• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
Fecha de publicación 3 junio 2018 - 05:09 PM

En  la provincia más oriental de Cuba, Guantánamo, surgió hace exactamente 25 años Danza Fragmentada, una de las cuatro compañías amparadas por el Consejo Provincial de Artes Escénicas, cultora de un estilo contemporáneo que ha marcado un hito en el movimiento profesional danzario de la Mayor de las Antillas.

Inicialmente fue un proyecto de graduación de su precursor, Ladislao Navarro Tomasén, para egresar como licenciado en Danza Contemporánea del Instituto Superior de Arte en 1992, en La Habana.

Navarro en su tesis defiende el entrenamiento de bailarines desprovistos de una formación académica en una nueva gramática del cuerpo y saber físico, al fusionar varios estilos y técnicas estando presente el drama, la plástica, la música y el teatro.

Llevar a escena  a través de la danza la vivencia del ser humano, su medio, sus sensaciones y todo lo relacionado a la existencia, fueron plasmadas en dicho proyecto experimental, que escudaba además la motivación temática con un simple gesto, la inspiración de una música, elementos que puede convertirse posteriormente en una obra coreográfica.

Para Danza Fragmentada y su director artístico general, el comienzo, el 7 de octubre de 1994, fue arduo, pues Cuba atravesaba el Período Especial, que menoscabó la política, la economía y la sociedad del país, por otro lado muchos se abstuvieron a creer en este proyecto llamado primeramente “fragmentados”,  que debido a la inestabilidad de los bailarines, Navarro tuvo que adaptar guiones con dramaturgia de tríos, dúo y solos, según cuenta el experimentado maestro quien celebra en este año cuatro décadas de vida artística.

También desde aquella primera vez, se realizaba otro sueño de la agrupación: el Espacio Interior “Improntus del Cuerpo”,  que hasta hoy se mantiene vivaz e invita al público guantanamero y visitantes a la villa del Guaso (primer nombre de la ciudad de Guantánamo), a disfrutar de las múltiples expresiones artísticas, todas las noches de jueves, apartir de las 20:30 horas en su espaciosa sede, ubicada en las concurridas calles de Los Maceo entre Aguilera y Crombet.

En este imprescindible encuentro nocturno en el Patio “La Caracola”, además de las temporadas anuales, prevista en esta ocasión del 1ro al 7 de octubre del 2018, se aprecia el decurso del colectivo, integrado por sucesivas generaciones de bailarines, quienes sondean en el inagotable mundo coreográfico e interpretativo, y a la vez reciben el aplauso de los más instruidos y sinceros espectadores.

Perfil del Reportero
Cuba
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.