Mostrar:
Autores:
Buscar:

Itzamná Ollantay
Itzamná Ollantay

Nómada quechua. Hijo de la Pachamama. Activista y defensor reflexivo de los derechos humanos y de la Madre Tierra. Abogado, teólogo y antropólogo de formación en la ciencia occidental.

78 Notas publicadas

Notas recientes
Este reglamento transitorio, es y será el mejor legado del actual Gobierno para las empresas nacionales e internacionales perturbadas por las resistencia comunitarias en los territorios indígenas. Pero, también es y será una de las peores pesadillas contemporáneas para las comunidades y pueblos en resistencia.
Tenemos información necesaria de las causas de los múltiples malestares de nuestra Madre Tierra, pero aún no tenemos voluntad (individual/colectiva) para hacer cambios significativos, y así quizás postergar lo inevitable que se viene a velocidades cada vez más rápidas.
Los pueblos indígenas y campesinos soportan una sangrienta represión neoliberal permanente, sin que ello sea noticia.
De los más de 7.5 mil millones de habitantes del planeta, cerca de 2 mil millones son cristianos (casi mil millones de católicos, y el resto entre evangélicos y otras iglesias).
No hay revolucionario urbano que cuestione el dogma de la privatización de los bienes y servicios. 
Si USA-OEA logra su cometido en derrocar el proceso de cambio venezolano, la desgracia para este país no serán sólo los carroñeros que ahora ya sobrevuelan sobre sus yacimientos petrolíferos, sino que la actual Venezuela digna será en muy poco tiempo la dolorosa Guatemala actual, cuya desgracia fue creer (o claudicar) en los “espejos” de USA-OEA
Después de la renuncia y el encarcelamiento del ex Presidente Otto Pérez Molina, y de su vice Presidenta, Roxana Baldetti, la Comisión Internacional Contra la Corrupción (CICIG) procedió a impulsar la prometida reforma constitucional con dos objetivos no confesos:
Efectivamente, en estos cuatro años que acompaño como voluntario a CODECA, no sólo que este movimiento no recibe proyectos o fondos de las agencias grandes asentadas en Guatemala, sino incluso los noruegos le retiraron el mínimo apoyo que le brindaban, hace algunos años atrás
No referiremos a los cerca de 2 millones que “salieron” de la condición de pobres. Ni de las decenas de miles de “nuevos” y “exitosos” emprendedores económicos que le disputan el monopolio de “actores económicos” a los tradicionales.
Los indigenistas, sean blancos o con fenotipos y ropaje indígena, no necesariamente buscaban, ni buscan, la liberación u autodeterminación de los pueblos indígenas.