Mostrar:
Autores:
Buscar:

Arnold August
Arnold August

Arnold August, Periodista y conferencista canadiense, el autor de los libros Democracy in Cuba and the 1997–98 Elections y más recientemente, Cuba y sus vecinos: Democracia en movimiento. En Twitter: @Arnold_August Su sitio web: www.lademocracia.com

19 Notas publicadas

Notas recientes
Dialogamos con Arnold August acerca de la actual situación en Latinoamérica y Medio Oriente, los sistemas políticos de Cuba y EE.UU. y el impacto en esas regiones por la llegada al gobierno en Estados Unidos de una nueva administración. 
En efecto, desde enero hasta hoy, no ha habido necesidad de “nombrarlos” como individuos “izquierdistas” contrarrevolucionarios, ya que sus medios los nombran a sí mismos en una serie de publicaciones de sitios web y medios sociales. Como dice el proverbio, “a quien le sirva el sayo, que se lo plante”.
A sus 35 años, alto y delgado, con su imponente estatura se pavonea sutilmente irradiando una confianza matizada con cierta humildad, que no sucumbe a su apuesta apariencia y carisma natural.
Finalmente, reafirmamos nuestro apoyo irrestricto a la República Bolivariana de Venezuela, cuyo gobierno fue legítimamente electo por la mayoría del pueblo venezolano.
Fidel contribuyó a la construcción de una nueva forma de hacer política dentro de la Revolución Cubana. Él fue un comunicador por excelencia, componente clave de la conquista y el mejoramiento del poder político. Entre otras dimensiones de su legado, su pensamiento y su acción constituyen una nueva cultura de la comunicación entre el líder y su pueblo. Veamos cinco ejemplos acerca de cómo la cultura política de Fidel y la nueva cultura comunicacional se impulsaron mutuamente.
¿Qué hay en Fidel que atrae tanta animosidad de Estados Unidos, mientras recibe, a la par,  la lealtad  del pueblo cubano y de millones de personas de todo el mundo que lo consideran un héroe?
Uno de los conceptos que generó la mayor controversia en el artículo precedente, “¿El final de la ideología en Cuba?”, fue el de que “siempre he aseverado que la más peligrosa oposición a la Revolución cubana proviene de la llamada izquierda, y no de la derecha abiertamente plattista o anexionista”. La mayoría de los lectores elogiaron el artículo, muchos otros participaron en serios debates, mientras tan sólo un par de personas lo objetaron fuertemente, señalando particularmente esta frase.
En el último año aproximadamente, en Cuba ha tenido lugar un aumento continuo de artículos en un lenguaje indirecto acerca de la idea del final de la ideología, escritos por algunos blogueros e intelectuales cubanos marginales. Al inicio eran tímidos, pero luego cada vez más audaces.
Entre muchos otros aspectos, el legado de Fidel reside en su singular capacidad para unir la teoría y la práctica. Y lo hizo, teniendo en cuenta su longevidad política sin precedentes históricos, como ningún otro revolucionario del siglo XX y de comienzos del siglo XXI. Gabriel García Márquez, icono del pensamiento latinoamericano, quien lo conoció muy bien personalmente, escribió que Fidel es “el antidogmático por excelencia”
Desde el 17 diciembre 2014 he estudiado cuidadosamente los seis textos y declaraciones de Fidel Castro, desde la fecha en que relata total o parcialmente las relaciones entre estos dos países. Creo firmemente que estos escritos son la guía más valiosa e indispensable para el pueblo cubano y su gobierno, en sus relaciones con el poderoso vecino del Norte.