El Comando Sur y acompañamiento del Vaticano

El retroconservador Donald Trump dio órdenes específicas al Comando Sur, para que ataquen, asesinen y derroquen al Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro. 

El Comando Sur y acompañamiento del Vaticano


   
Esta orden criminal en  correspondencia con la Executive Order dejada por el  endorracista que lo precedió en la Casa Blanca, sólo espera a que los grupos extremistas de la derecha oposicionista y sus medios cristalicen las jornadas de guarimbas y violencia, que deben ser combinadas con la agudización de la guerra económica en  todas sus formas que hoy se muestran en el bloqueo de medicinas y alimentos hacia Venezuela, la hiperinflación no abatida por quienes corresponde y el desabastecimiento programado con escasez provocada y nada de “inducida”, como  erróneamente algunos la diagnostican.
     
Es por ello, también, que las universidades que en dieciocho años no han podido transformar, ni controlar desde el gobierno nacional, hoy son reproductoras de contingentes de enemigos de la revolución bolivariana, socialista y chavista, cuyo odio aprendido contra los chavistas se ha convertido en una fabulosa fuerza material que ha levantado guarimbas asesinas y ha albergado en su seno a paramilitares, a asesinos descuartizadores y a criminales solicitados por tribunales de control, además de que en su degradación moral, promueven como algo normal y hasta chévere, a drogadictos, a los que han encumbrado como modelos a seguir y han posicionado  electoralmente, como a Juan Requesens, Freddy Guevara y una larga lista de delincuentes consumidores de estupefacientes, que pretenden tomar el poder político a la fuerza, al mejor estilo de sus predecesores de la IV  República, a cambio de entregar todos los recursos energéticos al imperio estadounidense.
     
En las circunstancias actuales, no podía faltar la jerarquía católica venezolana, con  sus obispos y cardenales nucleados en la Conferencia Episcopal Venezolana  (CEV), ahora reforzados por el Caballo de Troya en el que se han convertido, tanto el Nuncio Apostólico, como el enviado especial del Papa, quien es un experto en maniobras insurreccionales, hecho muy grave y detestable que me  lleva a denunciar desde este modesto escrito, la macabra jugada que viene tejiendo el Papa Francisco, para derrocar a Nicolás Maduro, a cuenta de acompañar el diálogo que empecinadamente viene proponiendo el Presidente Maduro a sus jurados enemigos de la opositora MUD.
     
Ante esta nueva arremetida, uno no deja de preguntarse por el silencio que guarda el Vaticano ante la inminente arremetida del Comando Sur contra Venezuela  o si están esperando a que nos asesinen en masa y nos invadan, para luego, desde el balcón con vista a la Piazza Di San Pietro, en el Angelus, orar hipócritamente por nuestros muertos.        
     
Afortunadamente y apoyado por la mayoría del pueblo venezolano, el Presidente Nicolás Maduro ha asumido  un conjunto de medidas y ha hecho cambios de funcionarios en su gabinete, que pudieran ayudar a corregir y superar estos tropiezos y trampas orquestadas contra la paz en Venezuela.
     
En tal sentido, se apuntalan y debemos dar  cambios profundos en lo económico, que, igualmente, habrían de expresarse en el ámbito de lo universitario y en la efectividad de las misiones que protegen al Pueblo. A todas éstas, prepararnos para la lucha contra las intenciones genocidas programadas desde el Comando Sur, siempre será más seguro que ponernos en manos del Caballo de Troya montado desde el Vaticano. 

Perfil del Bloguero
Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.