• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El presidente Nicolás Maduro asegura que la mayor victoria de esta jornada fue la elección de los venezolanos por la paz.
    En Profundidad

    El presidente Nicolás Maduro asegura que la mayor victoria de esta jornada fue la elección de los venezolanos por la paz.

Los resultados de las elecciones regionales de Venezuela configuran un nuevo escenario político en la nación, en medio del funcionamiento de la Asamblea Constituyente y a pocos meses de las acciones violentas impulsadas por la derecha. 

Precedidas por una jornada violenta promovida por la oposición, las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos que agravan la guerra económica y en medio de la campaña mediática contra el Gobierno Bolivariano, las elecciones regionales en Venezuela ratificaron el liderazgo de la izquierda en la nación suramericana. 

Unas 17 gobernaciones quedaron adjudicadas al Gobierno Bolivariano, otras cinco fueron para la oposición y una queda por determinar. Son en total 23 estados que conforman el territorio de esta nación. Los resultados reconfiguran el escenario político de Venezuela, en el que el Gobierno Bolivariano retoma estados controlados anteriormente por la oposición y pierde en zonas fronterizas afectadas por el contrabando y otros delitos. 

"Esta victoria es una proeza moral y política del pueblo venezolano que ha aprendido a resistir los embates de la oligarquía y que ha dicho no a las sanciones, no al intervencionismo. Queremos vivir en paz", dijo el presidente Nicolás Maduro luego de reconocer los resultados. 


Venezolanos desmontan la supuesta dictadura

Iniciada la democracia protagónica y participativa durante el Gobierno del presidente Hugo Chávez, Venezuela ha celebrado 22 elecciones en 18 años, lo que da un promedio de más de una jornada por año, superior a lo que ocurre en otras naciones democráticas. 

En la gestión de Maduro se ha dado continuidad a esta tendencia con cinco elecciones, en medio de las acusaciones de la derecha de una supuesta dictadura y deslegitima las instituciones cada vez que reciben un resultado desfavorable. 

Los comicios regionales de Venezuela han sido acompañados antes, durante y después de la votación por autoridades electorales de varios países, que garantizan la confiabilidad del proceso y de la libertad de voto. Asimismo, han verificado la transparencia en los resultados y celebraron la actitud cívica de los electores. No obstante, la oposición insiste en declararlos fraudulentos sin presentar pruebas. 

Además, en estos comicios se registró la más alta participación en regionales de Venezuela en el siglo XXI, 61,14  por ciento. La cifra supera a las de procesos similares en países como México, Chile, Colombia, Estados Unidos, Francia o Alemania. 

>> Prensa internacional omite información de comicios venezolanos


Gobierno Bolivariano ratifica su liderazgo 

Con el 98,5 por ciento de las actas escrutadas, el Gran Polo Patriótico (GPP) ganó 17 gobernaciones, mientras que la agrupación de derecha autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) obtuvo cinco. Aún falta por conocer el resultado de gobernación del estado Bolívar porque la tendencia todavía no es irreversible.

La cifra representa una caída para la oposición venezolana de casi tres millones de votos en comparación con las elecciones parlamentarias de 2015, en las que logró más de siete millones.

"Algunos decían que el chavismo estaba en el ocaso, les quiero decir desde el muro de Petare, que el chavismo está más vivo que nunca, que el chavismo es el futuro de la patria", enfatizó el electo gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez, en su celebración junto al pueblo.

>> Seis candidatos del PSUV son reelegidos tras comicios en Venezuela


Redistribución regional de las fuerzas políticas

Aunque la mayoría de las gobernaciones fueron ganados por las fuerzas del Gobierno Bolivariano, entre los cinco estados adjudicados a la oposición están Mérida, Táchira y Zulia, fronterizos con Colombia, donde el contrabando y otros delitos hacen mella en la población local. 

Asimismo, en estas entidades los gobernadores salientes pertenecían al GPP, por lo que representa una pérdida para el control fronterizo estratégico para el Gobierno Bolivariano, que avanza en un plan de control de delitos en la zona. 

Para el analista Atilio Borón, "la derrota del oficialismo en la llamada 'media luna': Zulia, Táchira y Mérida, estados fronterizos con Colombia, es preocupante y no puede ser medida tan sólo en términos electorales. Allí anidan sectores animados por un fuerte espíritu secesionista que, si las condiciones internas llegaran a deteriorarse, podrían convertirse en una crucial cabeza de playa para facilitar alguna intervención foránea en Venezuela". 

Por otro lado, en el estado Miranda, considerado un bastión opositor y cuyo electorado es el segundo distrito del país, la victoria fue para el GPP. También en Lara, Carabobo y Aragua la victoria fue clave para los líderes de izquierda por la dimensión de su cuerpo electoral.

En total, tres cuartas partes de las gobernaciones serán gestionadas por los líderes del GPP.


La reacción de la MUD

Aunque la oposición pasó de tener tres gobernaciones a cinco, los dirigentes de derecha están insatisfechos con los resultados oficiales que representan para ellos un apoyo del 45 por ciento. 

A pocos minutos de balance del Consejo Nacional Electoral (CNE), en una rueda de prensa aseguraron que hubo un fraude electoral y llamaron a nuevas movilizaciones en la calle. Además, pidieron un auditoría de los votos, que ya el presidente Maduro había solicitado a la Asamblea Nacional Constituyente que funciona en el país. 

No es la primera vez que este sector dice haber sido perjudicado electoralmente por un fraude sin presentar pruebas. 


Venezolanos eligen la paz

El presidente Maduro afirmó que la victoria más significativa de los venezolanos tras estas elecciones es la paz, luego de los meses de violencia promovidos por la oposición desde abril y hasta el 30 de julio, cuando se celebró la elección de los representantes de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). 

"Es la democracia, es el debate de ideas, son las elecciones. El camino no es quemar gente, no es quemar las ciudades, no es matar, no es la violencia, no es la guerra económica para ponerle los precios a la gente como locos para que la gente se ponga molesta", afirmó. 

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.