• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • 14 DE JUNIO 2015 Las manifestaciones de la derecha que buscan desestabilizar al gobierno, tienen lugar en las principales ciudades de Ecuador.
    En Profundidad

    14 DE JUNIO 2015 Las manifestaciones de la derecha que buscan desestabilizar al gobierno, tienen lugar en las principales ciudades de Ecuador.

Las protestas de la ultraderecha opositora se dan en un contexto de denuncias de desestabilización. Mientras tanto, el Gobierno de Rafael Correa no solo mantienen el apoyo de la mayoría de su pueblo sino el de toda la región.

Los sectores privilegiados de la derecha ecuatoriana organizan protestas en todo el país para intentar desestabilizar al Gobierno. Desde principios de junio, los manifestantes de la oposición han llevado a cabo una serie de protestas, en su mayoría, en las ciudades más grandes, Quito y Guayaquil, y varias han terminado en violencia.

En principio, el argumento que daba la ultraderecha para las manifestaciones era que las movilizaciones fueron en respuesta a varios proyectos de ley que presentó el presidente Rafael Correa y cuyo objetivo era abordar las desigualdades en el país. Con la aprobación de las leyes la clase alta y media pagaría mayores impuestos de herencia.

Correa, en un esfuerzo de promover el diálogo, decidió retirar temporalmente los proyectos de ley e inició conversaciones sobre equidad, distribución de la riqueza y otros mecanismos para abordar la desigualdad.

No obstante, en junio, las manifestaciones de la derecha adoptaron un tono político distinto, debido a los intentos deliberados de obtener protagonismo a través de estas de los principales políticos de oposición.

En lo que representa un cambio preocupante, muchos manifestantes llaman abiertamente a derrocar el gobierno democrático de Rafael Correa, electo tras una victoria aplastante en 2013 con  57% de los votos.

El ministro del Interior de Ecuador, José Serrano, informó en julio que se había revelado un complot para derrocar al gobierno durante las protestas, incluido un plan para irrumpir en el Palacio Presidencial, cerrar los aeropuertos y atacar a las fuerzas de seguridad.

Algunos líderes del movimiento indígena buscaron sacar ventaja de la coyuntura. La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) rechazó explícitamente el llamado al diálogo del Presidente e hizo un llamado a un alzamiento contra el gobierno.

Grupos Indígenas Rechazan Alzamiento

La decisión de llamar a un alzamiento contra el gobierno socialista, popular y democrático provocó reacciones de líderes indígenas que rechazaron categóricamente el intento de debilitar el gobierno de Correa. Ante este contexto, teleSUR conversó con líderes de las bases quienes consideran que el diálogo con el gobierno será más productivo y permitirá abordar mejor las necesidades del pueblo.

Ecuador denuncia intento de golpe

Con el cambio de tono de las manifestaciones opositoras, el Gobierno de Ecuador denunció los planes de la derecha opositora de sembrar caos en las protestas como un intento de derrocar al gobierno.

Alarmante video incita a la rebelión de la policía contra el gobierno de Correa

En junio se dio a conocer un video que buscaría incitar a la rebelión y llamar a la policía ecuatoriana a unirse a las manifestaciones de oposición y esfuerzos de desestabilización contra el presidente. El video es alarmante debido al papel de la policía en el intento de golpe contra Correa en 2010.

Intento de golpe contra Correa en 2010

El 30 de septiembre de 2010 refleja lo ocurrido en el pasado en otros países latinoamericanos  cuando se utilizaba la fuerza para destituir a jefes de Estado electos.

En el intento de golpe en Ecuador, reconocido con la fecha del “30-S” hay un paralelismo con el derrocamiento contra el presidente Hugo Chávez en Venezuela en 2002 y con la destitución de líderes progresistas en Honduras y Paraguay en 2009 y 2012 respectivamente.

La violencia y abuso de los Derechos Humanos generada ese día terminó en la muerte de cinco personas, todas contrarias al golpe.

Según testimonios, el 30 de septiembre de 2010 el intento de golpe violento y antidemocrático para derrocar al presidente Correa contó con apoyo de sectores de la policía nacional y el Ejército, quienes bloquearon carreteras, ocuparon el parlamento y aeropuertos. Rodearon el hospital donde el presidente Correa buscó refugio tras ser herido físicamente por la policía. La policía se rehusó a permitir que el presidente se fuera, y lo mantuvieron allí por más de 12 horas.

La habitación donde el presidente se había refugiado fue baleada. Cuando lo rescataron del hospital, el auto donde era trasladado recibió varios impactos de bala. Una de las personas que protegían al presidente resultó muerta. Según grabaciones de la policía, se escucha a funcionarios haciendo un llamado a “matar al presidente”, a “matar a Correa” y a que “no dejen que se vaya”.

En un claro intento de evitar que la verdad saliera a relucir, simpatizantes de las acciones de la policía tomaron control del canal de televisión del Estado. Varios periodistas fueron atacados en otras zonas de la ciudad. Pero el pueblo que salió a las calles a apoyar al presidente electo sabía lo que en verdad estaba en marcha, al igual que la Unión de Naciones Suramericanas y la Organización de Estados Americanos, que describieron las acciones como un intento de golpe.

Tras la derrota del golpe, cuando soldados leales rescataron al presidente, muchos quisieron encubrir la conspiración. Algunos simpatizantes del golpe incluso afirmaron que no había ningún intento de golpe, como pasó en Venezuela en 2002, lo cual se puede desmentir fácilmente quien haya visto el documental “Muchedumbre 30-S”.

La ofensiva de la derecha

La oposición de derecha sabe que el Gobierno de Correa en Ecuador cuenta con el apoyo de la mayoría de la población y que su única opción es desestabilizar al gobierno para buscar intervención internacional o un golpe.

Le invitamos a leer el texto de Fernando Vicente Prieto sobre Ecuador y la nueva ofensiva de la derecha

Las manifestaciones en Ecuador se vuelven violentas

El presidente Rafael Correa dijo que las manifestaciones de la oposición son parte de un complot para desestabilizar a su gobierno.

Vine cortesía: teleSUR English

En respuesta, el pueblo ecuatoriano insiste en la defensa de su democracia, de su Presidente y en el apoyo a la Revolución Ciudadana que él impulsa.

¿Cuánto ha cambiado Ecuador con la Revolución Ciudadana ?

Tras su llegada al poder hace ocho años el 15 de enero de 2007, ha habido un cambio en Ecuador gracias a las políticas económicas y sociales que dan prioridad a la igualdad, inclusión social, servicios públicos y mayor crecimiento económico.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.