• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Migración, control de armas y política internacional son algunos de los temas sobre los que Obama ha tomado medidas antipopulares.
    En Profundidad

    Migración, control de armas y política internacional son algunos de los temas sobre los que Obama ha tomado medidas antipopulares.

El presidente estadounidense Barack Obama ejecuta visitas oficiales a Cuba y Argentina entre el 20 y 23 de marzo. Te mostramos con un especial de Infraganti las medidas o inacciones más polémicas del ganador del Premio Nobel de la Paz en 2009.

El Nobel de las guerras

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ganó el premio Nobel de la Paz en 2009 por supuestamente promover el entendimiento en Medio Oriente y sus esfuerzos para el desarme nuclear. Desde esa fecha, Obama ha emprendido guerras, ha intervenido en medio oriente y ha ejecutado procesos desestabilizadores en Ucrania, Venezuela y Rusia.

En 2011 EE.UU. lideró el ataque de la OTAN a Libia, que causó la muerte de cientos de personas, el asesinato del líder Muammar al Gadafi junto a varios de sus hijos y el inicio de una guerra civil que hasta ahora se mantiene.

Cuando Israel atacó a mediados de 2014 a gaza durante 50 días, en los que murieron más de dos mil personas, la mayoría de ellos civiles, EE.UU. No alzó su voz en ningún foro internacional.

Más de 200 mil personas han muerto en los últimos cinco años por la guerra en Siria, que ha contado con la participación activa de Occidente. Además del refuerzo militar, Obama ha expresado públicamente su apoyo a los mercenarios que buscan derrocar al presidente Bashar Al Assad en Siria.

Sanciones contra Irán, Corea del Norte, Rusia, Venezuela y el derrocamiento y guerra civil en Ucrania son algunas de las más recientes guerras de EE.UU. en nombre de la paz y la democracia.

Las guerras de Estados Unidos (Parte I y II)

¿Cómo se relaciona a Estados Unidos con el Estado Islámico?

Agresiones contra Siria, ¿quién planificó la "primavera"?

Las medidas y promesas incumplidas sobre migración

Cuando falta poco menos de un año para que culmine su segundo y último mandato, la administración del Nobel de la Paz 2011 contabiliza casi tres millones de deportados, una cifra récord que supera incluso los 2,01 millones de expulsados durante los ocho años de mandato de George W. Bush.

Este no ha sido el único récord del Gobierno de Obama, pues según un informe de la Universidad de California, en tan sólo siete años de gestión, el mandatario superó también las 2,1 millones de expulsiones de inmigrantes efectuadas en Estados Unidos entre 1892 y 1997, es decir, en un siglo.

En sus dos campañas presidenciales, Obama sostuvo la bandera de una justa reforma migratoria, con énfasis en la legalización de 11 millones de indocumentados, principalmente de origen latinoamericano. A lo largo de su mandato se ha jactado de que las deportaciones han dado "mayor seguridad a la población estadounidense".

Antes de las elecciones presidenciales de 2012 EE.UU. registraba un aproximado de 50 millones de latinoamericanos, es decir, 17 por ciento de la población estadounidense, de los cuales 25,2 millones podían ejercer el voto.

Encuestas previas a los comicios indicaban que siete de cada diez latinos aptos para sufragar, lo harían a favor del candidato afrodescendiente, con la esperanza de que prestase mayor atención a esa comunidad en cuanto a legalidad en EE.UU.

Estas cifras demuestran que Obama llegó a la presidencia gracias a la ilusión de los migrantes, quienes en siete años sólo han sido sometidos a más políticas que les obligan a esconderse y vivir en la ilegalidad.

En noviembre de 2014 los migrantes en EE.UU. esperaban ansiosamente las declaraciones del presidente respecto a las leyes migratorias, pero sólo se creó un clima de decepción colectiva al escuchar la propuesta de regularización…

El plan sólo protegerá de la deportación a familiares de ciudadanos estadounidenses que hayan estado en el país desde antes de enero de 2010 sin cometer ningún delito; a trabajadores altamente calificados y a quienes llegaron al país con menos de 16 años y han permanecido desde entonces sin registrar antecedentes penales.

El número de personas que pueden optar por ese beneficio, que aún se discute en el tribunal supremo, no supera los cinco millones, de un total de 30 millones de indocumentados ansiosos que permanecen de manera legal en el país norteamericano.

Los proyectos en migración que engaveta el Congreso

Migrar a EE.UU., ¿sueño o pesadilla americana?

Lo que hizo y dejó de hacer sobre el control de armas

También han sido objeto de controversias las medidas que Obama no ha podido implementar, como el control de armas. En EE.UU. cada día 30 o más personas son heridas o asesinadas con pistolas y hay más armas que habitantes.

Estados Unidos, es el país con más armas de fuego en el mundo. En 2009, registraron 310 millones de armas de fuego y unos 306 millones de habitantes, según las últimas cifras del Congreso.

Desde 2009 cuando Obama asumió la presidencia de ese país, ofreció alrededor de 15 comparecencias en las que condenó las matanzas y pidió el endurecimiento de las leyes, sin ninguna acción concreta.

En 2016, un año electoral y cuando está por finalizar su último mandato, el presidente decidió aplicar medidas por la vía ejecutiva, debido a  que el congreso se niega al control de armas.

El presidente asumió que las medidas no evitarán los tiroteos masivos ni dejarán las armas lejos de un criminal, sino que  sólo contemplan trámites previos para los vendedores y compradores de armas.

Las decisiones ejecutivas no limitan la capacidad de los cargadores de las armas ni prohíbe la venta de rifles de asalto, un arma que ha sido usada por criminales como James Holmes, quien asesinó a 12 personas en una sala de cine con un fusil de asalto similar a una AR-15 y usó un cargador de 100 balas.

Las medidas sobre control de armas que no frenan los tiroteos masivos

Ataques contra Venezuela

Obama anunció en marzo de 2015 un decreto contra Venezuela, que en 2016 fue extendido por un año más. Declaró a Venezuela "una amenaza" para Estados Unidos.

El motivo del veto contra funcionarios venezolanos es la supuesta "violación a los derechos humanos" durante las protestas golpistas de 2014, que ocasionaron la muerte a 43 venezolanos. Le mostramos en estos capítulos de Infraganti los datos que desmontan los argumentos de Occidente:

Una amenaza inusual

Intereses de EE.UU. en América del Sur

El espionaje de EE.UU. a PDVSA


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.