Venezuela rechaza injerencia de Almagro en sesión de la OEA

El martes 31 de mayo Luis Almagro, secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) dio un nuevo paso y convocó a debatir, entre el 10 y 20 de junio, sobre la democracia en Venezuela invocando la carta democrática.

Venezuela rechaza injerencia de Almagro en sesión de la OEA

Un día después, en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente convocada por Argentina, un grupo de gobiernos neoliberales presentó una propuesta de declaración discutida en una reunión “informal” en la que participaron al menos 15 países, entre los que no estaba Venezuela. El texto fue presentado por Argentina y secundado por EEUU, México, Perú, Honduras y Barbados.

El embajador de Venezuela ante la OEA, Bernardo Álvarez, pidió entonces la suspensión de la sesión y presentó un texto alternativo. Mientras, varios países del Caribe expresaban duras críticas a Almagro por su exceso de parcialidad, ya inocultable tras largos meses de agresiones constantes a través de las redes sociales.

Finalmente se aprobó una resolución de consenso, considerada por sectores de extrema derecha como una capitulación frente a Venezuela, que momentáneamente desautoriza a Almagro. Otros sectores la asumieron como una táctica de negociación en el camino del gran objetivo de la oposición venezolana: la convocatoria a un referendo revocatorio durante 2016.

Por eso, el documento impulsado por Argentina recibió críticas por derecha, al ser considerada una versión soft. Esto es porque no establece expresamente la realización del referéndum este año, decisión que depende de los poderes público venezolanos.

A nivel mediático, el analista de CNN Andrés Oppenheimer, conocido operador de la derecha de Miami, fue uno de quienes se manifestaron enojados por la posición argentina. “¡Qué vergüenza!”, comenzó diciendo Oppenheimer en un artículo publicado en el Nuevo Herald la misma tarde en que se realizaba la sesión. Más adelante, señalaba que “la decisión histórica de Luis Almagro de convocar a un debate regional sobre la ruptura del Estado de derecho en Venezuela pretende ser descarrilada”. El periódico argentino La Nación ya había puesto de manifiesto la posición ‘dialoguista’ de la canciller Susana Malcorra -atribuida a su campaña por la secretaría general de la ONU-, que supuestamente se distanciaría del pedido de acción promovido por Macri.

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana y líder opositor, Henry Ramos Allup, también se mostró enojado con la posición de Argentina. En horas de la noche del 1° de junio, tuiteó a través de su cuenta @hramosallup: “Pena posición Argentina sesión OEA. Creíamos otra cosa después de las declaraciones sobre Macri recién electo. Cristina al menos no era hipócrita”. Y algunas horas más tarde: “Después del cambiazo, opositores democráticos venezolanos que somos amplia mayoría escribiremos”micro” en vez de Macri”.

Pese a todo, otros sectores de oposición venezolana difundieron el resultado de la sesión como una victoria. Freddy Guevara, de Voluntad Popular, tuiteó: “Derrota del Gobierno en la OEA. Resolución respalda DDHH y procedimientos constitucionales y no pudieron parar la Carta. Seguimos”.

Ausente, Almagro continúa a la ofensiva

Significativamente, a la sesión no asistió el secretario general, quien prefirió reunirse con Carlos Vecchio, prófugo de la Justicia venezolana y representante de Voluntad Popular en EE.UU.

Vecchio es prófugo de la Justicia venezolana, acusado de co-liderar junto a Leopoldo López el intento de derrocamiento de Nicolás Maduro en 2014, cuando las violentas acciones de golpe dieron lugar a una situación crítica, con al menos 43 personas asesinadas. Desde febrero de 2014, sobre él pesa una orden de captura por delitos de “incendio intencional, instigación pública, daños a la propiedad pública y privada y asociación para delinquir”. Almagro, al recibirlo, legitimó a quien se considera a sí mismo un “exiliado político”. Vecchio le llevó un agradecimiento y pidió que el presidente de la Asamblea Nacional opositora, Henry Ramos Allup, participe en la reunión de la OEA donde se trate la convocatoria del secretario general.

Continuando con su activismo mediático, la reunión fue difundida por la cuenta de Twitter @Almagro_OEA2015. “Recibí de @carlosvecchio resolución de respaldo de la Asamblea Nacional de #Venezuela x mi decisión de invocar Carta Democrática”, tuiteó Almagro, junto con una foto donde se lo ve con Vecchio. La recepción permanente a los líderes de la derecha venezolana contrasta con su negativa a recibir a las Víctimas de la Guarimbas de Venezuela, como sucedió en reiteradas ocasiones.

Estado de situación

En el fondo, la reunión significó una primera gran batalla en la nueva etapa para la OEA liderada por Almagro. En sintonía con la estrategia de EEUU, busca encerrar al gobierno bolivariano y legitimar la intervención del organismo para el asalto final contra la Revolución Bolivariana.

La ofensiva sucede precisamente cuando se adelantan conversaciones propiciadas por Unasur, entre la oposición y el gobierno venezolano. En este esquema participan como acompañantes el ex presidente de República Dominicana, Leonel Fernández; el ex presidente de Panamá, Martín Torrijos y el ex presidente del Estado español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Venezuela, a su turno, consideró como un triunfo el apoyo recibido a los incipientes diálogos de República Dominicana conducidos por Unasur, en los que OEA pugna por meterse. “Venezuela logró victoria en la OEA al convocar Consejo Permanente para declaración en apoyo al diálogo, la Constitución y La Paz”, tuiteó Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela, en el cierre de un largo día. “Agradecemos a los países de la región que respaldan el Estado de Derecho en Venezuela, su plena soberanía y la democracia constitucional. Sólo el gobierno de derecha de Paraguay se apartó del consenso en apoyo al diálogo que acompañan UNASUR y los ex presidentes Fernández, Torrijos y Zapatero”.

La derecha continental, con Argentina a la cabeza, procura que la OEA sea el organismo habilitado para discutir la situación en Venezuela, lo que habilitaría sus mecanismos de intervención. Estos se entrelazan con una vasta operación “de espectro completo”, que incluye el uso de recursos diplomáticos, económicos, mediáticos y militares coordinados por el Comando Sur del Pentágono.

En este marco, Nicolás Maduro encabezó una concentración con miles de jóvenes en el Palacio de Miraflores. Allí, los convocó a preparase para producir y defender la soberanía nacional. “Debemos ser leales con la propia vida a la causa de Venezuela y decirle a los títeres del imperialismo y a quienes quieren intervenir al país: Venezuela se respeta, Venezuela es tierra sagrada de libertadores”, expresó, afirmando luego que si se aplicara la Carta Democrática para intervenir en Venezuela “nos tocaría iniciar una resistencia histórica, que nos llevaría a una batalla hasta la victoria final de nuestro pueblo, ante las fuerzas imperialistas. La juventud tiene que tener claro que estamos defendiendo la libertad de un país”.

Fernando Vicente Prieto – @FVicentePrieto

Fuente: http://notas.org.ar/2016/06/01/venezuela-rechaza-injerencia-almagro-sesion-oea/


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitadas en esta sección


Perfil del Bloguero
Periodista argentino. Corresponsal en Caracas de Notas – Periodismo Popular y colaborador en otros medios de comunicación. Sus textos y fotografías se han publicado en periódicos, revistas y sitios web de América Latina y Europa. Desde enero de 2013 hasta abril de 2014 fue productor y editor de noticias en ALBA TV. Actualmente, además de la corresponsalía en Notas.org.ar, integra el equipo de comunicación de ALBA movimientos y participa en el proyecto "Crónica de Comunas".
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.