• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • Gestión pública vs. gestión empresarial
Fecha de publicación 22 noviembre 2015 - 12:49 AM

Mañana se llevará a cabo, el balotaje para definir al próximo presidente en Argentina. La mayoría de las personas con las que conversé otorgan la victoria a Mauricio Macri frente al candidato oficialista Daniel Scioli. Si se impone los resultados vaticinados, nuevamente un reconocido empresario dirigirá las políticas de Estado de una nación. Macri tendrá un mayor acercamiento a la Casa Blanca que la administración Kirchner-Fernández, asimismo su posición, en contra de la reelección de Evo Morales generará, inevitablemente, un distanciamiento de la Casa Rosada con el Palacio Quemado, por lo que ya no se repetirán las ofrendas de amistad, como el monumento a Juana Azurduy ubicado en el centro de Buenos Aires.

Esta columna no condena o apoya a los empresarios o populistas pero sí analiza puntos clave en sus sistema de gobierno. Sencillamente, la administración pública responde a una lógica diferente a la administración empresarial. Si ello no fuera así, seguramente, Samuel Doria Medina ya hubiese sido presidente de nuestro país y Donald Trump, el próximo presidente de los Estados Unidos. En la empresa, priman los intereses de los accionistas para satisfacer rentablemente las necesidades de los clientes y lograr ventajas competitivas. Lo que se pretende es evitar situaciones de conflicto o crisis que atenten la estabilidad de la empresa.

En la gestión pública no se puede evitar situaciones de conflicto. En Bolivia, las medidas como huelgas, paros y bloqueos son acciones previas a escenarios de negociación, es decir, diversos sectores inician actos de conflicto para comenzar a dialogar con las autoridades sobre la atención de sus demandas. En las empresas, sucede a la inversa. Por ello, la experiencia de manejo sindical tiene más ventajas en la gobernanza de nuestra nación que la gestión empresarial.
El punto débil de los gestores empresariales en materia de gestión pública es el desinterés por atender problemáticas sociales. Por ello, en Sudamérica, los gobiernos encabezados por los empresarios no tuvieron continuidad, en los últimos años, porque sus medidas no fueron populares. Sebastián Piñera, principal accionista de LAN – una de las más grandes aerolíneas de Latinoamérica – fue presidente de Chile. De acuerdo a politólogos de Chile, la gestión de Piñera tuvo un éxito relativo en el ámbito económico con la generación de empleos, pero un debilitamiento de su gestión, por la aplicación de medidas que fueron resistidas por sectores sindicalizados, organizaciones estudiantiles. Cabe señalar, que en Chile, la educación superior tiene uno de los costos más elevados en Latinoamérica.

La coordinación con los movimientos sociales es importante en los países latinoamericanos, sobre todo en Bolivia, los cuales están organizados y fortalecidos. Este es el punto débil de los gobiernos liberales.

Perfil del Reportero
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.