Mostrar:
Autores:
Buscar:

Fernando Casado
Fernando Casado

Analista internacional nacido en Córdoba, España. Licenciado en Derecho y PhD en Comunicación Social, es profesor titular en el Instituto de Altos Estudios Nacionales de Ecuador y docente en la Maestría de Derecho Internacional Público de la Universidad Bolivariana de Venezuela. Ha escrito los libros Introducción a los Derechos Humanos desde una perspectiva Bolivariana y Revolucionaria y en el año 2015 con la editorial Akal otro libro titulado Antiperiodistas: confesiones de las agresiones mediáticas contra Venezuela.

10 Notas publicadas

Notas recientes
La tesis central del trabajo que se presenta a continuación es que la presidencia de Chávez ha marcado un hito importante en el cambio de paradigmas procedentes de y naturalizados por el pensamiento occidental y la ideología liberal.
La investigación de Página 12 de Cynthia García está sacando a la luz no solo la existencia de49 empresas offshore en paraísos fiscales de Guillermo Lasso, sino también los oscuros negocios en los que ha invertido el banquero en los últimos años.
Todas las candidaturas notariaron y registraron su Plan de Trabajo ante el CNE que los aprobó y publicó en su web.
El menos mencionado durante la campaña fue Colombia, sin embargo, el socio estratégico e ideológico en la región de EEUU pudiera ver alterados los lazos con su mejor aliado si Trump aplica su programa a rajatabla.

Asistimos a un contexto regional en el que la derecha avanza y obtiene triunfos en varios frentes, como la toma del poder en Argentina y el inicio de golpe parlamentario en Brasil, hechos que han debilitado sustancialmente las fuerzas progresistas de la región y que ya tienen repercusión en instancias regionales que fueran símbolo de los nuevos tiempos de integración latinoamericana como UNASUR, que súbitamente ha ralentizado su capacidad de convocatoria y acción política.

Cuan dispar fue la atención mediática a Lilian Tintori, en comparación a las víctimas de la Guarimba. Unos y otros en suelo español casi al mismo tiempo.

Ya lo dijo Noam Chomsky, los medios internacionales y los poderes económicos y políticos que están detrás de ellos, fijan su atención en aquellas víctimas que apoyan sus intereses y fines, las víctimas dignas, mientras que quienes son incómodos al poder son ignorados e incluso denigrados, las víctimas indignas.
El caso de Leopoldo López y las víctimas de la Guarimba expresan de manera paradigmática los conceptos de Chomsky en eventos que se están desarrollando en este momento y sobre el mismo caso. La víctima con todo el apoyo mediático, económico y político sería Leopoldo López, a quien se otorga este tratamiento por sus intentos de derrocar al democráticamente electo gobierno venezolano de Nicolás Maduro y aunque se le relaciona con la autoría intelectual de los disturbios producidos en Venezuela durante el año 2014 y conocidos como la Guarimba. Por su parte quienes sufrieron aquellos hechos violentos, 43 muertos y cientos de heridos, no han recibido apenas atención, son las víctimas indignas.

Chávez ha sido y continuará siendo una de las figuras más emblemáticas del siglo XXI a nivel mundial, y en ello, los medios de comunicación han jugado un rol fundamental, donde siempre tuvo gran presencia, ya fuera para criticarlo o alabarlo. Mientras los medios hegemónicos como CNN o El País manipularon y vilipendiaron siempre su imagen en un sistemático intento por lograr su demonización, otros, los contra-hegemónicos como Al-Jazeera, llevaron su mensaje a los lugares más recónditos y le convirtieron en un héroe y una esperanza.

La triste realidad del “caso Assange” nos demuestra una vez más el principio de que los poderes hegemónicos solo respetan el derecho internacional cuando les beneficia, sin importar en lo más mínimo que su fin sea el contrario, defender a los débiles.
En el póker quien ejecuta un bluff trata de hacer creer a sus oponentes que tiene la jugada ganadora, con el fin de acobardarlos, aunque en realidad no tenga nada entre manos.