régimen los negritos eran por lo común seres mudos, y asustadizos. Cuando aparecía alguno con aficiones intelectuales, se dedicaba a escribir y se iba a Europa, de donde volvía al poco tiempo con alma parisiense y varios libros ilegibles. Más de un representante de este tipo ha llegado a conquistar altas posiciones en la universidad; pero se consideraba como una excepción dentro del ambiente argentino.
            La manumisión de los negritos en masa es un fenómeno característico del Yrigoyenismo. Decimos aparente (¿…?) Porque, en realidad, no han renegado de su condición y casi todos en su fuero íntimo, propiedad exclusiva del señor Yrigoyen. Pero Hablan, actúan, hacen ruido, expresan opiniones e impregnan de catinga la atmósfera política del país. Esto se debe al que el cacique de ellos, movido por la inclinación inexplicable que siente hacia ellos, presta grandes visos de verosimilitud a las sospechas contrarias a su presunto origen vascuence.
  Cualquiera que recorra los diarios de todos estos últimos días podrá ver el auge terrible de los negritos en todas las actividades, especialmente la política. El negrito Antille ( Se refiere al Doctor Antille, quien fue el abogado en el proceso que el gobierno de facto le inicio al Presidente Yrigoyen, Antille mientras llevaba a cabo su tarea de defensa fue encarcelado) acaba de pronunciar su estrepitoso discurso sobre los diplomas de Cuyo, en que incluyó el elogio pirotécnico del señor Hipólito Yrigoyen; Al mismo tiempo, el negrito Abalos ha lanzado con énfasis su doctrina sobre el “boicot”, considerándosela como una manifestación de derecho de peticionar. Los demás negritos del ministerio están callados; por ahora, pero se preparan a trabajar activamente en los líos políticos que se avecinan y en medio de todo, se escucha una voz de negrito que ha reunido en un libro la doctrina política y social de su raza. Es el doctor Ricardo Caballero, para más jefe político de Rosario y autor de Derecho parlamentario y doctrina política, que acaba de aparecer.
            ¡Terribles negritos! He aquí como habla el célebre defensor de la lepra: “Pienso que hacia los  horizontes abiertos al infinito, la sociedad marchará cada vez más segura de su destino”. Y más adelante: “Sobre la piedra ensangrentada de su pasado doloroso, ABSORBIENDO la savia de los viejos núcleos RADICALES, una civilización generosa florecerá como una creación providencial.”
Esta aquí, como se ve, toda la ideología explosiva de los negroides, incluso el “boicot” de Abalos y la confesión de la “savia radical” que nutre a todos.
            Esa savia es la que hará “florecer” sobre la piedra una cantidad de negritos tendidos de las ramas en posición atávica y dando estrépitos chillidos entusiastas.
            Pero donde más claramente se manifiesta la intelectualidad de la raza es en la concreción, que abre el libro: “ Han llegado – dice Caballero- A MI CEREBRO VACILANTE, impulsos del corazón que me han iluminado en el trayecto de mi afanosa oscuridad”. El negrito reconoce que tiene un cerebro vacilante, particularidad que ya le conocíamos; pero lo que ofrece importancia es la extensión del calificativo a todos sus congéneres. El reinado de los negritos es el reinado de los cerebros vacilantes.. Lo ha probado Antille. Lo ha probado y lo demuestra el estado calamitoso del país.
            ¡ Y pensar que talvez decidirá el pleito de Cuyo, inclinándose, por supuesto, a la solución peor, al negrito del socialismo!.
Periódico La Fronda Buenos Aires 31 de julio de 1929. Director Francisco Uriburu
La xenofobia, el racismo y la intolerancia en la argentina han existido desde siempre y hoy estas situaciones siguen latentes en buena parte de la sociedad, constantemente tenemos ejemplos de ello; Y nos deberíamos hacer unas preguntas ¿Nos importa? “El no te metas de los argentinos” ¿Es solo un dicho? Estas situaciones sociales cotidianas; Que no son otra cosa que el miedo al diferente, se hacen sumamente peligrosas cuando se llevan al campo político, la intolerancia ideológica lleva a la tortura, a la desaparición de personas, al asesinato.
    
Desde la semilla xenófoba germina el odio racial, desde el odio racial da fruto la intolerancia y al probar de ese fruto nos convertimos en agentes del infierno donde solo queda lugar para la sinrazón.
¿La Justicia?
La Justicia Argentina Le dio legalidad al Golpe de Estado de 1930. También a los que sobrevendrían a largo de la historia de nuestro país.
Acordada de la Corte Suprema de Justicia, respondiendo a la Constitución del Gobierno Provisorio:
En Buenos Aires, a diez días de septiembre de mil novecientos treinta, reunidos en acuerdo extraordinario los señores Ministros de la Corte Suprema de la Nación, doctores don José Figueroa Alcorta, don Roberto Repetto, don Ricardo Guido Lavalle, y don Antonio Sagarna y el señor Procurador General de la Nación doctor Horacio Rodríguez Larreta, con el fin de tomar en consideración la comunicación dirigida por el señor Presidente del Poder Ejecutivo Provisional, Teniente General don José F. Uriburu, haciendo saber a esta Corte la constitución de un gobierno provisional para la Nación, dijeron:
            1° Que la susodicha comunicación pone en conocimiento oficial de esta Corte Suprema la constitución de un gobierno provisional emanado de la revolución triunfante del 6 de septiembre del corriente año.
            2° Que el gobierno se encuentra en posesión de las fuerzas militares y policiales necesarias para asegurar la paz y el orden de la Nación, y, por consiguiente, para proteger la libertad, la vida y la propiedad de las personas, y ha declarado, además, en actos públicos, que mantendrá la supremacía de la Constitución y de las leyes del país, en el ejercicio del poder.
            Que tales antecedentes caracterizan, sin duda, un gobierno de hecho en cuanto a su constitución, y de cuya naturaleza participan los funcionarios que lo integran actualmente o que se designen en lo sucesivo con todas las consecuencias de la doctrina de los gobiernos de ipso respecto a la posibilidad de realizar válidamente los actos necesarios para el cumplimiento de los fines perseguidos por él.
            Que esta corte ha declarado, respecto de los funcionarios de hecho, “que la doctrina constitucional e internacional se uniforma en el sentido de dar validez a sus actos, cualquiera que pueda ser el vicio o deficiencia de sus nombramientos o de su elección, fundándose en razones de policía y de necesidad y con el fin de mantener protegido al público y a los individuos cuyos intereses puedan ser afectados, ya que no les sería posible a estos últimos realizar investigaciones ni discutir la legalidad de las designaciones de funcionarios que se hallan en aparente posesión de sus poderes y funciones – Constantineu,”Public officers and the Ipso Doctrine”- Fallos tomo 148, Pág. 303”.
            Que el gobierno provisional que acaba de constituirse en el país, es, pues, un gobierno de facto cuyo titulo no puede ser judicialmente discutido con éxito por las personas en cuanto ejercita la función administrativa y política derivada de su posesión de la fuerza como resorte de orden y de seguridad social.
            Que ello no obstante, si normalizada la situación, en el desenvolvimiento de la acción del gobierno de ipso, los funcionarios que lo integran desconocieran las garantías individuales o las de la propiedad u otras de las aseguradas por la Constitución, la administración de justicia encargada de hacer cumplir ésta las restablecería en las mismas condiciones y con el mismo alcance que lo habría hecho con el Poder Ejecutivo de derecho.
            Y esta última conclusión, impuesta por la propia organización del Poder Judicial, se halla confirmada en el caso por las declaraciones del gobierno provisional, que al asumir el cargo se ha apresurado a prestar el juramento de cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes fundamentales de la Nación, decisión que comporta la consecuencia de hallarse dispuesto a prestar el auxilio de la fuerza de que dispone para obtener el cumplimiento de las sentencias judiciales.
            En mérito de estas consideraciones, el Tribunal resolvió acusar recibo al gobierno provisional, en el día de la comunicación de referencia mediante el envío de la nota acordada, ordenando se publicase y registrase en el libro correspondiente, firmando por ante mí de que doy fe”. J. FIGUEROA ALCORTA - ROBERTO REPETTO - R. GUIDO LAVALLE – ANTONIO SAGARNA – HORACIO R. LARRETA (Es el bisabuelo, del actual jefe de Gobierno) - RAÚL JIMÉNEZ VIDELA, SECRETARIO. “Archivo General de la Nación”
“De facto: Expresión utilizada para calificar el ejercicio de un poder realizado sin autorización legal. De facto, se contrapone a de jure, que califica el ejercicio legal del poder. La frase se aplica también cuando una persona o un grupo ocupa un cargo público o cualquier otra autoridad, o cuando pretende ejercitar derechos políticos sin tener reconocida esa posibilidad. Esta acordada incorpora e institucionaliza los golpes de estado en nuestro país, otorgándole a los usurpadores mecanismos legales; eso sí, siempre y cuando se apresuren a jurar por la Constitución y las leyes fundamentales de la Nación. Jurar por la Constitución, que se acaba de avasallar es por lo menos una contradicción; Pero si la República Argentina como Nación es contradictoria en sí misma. ¿Cuál tendría que haber sido el fallo de la Corte Suprema de haber actuado sobre derecho: Ordenar la inmediata restitución de los poderes legalmente constituidos? Ordenar la libertad del señor Presidente de la Nación y de todos sus ministros y funcionarios, como así también la de los Diputados y Senadores; Restablecer en todo el territorio Nacional la vigencia de la Constitución Nacional y el Estado de Derecho. Y no establecer precedentes para los Golpes de Estados venideros.”
Un pueblo que no tiene memoria…
            Los acontecimientos y hechos históricos que forman a las repúblicas son una gran cadena de aciertos y errores, los cuales debemos comprender y extraer de ellos el mayor conocimiento posible, ya que es un ejercicio de maduración imprescindible para el crecimiento de una Nación.
. Los atroces métodos de torturas, persecuciones políticas y asesinatos no fueron inventaros ni implementados por primera vez en nuestro país por los militares que llevaron acabo el Golpe de Estado en 1976. El Terrorismo  de Estado en la Argentina no es nuevo. Y estos represores del 76 son discípulos de aquellos del 30.
   En 1930, ya instaurado el gobierno militar de Uriburu. Se implanto en el campo político, sindical, estudiantil y académico, y en gran parte de la ciudadanía el Terrorismo de Estado. Fue creada la Policía Política como “La sección especial” la SIDE de aquellos años. Se introdujo en el país la “picana eléctrica” y se volvió a instaurar la tortura; la cual había sido abolida por la asamblea de 1813. Entre los primeros torturadores de la “sección especial” figuraba el hijo de Leopoldo Lugones. 
  Los juicios eran sumarios y las penas de cumplimiento inmediato. En la cárcel Las Heras se fusilaba a los opositores del gobierno. Esa misma cárcel y otras como Villa Devoto, la antigua Caseros, la de Neuquen, la de Ushuaia y la de mujeres “El Buen Pastor”, eran utilizadas para encerrar a los opositores políticos. Los vejámenes eran moneda corriente en estos lugares de detención. Entre las causas más comunes para ser encarcelado figuraba por decreto del gobierno haber pertenecido o formado parte del Gobierno del Presidente Yrigoyen, quien también fue encarcelado, pero en la isla Martín García.
En nuestro país, por décadas a sido instaurado el Terrorismo de Estado. A lo largo de la historia como Nación el periodo de continuidad democrática más largo que sé ha vivido es el inaugurado por Raúl Alfonsín desde el 10 de diciembre de 1983 y hasta estos días. Para que hoy disfrutemos de la Democracia miles de hombres y mujeres han dado su vida. Y muchos de nosotros dijimos una vez: “NUNCA MÁS”

“Rebelarse contra la tiranía es un deber moral de todos los ciudadanos, pero rebelarse contra la democracia es aspirar a una tiranía” 

Tags

NUNCA MAS
Perfil del Reportero
Argentina
Más artículos de este reportero



Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.