• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  •  La Guajira colombiana es uno de los departamentos más pobres de Colombia.
    En Profundidad

    La Guajira colombiana es uno de los departamentos más pobres de Colombia.

Venezuela cerró el paso fronterizo de Alta Guajira con Colombia el martes 8 de septiembre para combatir el paramilitarismo, contrabando de alimentos y combustible que afecta a esta zona.

La Guajira, un territorio desértico al norte de Colombia, evidencia la falta de atención y políticas sociales que ayuden al desarrollo de una vida normal para sus cerca de 200 mil habitantes.

La casi inexistente red eléctrica, un deficiente servicio de agua y la ausencia de un sistema de alcantarillado son indicadores de la poca calidad de vida de la región.

La sequía y la pobreza

Desde hace casi tres años este territorio padece una de las sequías más inclementes. Para satisfacer sus necesidades hídricas los habitantes están obligados a caminar largas distancias hasta molinos de viento que no dan agua de buena calidad.

Algunas comunidades cuentan con molinos de viento instalados hace más de 60 años. Pero la carencia del líquido influye en la propagación de enfermedades como gripe, diarreas y fiebre.

La desnutrición afecta principalmente a los niños de la localidad, de acuerdo a cifras oficiales en la Guajira colombiana alrededor de 27,9% de los niños sufre de desnutrición.

Además, la falta de agua incide en el poco desarrollo de la agricultura y la ganadería, los animales de cría han perecido por la falta de alimento. Esto afecta la dinámica social puesto que los animales usualmente son usados como forma de pago entre las personas.

Población guajira en Colombia

La península Guajira de Colombia es habitada mayoritariamente por la población indígena Wayúu, sin embargo, en la región también conviven personas provenientes de otras zonas pobres de Colombia.

De acuerdo a datos oficiales, más del 64 por ciento de la población de la Guajira vive en situación de pobreza, mientras el 35 por ciento se ubica debajo de la línea de la indigencia.

Aunque es un territorio con potencial para la explotación económica de recursos minero-energéticos, turismo, pesca, agricultura y ganadería. La Guajira colombiana es uno de los departamentos más pobres de Colombia.

La población sufre problemas sanitarios, de acceso a la educación, al transporte y de mortalidad infantil debido a la negligencia de los gobiernos regionales.

Los recursos y la corrupción

La Guajira abastece el 50 por ciento de la demanda de gas vehicular del territorio colombiano.

Además, en su territorio se explota la mina de carbón a cielo abierto más grande del mundo"Cerrejón", la principal del país. Más del 55% del PIB de la zona proviene de la explotación del carbón.

Paradójicamente, en una localidad afectada por la sequía, las transnacionales que extraen este mineral se gastan en promedio 2 mil 700 metros cúbicos de agua.

Precisamente, los 20 mil millones de dólares que se han estimado en regalías por la explotación de los recursos naturales de la zona que deberían volver a la población en forma de beneficios para mejorar su calidad de vida, han ido a parar a los bolsillos de una corrupta administración pública.

La explotación del carbón y el medio ambiente

A la pobreza económica se suma la degradación del medio ambiente, cada año se usan 61 mil 800 toneladas de explosivos equivalentes a tres bombas atómicas sobre Hiroshima para la extracción del carbón que remueven 230 millones de metros cúbicos de tierra.

El Río Ranchería, única fuente de agua para los habitantes de la zona, fue desviado de su cauce natural para la construcción de una represa que supuestamente beneficiaría a la población.

Este 2015, indígenas Wayúu acudieron a instancias internacionales para denunciar que el río fue represado para beneficiar a la industria agrícola y la explotación de la mina de carbón.

En las obras de desviación del río murieron 3 mil 500 peces de distintas especies debido a la contaminación del agua.

Medidas desesperadas

En el año 2012, en el municipio uribia, capital de la Guaijira, 96 por ciento de la población presentaba Necesidades Básicas Insatisfechas.

Las Wayúu gozan de las nacionalidades en las que se encuentra su territorio, por lo tanto son colombo-venezolanos y pueden transitar libremente a ambos lados de la frontera.

La política social de subsidios de alimentos en Venezuela les permite subsanar el déficit nutricional del que son víctimas por la desatención histórica del Estado colombiano.

No obstante, el fácil acceso a estos productos facilitó que el negocio de contrabando de extracción prosperara en la frontera, lo que provocó que en el año 2014 se extrajeran 5 mil toneladas de alimentos mensuales, cantidad suficiente para alimentar por un mes a una ciudad de un millón y medio de personas.


Atención de Venezuela hacia los colombianos

Tras el anuncio del presidente de Venezuela Nicolás Maduro, de cerrar la frontera colombo-venezolana por el estado Táchira (oeste), el pasado mes de agosto y el estado de excepción aplicado a la zona de Paraguachón (Alta Guajira) en el estado Zulia (noroeste), se ha hecho una manipulación mediática de la información respecto al trato del Gobierno venezolano hacia los colombianos.

Los más de cinco millones 700 colombianos que se han venido a Venezuela ha sido para encontrar paz, tranquilidad y una mejor vida, además de mejores condiciones sociales las cuales no pudieron obtener en su país de origen.

"Si hay alguien que ha desmembrado a las familias son los históricos Gobiernos colombianos con seis millones 200 mil personas desplazadas, 400 mil refugiados en el mundo y con más de cinco millones de colombianos aquí en Venezuela", expresó en una entrevista para teleSUR, el presidente de colombianos en Venezuela, Juan Carlos Tanus. 

El Gobierno de Venezuela se ha encargado de proteger a los colombianos en el país, incluso ha protegido a quienes han entrado de manera irregular y tienen hijos venezolanos.

La enviada especial de telSUR, al estado Táchira, Madelein García dio a conocer recientemente que decenas de colombianos, en medio de su desesperación para no regresar a su país, prefieren falsificar documentos y así obtener el estatus de refugiados en Venezuela, nación que le ofrece mayores oportunidades de mejora en su calidad de vida.

Derecho a la salud

La estructura del sector salud colombiano no cubre a los más necesitados, esto llevó a que la Organización Mundial de la Salud catalogará al sistema de salud colombiano como el número 22 en desempeño a nivel internacional.

La OMS señaló que cada vez se destinan menos recursos para invertir en salud: en 1999 se invertía el 9,3 por ciento del PIB, en 2013 solo alcanzaba el 6,4 por ciento.

Debido a las pocas garantías que ofrece el Gobierno en el sector salud, los colombianos prefieren venir a Venezuela a recibir los beneficios de salud gratuitos.

En el ministro de Salud venezolano, Henry Ventura, indicó que pacientes colombianos han ingresado a Venezuela para poder recibir tratamientos de diálisis y oncológicos, entre otro tipo de atención médica y que se da de manera gratuita.

Viviendas dignas

El Defensor del Pueblo de Venezuela, Tareck William Saab, informó durante el pasado mes de mayo, que cerca de 10 millones de colombianos tienen acceso a la vivienda, alimentación y viven en condiciones iguales a los venezolanos.

En la gran Misión Vivienda Venezuela, misión social lanzada por el líder de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez en el 2011, se han entregado 700 mil casas a ciudadanos colombianos residenciados en Venezuela.

Por otra parte, el gobernador del estado Táchira, José Vielma Mora, informó el pasado 6 de septiembre que el Gobierno nacional prevé construir 836 nuevas viviendas para dignificar a las familias integradas por venezolanos y colombianos que se encontraban asentadas en el sector conocido La Invasión, instalado en San Antonio del Táchira, estado Táchira, Venezuela, frontera con Colombia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.