• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • El Adulto Mayor, prioridad de la nación cubana
Fecha de publicación 21 abril 2016 - 10:40 AM

A 18 años de creado, el Sistema de Atención a la Familia (SAF)  beneficia en Camagüey a más de seis mil ancianos acogidos a ese programa subsidiado por el Estado cubano, para atender a personas con discapacidad severa, adultos mayores y discapacitados.

Esos ciudadanos pagan diariamente menos de dos pesos por almuerzo y comida en las unidades gastronómicas habilitadas para brindar el referido servicio, las cuales suman más de un centenar en toda la provincia.

Cadena Agramonte visitó la unidad gastronómica El Sorrento, ubicada en la calle Padre Valencia, en el centro histórico de la ciudad de Camagüey. Allí las opiniones de los beneficiados destacan la aceptación de este programa, que amén de cuestiones posibles de mejorar, constituye una opción segura de alimentación.

Celia Valdés Fuentes, vecina de la calle San Ramón 266, entre Carmen y Bembeta, considera que no siempre puede comprar los alimentos liberados en los mercados, porque su chequera es muy baja, mientras aquí los pude llevar a un precio módico y bien elaborado.

Dijo también que sus trabajadores laboran todos los días, hasta los fines de semana, que está todo muy bien organizado, limpio y cuidado, a pesar de que se cocina con carbón para más de cien adultos mayores.

“Esta es una posibilidad que ofrece la Revolución para ayudar a las personas más necesitadas como yo, que soy discapacitado. Desde hace ocho meses vengo a esta unidad, su personal me trata muy bien y la comida es buena”, afirmó Yordanis Medina Watson, residente en Coronel Barreto 63, entre Horca y Medio.

“Hoy aquí atendemos a 148 comensales, a las 6:30 a.m. comienza la elaboración de los alimentos, ofertamos desayuno, almuerzo y comida;  trabajamos con un menú semanal que incluye cárnicos, pastas, viandas y granos, productos lácteos que pueden ser degustados en la propia unidad o para llevar, según prefiera el cliente”, asegura Marlene González García, administradora de El Sorrento.

Mensualmente, el SAF recibe una variedad de productos que van desde alimentos secos, como arroz, frijoles, chícharos, pastas,huevo, pollo, cerdo y otros cárnicos, como masa de croqueta, mortadella y picadillo.

El menú para estos comedores es elaborado por el especialista de la Unidad Básica que atiende la actividad, y aprobado por el jefe municipal.

Se confecciona semanalmente, de acuerdo con el ciclo de distribución de los productos. Por lo general, los alimentos secos, garantizados por la Empresa Mayorista, se reciben en la primera decena del mes.

En opinión de Aleida Pupo, una de las cocineras, quien por más de 25 años labora en el sector de la Gastronomía, su vida cambió cuando empezó a trabajar para los asistenciados, porque, según ella, hay que esforzarse mucho, hay que cocinar bajo de sal y ablandar bien en la olla de presión los frijoles y las carnes.

Aleida expresa que muchos de estos ancianos viven solos y no tienen familiares, por eso hasta les recuerdan la hora de tomar sus medicamentos y les friegan los recipientes donde llevan la comida.

En el año 1998, el Ministerio de Comercio Interior estableció el Sistema de Atención a la Familia como la línea de trabajo fundamental en la estrategia de Gastronomía.

Los lineamientos para el trabajo en las unidades del SAF entraron en vigor mediante la Resolución 40 del año 2007. Este servicio da prioridad a jubilados, discapacitados y a los casos sociales.

Un estudio de la Oficina Na­cional de Estadística e Información (ONEI) revela que la esperanza de vida al nacer de la población cubana alcanza los 78 años, cifra que coloca a la mayor de las Antillas entre las 25 naciones del mundo más aventajadas en ese importante indicador del progreso humano de una sociedad. (Foto del autor)



Perfil del Reportero
Cuba
Más artículos de este reportero



Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.