• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Autoridades francesas han calificado al burkini como símbolo del sometimiento de la mujer y han vetado su uso en varias localidades.
    En Profundidad

    Autoridades francesas han calificado al burkini como símbolo del sometimiento de la mujer y han vetado su uso en varias localidades.

Francia no ataca la vestimenta de la mujer musulmana para defender su libertad, sino para proteger intereses propios, señaló el analista internacional Iñaki Gil. 

El primer ministro de Francia, Manuel Valls, ratificó este miércoles su apoyo a las localidades que prohíben el uso del burkini, con el pretexto de que este traje de baño reafirma la "esclavitud de las mujeres" y, por lo tanto, es incompatible con los valores franceses de libertad e igualdad. Sin embargo, el primer ministro considera que no es necesario crear una ley nacional sobre la prenda. 

La polémica sobre este bañador saltó a la vista a principios de agosto cuando se conoció la iniciativa de la Organización No Gubernamental Smile 13 de celebrar en un parque acuático, cercano a Marsella, un día de piscina para que las mujeres musulmanas usaran el burkini. 

La oleada de reacciones contra dicha iniciativa llevó a la paralización de la celebración en el parque. Tres días más tarde, Cannes se proclamaba en contra del bañador. 

La Liga de los Derechos Humanos (LDH) y el Colectivo contra la Islamofobia en Francia (CCIF) llevaron ante los tribunales esa ordenanza pero la Justifica respaldó la opinión de las autoridades francesas que aseguran que "el burkini es una señal de adhesión al yihadismo". Además, el primer ministro francés define al burkini como un símbolo de "un proyecto de contra-sociedad, fundado en el sometimiento de la mujer". 

Según el analista internacional e intelectual vasco Iñaki Gil, "bajo la excusa de defender el derecho de toda mujer a mostrar las partes de su cuerpo que ella quiera, se ocultan intereses de la burguesía francesa, el primer interés es continuar con la propaganda de la islamofobia, del enemigo ajeno, del peligro que corre la economía del estado Francés y el segundo interés es el del machismo de los hombres franceses contra las mujeres francesas, el mensaje es claro: no protesten porque hay mujeres que están peor que ustedes". 

Existe un mensaje por parte de los alcaldes de derecha franceses hacia las mujeres, "los hombres le dicen a las mujeres: ¿lo ven? Disfrutan de unas condiciones mejores que las mujeres musulmanas y todavía protestan contra nosotros, los que las defendemos". De esta manera, "el machismo se justifica a sí mismo", explica Gil. 

Países como Bélgica, Holanda, Italia, Francia prohíben el uso de la burka bajo la premisa de que este vestuario socava la libertad de la mujer. Sin embargo, los países de la Unión Europea "atacan la vestimenta de la mujer musulmana porque creen que la burka corresponde a sectores más conservadores y machistas del Islam, y esto es verdad", señala el analista vasco. 

Igualmente, agrega que "es una verdad pequeña manipulada con base en los intereses del imperialismo europeo, en este caso francés. El Estado Islámico no representa una amenaza para Europa porque ya lo están venciendo". 

Existen muchas culturas adscritas al Islam, dentro de ellas existen grupos radicales que adoptan prácticas con las cuales muchos islamitas no están de acuerdo. Por ejemplo, "la ablación, practicada en África central, no aparece en el Corán, solo fue recogida por un grupo radical". 

El Islam, ¿la religión del progreso?

Actualmente, existe una satanización del Islam como religión, esto lo confirma el analista internacional quien asegura que "el Islam permite una interpretación más libre que la Biblia". 

Según Gil, la Biblia "es un libro político pensado para el poder, pero con una estructura relativamente lógica; mientras que el Corán está compuesto por declaraciones de Mahoma las cuales permiten interpretaciones diferentes según la cultura, el ambiente, el contexto, etcétera". 

"El corán es, a diferencia de la Biblia, un conjunto de frases cantadas por Mahoma en un momento concreto, no tienen un orden lógico, por lo tanto, un problema que existe es ponerlas todas en orden. En cambio, la Biblia tiene una coherencia narrativa mucho mayor". 

En un momento determinado de la historia, "el Islam fue una religión mucho más progresista que el cristianismo. Eso explica que dentro del mismo exista el llamado feminismo islámico, el cual permite una interpretación bastante progresista, se defienden los derechos de las mujeres dentro de la religión", explica el analista. Agrega que un ejemplo de libertad para las mujeres islamitas es Argelia o el caso de la cultura Kurda, "son culturas no árabes pero tienen la religión islámica y las mujeres gozan de muchas libertades". 

Usos y significados de la vestimenta musulmana

El uso del velo existía antes de la llegada del Islam, cada uno tiene un significado distinto dependiendo de la cantidad de piel que cubran. La gran mayoría de los teóricos y líderes musulmanes aseveran que la hiyab es una práctica obligatoria. 

Tipos de velos
El Hijab: Es el velo o pañuelo islámico que cubre completamente la cabeza y el cuello de las mujeres. Es considerado como símbolo de femineidad y religión por muchas mujeres.
El Burka: Uno de los más restrictivos, consiste en un velo largo que cubre completamente la cabeza y el cuerpo, cuenta con una suerte de rejilla para tener cierta visión. Es la vestimenta tradicional de las tribus pashtún en Afganistán. 
El Niqab: Es un velo que cubre el rostro pero deja al descubierto los ojos. La raíz etimológica nace del termino árabe naqaba, que quiere decir agujerear, porque sólo tiene dos agujeros para los ojos.
El Al- amira: Es un velo de dos piezas, una de ellas se ajusta en la cabeza en forma de gorra, usualmente hecha de algodón y poliéster y un velo ajustado en forma tubular. 
El Shayla: Largo y rectangular muy usado en los países del Golfo Pérsico. Se envuelve la cabeza y se pliega o fija en los hombros. 
El Chador: Una tela semicircular, que se envuelve desde la cabeza, cubre todo el cuerpo y se sostiene sin ganchos, solo con los pliegues desde el cuello, deja que se vea el óvalo de la cara. En general es de color negro si se presentan en público y colorido si se utiliza dentro de la casa o para ir a la mezquita, puede combinarse con un pañuelo en la cabeza. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.