Mostrar:
Autores:
Buscar:

Luis Pino
Luis Pino

Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.

139 Notas publicadas

sipango60@hotmail.com
Notas recientes
En cuanto a “un lindo amanecer”, ésta es una expresión tomada en préstamo del Capitán (Ej.), vicepresidente del PSUV y candidato a Constituyentista, Diosdado Cabello, quien, convencido como estamos una mayoría de los venezolanos, él presagia que una vez electa la ANC, muchas cosas buenas vienen para nuestra Patria venezolana.
Que cada quien y que cada cual, carguen con su fracaso, si se lanzaron por el barranco de la historia, con su plebiscito, que además de no estar constitucionalmente contemplado, fue una burda estratagema de sus dirigentes, quienes luego de someter al Pueblo venezolano a una bestial guerra económica entre inflación, desabastecimiento programado, especulación y usura, pasaron a las barricadas de muerte, destrozos y terror, creyendo, erróneamente, que el Pueblo se volvería contra el chavismo y que con ese llamado fracasado al plebiscito, sacarían a Nicolás Maduro de la presidencia y desalojarían al chavismo de la vida nacional.
Hoy, no se conoce a un solo empresario venezolano arruinado, sino viviendo a pata suelta en paraísos fiscales y financiando a los terroristas paramilitares, como red auxiliar de toda la maquinaria golpista estadounidense.
Aún con todo el de acuerdo y frustración que pueda sentirse,  se acata la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en el marco democrático al cual nos subordinamos los demócratas y respetamos las instituciones.
El Papa Francisco no es ningún estúpido y considerar que no sabe lo que está haciendo o alegar que no sabe lo que está pasando en Venezuela o lo están engañando, sería doblemente estúpido de nuestra parte y un acto ingenuo de subestimación del ítaloargentino, príncipe de la iglesia católica.
Se trata de que con la Constituyente nos estamos dando la paz y seguimos allanando caminos para la paz por siempre
Es tal el reclamo por la paz, que los sectores opositores al gobierno revolucionario han empezado a salir del ratón moral por las andanzas irracionales de violencia y muerte, para pasar a otro plano en el que están reclamando a su dirigencia, el fracaso de sus llamados a la violencia y muerte, como negación del diálogo y la paz.
Es muy difícil para el pornopuritano y sus lacayos entender que la Constitución de Venezuela no es letra metafísica e inmutable, porque en Venezuela más importa el Pueblo.
La determinación económica es la macroestructura, de la cual dependen todos los componentes de la superestructura del Estado y de la nación y por la que todas sus leyes y normas (superestructura del Estado) han sido definidas en función de la preservación y fortalecimiento del capital,  desde un proceso originario de riqueza desigual, hasta llegar al reacomodo y modernas formas de capitalismo actual, cuyo origen fue a sangre y fuego, cuya riqueza individual e individualizada institucionalmente, han sido legitimadas y legalizadas en formas  absolutas que se han impuesto como verdades de fe, que justifican y muestran como algo normal, la explotación.
A esta locura golpista, no solo hay que verla como un camino para el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro, sino, como una razzia en la que pretenden erradicar al chavismo como forma de vida y expresión político social, lo que les permitiría instaurar el viejo Estado burgués cuartorrepublicano, de explotación capitalista, al más rancio estilo neoliberal. 
-->