• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La aplicación de medicamentos falsos en quimioterapia a niños causa indignación en México e incrementa el rechazo a la impunidad contra la corrupción.
    En Profundidad

    La aplicación de medicamentos falsos en quimioterapia a niños causa indignación en México e incrementa el rechazo a la impunidad contra la corrupción.

Niños diagnosticados con cáncer en el estado mexicano de Veracruz recibían dosis de agua destilada, en lugar del medicamento que tenían indicado para combatir la enfermedad. Corrupción que ha disparado las alarmas sobre este flagelo que socava a la sociedad mexicana.

La corrupción es un terrible pulpo que con sus tentáculos impacta en lo social, político, económico, institucional, entre otros sectores. Veracruz, México, no escapa a este fenómeno. Declaraciones de Miguel Ángel Yunes, gobernador de ese estado azteca, dispararon las alarmas en todo el país al revelar que durante la administración de antecesores en el cargo, Fidel Herrera (2004-2010) y Javier Duarte (2010-2016), aplicaron quimioterapias falsas a niños enfermos.

El fiscal general de México, Raúl Cervantes (izquierda) y el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, el pasado 10 de enero. (Foto. EFE)

La denuncia de Yunes

El actual gobernador de Veracruz declaró que los niños diagnosticados con cáncer sólo recibían dosis de agua destilada, en lugar del medicamento que tenían prescrito para combatir la enfermedad.  

“Tenemos ya resultado de un laboratorio que señaló que el medicamento que se administraba niños, una quimioterapia que se administraba niños, no era realmente un medicamento, sino que era un compuesto inerte, era agua prácticamente destilada”, dijo.

Yunes informó el nombre de los funcionarios del equipo de Duarte responsables de los hechos, tras explicar que las investigaciones aún se encuentran en proceso.  

“Esto nos parece realmente un pecado brutal, un atentado contra la vida de los niños y se está terminando de analizar y en su momento se presentan las denuncias”, expresó.

"Estoy indignado porque conozco las condiciones en que operan los hospitales de Veracruz y esto es algo que está fuera de todo parámetro", manifestó a la emisora Radio Fórmula.

El gobernador señaló que su administración intenta determinar hasta cuándo se mantuvo el abastecimiento de estos medicamentos falsos o clonados y hasta cuándo se administraron a enfermos.  

Precisó que las compras de este producto, principalmente Avastin, comenzaron en el gobierno de Herrera (2004-2010) y se descubrieron con Duarte (2010-2016), quien mantuvo su adquisición a las mismas empresas.  

Evidentemente sí se administró, toda vez que se siguió comprando a las mismas empresas el mismo producto.  

El gobernador anunció que presentará denuncias penales contra Herrera, actual cónsul de México en Barcelona (España), y Duarte, quien el año pasado pidió licencia del cargo antes de ser sucedido por Yunes y después se fugó de la Justicia para no encarar acusaciones de delincuencia organizada y lavado de dinero en su contra.

Hablan los afectados

La familia Vazquez Ortega conoce bien el impacto de estos hechos de corrupción. Los primeros tratamientos de Gael, niño que con cuatro años fue diagnosticado de cáncer, apenas surtieron efectos.  

Rodrigo Hernández, corresponsal de teleSUR en México, entrevistó a Diana Edith Vázquez, madre de Gael: "Durante los seis meses que Gael se sometió a quimioterapia, yo conté más o menos entre 12 y 15 niños que fallecieron".

"A la hora de diluir los medicamentos, era pura agua y se la estaban pasando así mismo. No le estaba funcionando para nada el tratamiento".  

"No había suficiente camas en muchas ocasiones, y otras veces faltaba el medicamento o se lo daban ya vencido".

Madre de uno de los niños afectados. (Foto: Captura de video de teleSUR)

Desde otros partidos alzan sus voces

Senadores del PAN y PRD expresaron su indignación tras revelarse las quimioterapias falsas y pidieron que se realice una investigación.    

“Sería una bestialidad, un asunto ya de animales, espero que no sea cierto. Debe de comprobarse. Duarte debe estar en el infierno, no en una prisión”, expresó Miguel Barbosa, coordinador de los perredistas. “Que se investigue y se determine cualquier responsabilidad. Lo que hizo Duarte va más allá de lo racional, de lo humano”.  

El coordinador de los panistas, Fernando Herrera, exigió la intervención de la Secretaría de Salud federal.  

“Es una vergüenza para el país, es un crimen de lesa humanidad que debe investigarse. Narro no puede hacer a un lado la responsabilidad de revisión y, junto con la autoridad local, debe investigar toda la delictiva de Veracruz, desde el Gobernador prófugo hasta el responsable de los servicios de salud”, señaló.

En Veracruz, medicamentos y pruebas falsas para combatir el cáncer y el VIH. (Foto: AP)

También falsas pruebas de VIH

Proporcionar agua en lugar de medicina a niños con cáncer, sería sólo la punta de un iceberg de corrupción y negligencia en la salud pública de Veracruz.  

"Existen otros casos muchos más graves que el de los medicamentos de cáncer como la compra de miles de pruebas falsas de VIH”, explica al diario El País, el exsecretario de Salud con Duarte entre marzo de 2013 y octubre de 2014, Antonio Nemi.    

"Se compraron entre 50.000 y 70.000 pruebas falsas de VIH Sida. En todas ellas daban negativo y se pudo detectar a tiempo y nunca llegó a la población, pero se gastaron ocho millones de pesos en comprar estas pruebas a sabiendas que eran falsas", denuncia.    

Nemi centra su acusación en el exadministrador de la Secretaría de Salud, Ricardo Sandoval, a quien cesó nada más llegar al cargo en marzo de 2013.

Jazz Bustamente es una joven que sufrió de cerca los efectos de la corrupción en el sistema sanitario de México: "Dejaron de darles el tratamiento de antivirales a muchas personas, tratamiento que si no los tomas a diarios, vas a decaer. Les explicaron que habían recortado los presupuestos", declara Bustamente en entrevista para teleSUR.

Paciente con VIH afectada con las negligencias y la corrupción en Veracruz. (Foto: Captura de video de teleSUR)
"El Estado de Veracruz vive una carencia enorme de la aplicación de justicia, del retraso en derechos humanos" (Jazz Bustamente, activista veracruzana)

Tras las pistas de la empresa que vendió medicamentos falsos 

Las empresas que investiga el gobierno de Veracruz por la venta de medicamentos falsos a la secretaría de Salud, y de miles de pruebas de VIH-Sida inservibles, se dedican a importar semillas y maquilar ropa interior, entre otros giros que nada tienen que ver con el suministro de medicamentos.    

Además, según denunció el actual gobernador Miguel Ángel Yunes, y de acuerdo con documentos en poder de los medios de comunicación Animal PolíticoMexicanos contra la Corrupción, varias de estas compañías tienen como integrantes personas que guardan vínculos familiares con Jorge Carvallo Delfín, actual diputado federal por el PRI y hombre de confianza de Javier Duarte, el exmandatario veracruzano prófugo de la justicia por el caso de las ‘empresas fantasma’.  

Carvallo Delfín también fue “coordinador de agenda” de Fidel Herrera Beltrán, el antecesor de Duarte en el gobierno de Veracruz, y actual cónsul mexicano en Barcelona, España.  

Suministros Maxbec tiene hasta 18 giros comerciales diferentes, pero ninguno relacionado con el suministro de medicamentos.  

Esta compañía se dedica a rubros como la exportación e importación de granos y semillas, el diseño y confección de prendas de vestir y accesorios como bisutería, o el abastecimiento de ropa interior.    

Otra empresa acusada por el actual gobierno estatal de vender medicamentos falsos es Grupo Empresarial Heberen.  

Según consta en su acta constitutiva ante la Secretaría de Economía, Heberen también se dedica a una gran cantidad de rubros –desde la construcción de edificios y carreteras hasta la perforación de pozos y gaseoductos-, pero ninguno vinculado con la venta de fármacos.

Sobre los responsables

A Javier Duarte como Fidel Herrera lo señalan como responsables de la quiebra del estado mexicano de Veracruz, cuya deuda creció entre 2010 y 2016 en 1.454 millones de dólares.  

Tras su fuga, la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) confiscó a Duarte 112 cuentas bancarias, cinco empresas dedicadas a actividades diversas y cuatro propiedades.                                                                                        

La Auditoría Superior de la Federación detectó desvíos por 1.719 millones de dólares entre 2011 y 2014, y el mismo órgano estatal ha presentado denuncias por desvíos que suman 1.130 millones de dólares.    

Esos materiales falsos se detectaron por primera vez el 6 de julio de 2010, cuando Herrera era gobernador, y se pidió un dictamen a la empresa farmacéutica Roche, que concluyó que el material estaba contaminado y no correspondía a su producto original.    

Pese a ello, siguieron comprándose a tres laboratorios vinculados al diputado federal Jorge Carvallo, del PRI.

hspace="5" src="/export/sites/telesur/img/multimedia/2017/01/31/duarte-sinembargo.jpg_684540385.jpg" title="" vspace="5" />
Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte, prófugo de la Justicia .(Foto: Sin Embargo)
La Red por los Derechos de la Infancia en México denunció que, de confirmarse estos hechos, además de ser "un acto de corrupción y desvío de recursos públicos que afecta directamente a niñas y niños", lo sucedido "deberá ser configurado como un crimen de Estado".

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.