Elecciones en Ecuador y Guatemala


Por: Adalberto Santana

18 de agosto de 2023 Hora: 22:39

En dos naciones  latinoamericanas se realizarán elecciones generales el próximo domingo 20 de agosto de 2023. En uno de ellos serán en un país de Sudamérica, en el  Ecuador. En el otro se realizarán en una de las naciones centroamericanas, precisamente en Guatemala. En ambos países se definirán esencialmente las presidencias y vicepresidencias. De acuerdo con las tendencias en cada una de esas naciones se perfilan con posibilidades de mayor votación, los candidatos de las llamadas centro-izquierdas, como las más viables a ganar los comicios presidenciales en ambos países. En breves días constataremos si esas tendencias se confirman.

En el caso de Ecuador el presidente Guillermo Lasso, el pasado 17 de mayo decretó la llamada “muerte cruzada”. Esto es, convocó a elecciones anticipadas para la presidencia y la Asamblea Nacional. De tal suerte que se programó por el Consejo Nacional Electoral realizar los comicios el 20 de agosto. En la lista de los binomios a la presidencia y a la vicepresidencia figuran las siguientes candidaturas (las cuales conforme a los requisitos exigidos cumplen todas con la paridad de género):

Alianza Claro que se puede (Unidad Popular, Partido Socialista Ecuatoriano y Democracia Sí) postulan por segunda ocasión al dirigente indígena Yaku Pérez y  a la académica Nory Pinela. El Movimiento Revolución Ciudadana (RC), postula a Luisa González y Andrés Arauz. Esta es la fórmula de la corriente del ex presidente Rafael Correa y quien tiene las mayores intenciones del voto. Por la Alianza por un País Sin Miedo (Partido Social Cristiano – Sociedad Patriótica y Centro Democrático), postulan al empresario ultraconservador Jan Topic, alternando con la abogada Diana Jácome. En tanto que la Alianza Actuemos, integrada por Avanza y SUMA postulan al  exvicepresidente Otto Sonnenholzner y la ambientalista Erika Paredes. Este candidato neoconservador fue vicepresidente en el gobierno del exmandatario Lenin Moreno. Por el  Movimiento Construye Ecuador, tenía como candidato al exlegislador Fernando Villavicencio,  periodista que fue asesinado por sicarios del narcotráfico el pasado 9 de agosto en la ciudad de Quito, lo que implicó nombra a un sustituto quedando ahora la fórmula con el también periodista Christian Zurita junto a la ambientalista Andrea González Nader. Fórmula quien sin duda con el magnocidio de Villavicencio, seguramente incrementará sus preferencias dentro del electorado.  En tanto que el Movimiento Reto, postula al empresario y excandidato presidencial Xavier Hervas  junto con Luz Marina Vega, una médica indígena integran su fórmula electoral.  La Alianza Acción Democrática Nacional – Pueblo, Igualdad y Democracia y Mover, postulan al hijo de un expresidente (Álvaro Noboa) que representa a un sector del empresariado ecuatoriano cuya candidatura lleva por fórmula a Verónica Abad, también vinculada a la actividad empresarial. Finalmente el Movimiento Amigo – Acción Movilizadora Generando Oportunidades Ecuador, figura un excorreísta y también abogado Bolívar Armijos haciendo pareja con otra comunicadora social, Linda Romero.

De esa manera lo que se puede considerar es que ganará la elección la candidata de la corriente correísta. Es decir, Luisa González de RC. Todas las encuestan la dan como la favorita. La competencia por el segundo lugar tras el homicidio de Villavicencio, en nuestro criterio podría contener otras variantes. Las encuestas manifiestan, según la estimaciones de Tracking a Otto Sonnenholzner con un 18,6%. Click Report, estima en el segundo puesto a Yaku Pérez con un 14,42%. En tanto que Numma pone a Sonnenholzner con un 13,8% y Telcodata quien pronostica en un 30% a Luisa González con la cifra más alta en primer lugar, identifica  a Jan Topic en un 13%. Es decir, la triunfadora absoluta en todas las encuestas es el binomio  de la Revolución Ciudadana: Luisa Gonzalez y Andrés Arauz, quienes efectivamente de ganar las elecciones estarán únicamente  hasta mayo de 2025, cumpliendo así el mandato que inició el actual presidente Guillermo Lasso. Pero sin duda el mayor reto en la presente coyuntura ecuatoriana para el ganador, que seguramente será la centro izquierda de RC es frenar la ola de violencia de la delincuencia organizada y el narcotráfico (de los carteles mexicanos, colombianos y ecuatorianos) que han hechado fuertes raíces en la sociedad ecuatoriana.

En el caso de Guatemala, hay un padrón electoral de más de 9 millones de personas, donde han pasado a una segunda ronda también el 20 de agosto, la candidatura de Sandra Torres, postulada por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). Ella tiene como antecedentes postularse por tercera ocasión y haber sido la esposa del difunto expresidente Álvaro Colom Caballeros, el cual se destacó por ser un gobernante con un determinado enfoque socialdemócrata, pero que fue acusado de corrupción y fue a la cárcel. Torres ocupó el primer lugar de la votación cuando se le ubicaba como máximo en un tercer lugar en la primera vuelta. Ahora en la segunda ronda se piensa que puede llegar a contar con un 34 por ciento de los votos.  En el caso del hijo del expresidente Juan José Arévalo, únicamente se le ubicaba con un 3 por ciento de la votación. Sin embargo, ocupó el segundo lugar con más del 15 por ciento. De tal suerte que para el domingo 20 de agosto, Arévalo ha acumulado nuevas adhesiones de los votantes, estimándose en un 48 por ciento. Fuerza que se ha reflejado en una serie de actos masivos de la población más pobre y de jóvenes. En la primera vuelta el grueso de los votantes se había manifestado por un alto abstencionismo, obteniendo el primer lugar del total de la votación. Ahora el ánimo de la mayoría del electorado guatemalteco y el entusiasmo que representa la candidatura de Arévalo, es ganar las elecciones del próximo domingo. En tanto que los sectores conservadores y de la derecha que ha sido férrea en no dejar que la izquierda o la centro izquierda llegue al poder como aconteció con los gobiernos de Juan José Arévalo (1945-1951) y Jacobo Arbenz Guzmán  (1951-1954), donde esa primavera guatemalteca fue derrocada por sucesivos golpes de Estado militares y con masivas represiones contrainsurgentes. Hoy por el contrario, Bernardo Arévalo y el Movimiento Semilla son una real alternativa frente a la ola de gobiernos represivos y ultraderechistas que mayoritariamente han estado en el poder en la patria del gran Premio Nobel de Literatura Miguel Ángel Asturias (1967) y Premio Lenin de la Paz (1965).

Puede pensarse que este 20 de agosto en Ecuador y Guatemala seguramente si no llega a pasar algo impredecible, triunfen en las elecciones la centro izquierda y ambos países y pueblos se sumen a la gran ola progresista que sigue sembrando profundas raíces en nuestra irredenta América.

teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *