• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • “En la diversidad está la clave nuestra unidad”
Fecha de publicación 9 agosto 2016 - 09:10 AM

“En la diversidad está la clave de nuestra unidad”

© Por Pablo Virgili Benitez

Twitter: @VirgiliPablo

La foto de las voleibolistas de playas egipcias compitiendo con hiyab o velo islámico y del otro lado de la red las alemanas en bikini pasará a la historia como una de las postales de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016.

Estos juegos el mayor evento del olimpismo mundial ya están demostrando que en el respeto a la diversidad está la clave de la unidad. Que las voleibolistas egipcias compitieran con leggins y camisetas largas y una de ellas con el velo islámico cubriendo su cabeza resumen los contrastes culturales propios de las Olimpiadas. Las alemanas con el famoso bikini creado en 1946 por el ingeniero automovilístico francés Louis Reard y que está compuesto por un sujetador y una braguita ceñida que deja gran parte del cuerpo femenino al descubierto es símbolo de la cultura occidental.

El hiyab es un código de vestimenta femenina islámica que establece que debe cubrirse la mayor parte del cuerpo y que en la práctica se manifiesta con distintos tipos de prendas, según zonas y épocas. En sentido restringido, suele usarse para designar una prenda específica moderna, llamada también velo islámico. Muy a menudo, el hiyab es utilizado por las mujeres musulmanas como un símbolo de modestia y privacidad. El Corán advierte a las mujeres musulmanas a vestir modestamente y cubrir sus pechos y genitales.

Cuando Louis Reard quiso presentar su bikini recién creado en la piscina del hotel Melitor, se encontró con el inconveniente de que ninguna modelo profesional se atrevía a lucirlo en público, teniendo que recurrir finalmente a Micheline Bernardini (estríper del Casino de París), quien le advirtió que el desfile previsto para el 5 de abril de 1946 iba a ser una bomba más potente que la que, cinco días antes, el Gobierno de Estados Unidos había detonado en el atolón de Bikini en las Islas Marshall, de allí viene el nombre de la prenda de baño.

El escandaloso traje de baño de dos piezas no acabó de popularizarse hasta 1960: Brigitte Bardot, icono de la moda y símbolo sexual de los años cincuenta y sesenta, se exhibió con él ante los fotógrafos (a veces incluso sin el sostén) en las playas de Cannes y Saint-Tropez; Marilyn Monroe, Jane Fonda también lo lucieron…; Brian Hyland despiertan con su tema Itsy Bitsy Teenie Weenie Yellow Polkadot Bikini de 1960 el gusto entre las adolescentes estadounidenses por una prenda que, verano a verano, evolucionaría hasta alcanzar su mínima expresión —el microkini— ya a mediados de los años noventa.

Mientras que en Francia se generaliza su uso casi inmediatamente como símbolo de liberación femenina, en otros países como España―en plena Represión franquista―, Italia _también de arraigada moral católica_ o Estados Unidos ―fuertemente instalados en el fanatismo religioso puritano―, tardó años en aceptarse.

Pero las egipcias no han sido las únicas en competir con velo islámico también lo ha hecho una esgrimista estadounidense practicante de la religión musulmana.

Estos contrastes nos están demostrando que los Juegos Olímpicos son una fiesta mundial de todas y todos, sin distinción de raza o religión, a pesar de que cada deporte tiene sus reglas estas no han sido impedimento para las atletas musulmanas que siguen su religión al pie de la letra y sus costumbres son respetadas.

Así las cosas nos podemos dar cuenta que en la diversidad está la clave de nuestra unidad, entre atletas, países y seres humanos…

© www.telesurtv.net

Blog del autor de este artículo:

© www.escribiendopuntonet.blogspot.com

Perfil del Reportero
Ecuador
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.