• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter

Con estos mapas podrás entender la situación actual en Medio Oriente y el balance de los conflictos y crisis al cierre de 2018.

Medio Oriente continúa siendo el foco de numerosos conflictos, intervenciones militares de potencias extranjeras, colonizaciones y crisis humanitarias. Miles de personas han perdido a la vida y millones han sido desplazadas de sus tierras. 

Para entender cómo está la situación en los países afectados es necesario conocer quiénes son los implicados en los conflictos y qué control territorial tienen. 

Siria

A finales de 2017 las fuerzas gubernamentales de Bashar Al-Asad, con el apoyo de Rusia, derrotaron al autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe). Desde entonces, el país inició la normalización de la situación política, reconstrucción económica y el regreso de refugiados.

Sin embargo, continúan las operaciones para acabar con los remanentes de Daesh, que aún controlan un área cercana a la ciudad Albu Kamal, y los terroristas de Al Qaeda, que tienen presencia en la provincia de Idlib.

Pese a esto, ciudadanos sirios han regresado a zonas de Idlib liberadas y militares rusos les suministran  medicamentos y alimentos.

El 19 de diciembre de 2018, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el retiro de las tropas después de siete años de guerra, que dejó entre 360.000 y 500.000 muertos.

El mandatario estadounidense dijo haber "logrado la derrota del Daesh". La realidad es que la victoria pertenece a las fuerzas gubernamentales sirias y Rusia, que liberaron más de 1.400 localidades.

Irak

El 9 de diciembre de 2018, el Gobierno de Irak celebró la ofensiva militar que acabó hace un año con el Daesh, que llegó a ocupar un tercio del país desde 2014. 

Sin embargo, la reconstrucción política y económica del país sigue en proceso y aún hay provincias afectadas por la guerra.

Actualmente, el Daesh no se encuentra en las principales ciudades y poblados, pero tiene remanentes en algunas zonas. El Ejército iraquí continúa lanzando ofensivas contra el grupo terrorista.

Afganistán

La invasión estadounidense en 2001, dejó a Afganistán en ruinas y su situación continúa empeorando. Solo entre enero y junio de 2018, se registran 1.692 civiles fallecidos, según Naciones Unidas. De esta cantidad, 157 mujeres y 363 niños.

El territorio se divide bajo el control de los talibanes y el Gobierno, respaldado por EE.UU. y la OTAN. La mayor causa de las muertes es el uso de artefactos explosivos improvisados.

Yemen

Yemen continúa sometido a un bloqueo marítimo y aéreo de parte de Arabia Saudita, que impide el ingreso de alimentos y medicamentos. Como consecuencia, hay siete millones de yemeníes en hambruna y que dependen de ayuda para sobrevivir. Naciones Unidas estima que la situación solo empeorará el próximo año.

El bloqueo saudita, apoyado por potencias como EE.UU. y Reino Unido, tiene como excusa detener el supuesto tráfico de armamento enviado a los hutíes desde Irán, cuyo gobierno ha rechazado las acusaciones falsas en su contra.

La realidad es que la posición geográfica de Yemen lo convierte en un país clave para el control marítimo en el medio oriente.

Ocupación israelí en Palestina

El año 2018 tuvo la cifra más alta de palestinos asesinados por el Ejército de Israel, con 295 muertos, de acuerdo al registro de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), que se lleva desde 2015. Además, hubo 29.000 palestinos heridos.

Al menos 180 muertos y 23.000 heridos ocurrieron solo durante la "Gran Marcha del Retorno", manifestaciones organizadas en la frontera de Gaza desde el 30 de marzo de 2018.

Entre los palestinos asesinados se contabilizan 54 niños, según un informe del Centro Abdullah Al Hourani de Estudios y Documentación para la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Asimismo, 7.000 heridos son menores de edad.

Por otro lado, las fuerzas de Israel detuvieron solo en 2018 a unos 6.500 palestinos en la ocupada Cisjordania y la Franja de Gaza.

También este año los colonizadores israelíes derrumbaron 538 casas y construcciones palestina en las ocupadas Cisjordania y Jerusalén. Como resultado, 1.300 personas, incluidos 225 niños, se quedaron sin hogar.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.