• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Néstor Kirchner y Cristina Fernández convirtieron a Argentina en pionera en derechos sociales.
    En Profundidad

    Néstor Kirchner y Cristina Fernández convirtieron a Argentina en pionera en derechos sociales.

Los avances sociales, educativos, de salud y la defensa de la soberanía económica contra los fondos buitre marcaron los mandatos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández como presidentes de Argentina.

En 2015 se cierra una década de cambios en Argentina. Se conoce por varios nombres: la era del Kirchnerismo o la década K, pero se distingue en todo el mundo por la transformación del país en un símbolo de reivindicación social, con la imputación de más de 2 mil represores de la dictadura.

Una de las primeras medidas que tomó el expresidente Néstor Kirchner, quien asumió la presidencia en 2003, fue la anulación de las llamadas "leyes del perdón" que daban inmunidad a los acusados de crímenes de lesa humanidad. Entre los delitos que tuvieron repercusión en el tiempo, destaca la desaparición forzada de más de 30 mil argentinos, según cifras de las Madres de Plaza de Mayo.

Las reivindicaciones sociales tomaron marco legal con diversos estatutos, unos de los más trascendentales fueron la Ley de Identidad de Género, la ley que castiga el trabajo infantil y la Ley de Fertilización Asistida.

Políticas de nacionalizaciones, que le devolvieron al pueblo sus servicios básicos, sellaron la reivindicación social de la década K y le dijeron no al capitalismo que desde tiempos de dictadura se enriquecían con los recursos de los argentinos.

Logros sociales y económicos del proyecto K en Argentina

La creación de empleos para reducir la desigualdad social, a raíz de la pobreza fue una de las premisas del proceso kirchnerista de Néstor, que asumió el Gobierno de Argentina con una tasa de desempleo de 17,3 por ciento en 2003, que descendió a 7,9 una vez culminó su periodo presidencial. En 2014 con Fernández, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el desempleo se situó en 6,9 por ciento.

La pobreza en Argentina alcanzó uno de los niveles más críticos durante la gestión de Carlos Menem, quien finalizó su mandato con un 54 por ciento en ese indicador. Néstor Kirchner inició su mandato con un índice de pobreza de 40,28 por ciento, cifra que disminuyó a 4,7 por ciento para 2013, durante el mandato de Cristina Fernández.

De acuerdo a cifras divulgadas por el Banco Mundial (BM), entre 2003 a 2009 se duplicó la clase media, pasando de 9,3 millones a 18,6 millones (equivalentes al 45 por ciento de la población).

LEA MÁS AQUÍ

La huella del kirchnerismo en igualdad y justicia

“El único presidente que hizo caso a lo llamados del pueblo ante esta petición fue Néstor Kirchner”, según el diario El Tiempo Argentino. Por su parte, mandatarios neoliberales se han encargado de profundizar y aumentar crímenes en dictaduras para tratar de imponer un nuevo orden racional.

Entre 2006 y septiembre de 2014, 503 acusados de represión fueron condenados y 42 absueltos. Según un informe del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), en total 2 mil 625 personas fueron acusadas de crímenes de lesa humanidad.

El Banco Nacional de Datos Genéticos (Bndg) es un archivo de búsqueda e identificación de hijos y/o hijas de personas desaparecidas, que fueron secuestrados junto a sus padres o nacieron durante el cautiverio de sus madres durante la dictadura militar argentina. Creado en 1987 y reforzado por los gobiernos kirchneristas.

LEA MÁS AQUÍ

Claves: Avances del proyecto K vs. la política neoliberal

​La transformación de Argentina durante los últimos 13 años, liderada por el kirchnerismo, se ha hecho notar en la región con sus numerosos avances en materia social, educativa y áreas como la defensa y seguridad.

La creación de miles de escuelas en todo el país, reformas de leyes educativas, construcción de hospitales, políticas que garantizan acceso gratuito a la salud, operaciones para el mantenimiento de la paz y reformas a leyes relacionadas con la defensa y seguridad son muestra de estos logros.

A diferencia de ello, los gobiernos que dicen ser progresistas, tales como el del actual candidato presidencial, Mauricio Macri, quien además es jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, se ha dedicado más bien al cierre de colegios, aumento de presupuestos en escuelas privadas y poca inversión en áreas como la educación y la salud, según reflejan datos oficiales.

LEA MÁS AQUÍ

La continuidad del kirchnerismo

El próximo 22 de noviembre los argentinos elegirán a su próximo presidente entre dos modelos políticos: la continuación del kirchnerismo con Daniel Scioli o retroceder a las políticas neoliberales del pasado con el empresario Mauricio Macri.

En la primera vuelta electoral del 25 de octubre el candidato del Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli obtuvo el 36,86 por ciento de los votos, mientras que el opositor de Cambiemos alcanzó el 34,3 por ciento.

LEA MÁS AQUÍ

Mauricio Macri y sus deudas con la justicia


El candidato presidencial de Argentina por Cambiemos, Mauricio Macri, ha acumulado a través de los años grandes deudas con la justicia, desde escuchas ilegales hasta abuso de autoridad y discriminación.

Macri, quien propone un plan de Gobierno impulsado con propuestas económicas neoliberales, está procesado por las intervenciones telefónicas ilegales a un familiar de una víctima del atentado a la AMIA, Sergio Burstein.

Asimismo, durante su campaña por la reelección en 2011, Macri fue demandado por discriminación contra las personas con sobrepeso y por recibir financiamiento de una red de prostitución.

LEA MÁS AQUÍ

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.