• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Las partes han destacado el papel de las Naciones Unidas para garantizar el cumplimiento de los acuerdos.
    En Profundidad

    Las partes han destacado el papel de las Naciones Unidas para garantizar el cumplimiento de los acuerdos.

A un cuarto ciclo de negociaciones van el ELN y el Gobierno de Juan Manuel Santos. Las partes mantienen sus exigencias, entre ellas, el grupo insurgente pide el cese del asesinato de los líderes sociales. 

Las conversaciones entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) avanzan a un nuevo ciclo en Ecuador, en medio del cese al fuego bilateral y las expectativa de los ciudadanos que buscan la paz definitiva en Colombia. 

Desde febrero, cuando inició la fase pública de estas negociaciones, el camino hacia acuerdos definitivos que lleven al cese del conflicto ha dejado logros concretos como el cese al fuego bilateral por tres meses y una agenda de puntos clave. 

Para ello, fue necesario previo una ronda de negociaciones en 2016 secretas en las que se fijó la nación garante con los delegados por las partes, Juan Camilo Restrepo, por el ELN; y Juan Pablo Beltrán, por el Gobierno. También hay acompañamiento de Chile, Cuba, Venezuela, Noruega y Brasil. 

Entonces, estaba en la Presidencia de Ecuador Rafael Correa, quien puso a disposición de los colombianos los protocolos de seguridad necesarios y las instalaciones para los encuentros. Comienzan pronto los ciclos de negociaciones que dejan visibles logros. 


Primer ciclo: 7 de febrero de 2017 

Inaugurada la fase pública, las partes exponen la agenda de trabajo que regirá los siguientes encuentros. 

Tan solo ocho días después, el Gobierno y el ELN exponen el primer acuerdo: la creación de dos sub-mesas, una destinada a determinar los métodos de participación social en los acuerdos de paz y otra para las acciones humanitarias en medio del proceso.

Asimismo, plantearon abordar en la nueva fase el desminado humanitario y el marco conceptual para la negociación. Pide el grupo insurgente detener el asesinato de líderes sociales, que sumaron desde 2016 unos 160. El Gobierno, por su parte, plantea el cese de las retenciones como estrategia política.


Segundo ciclo: 3 de mayo de 2017

El segundo ciclo de negociaciones en Ecuador y ocurre poco después de la liberación exitosa de dos personas retenidas por el grupo insurgente. Se da también en medio de la toma de posesión del presidente Lenín Moreno, quien se compromete a apoyar las jornadas para la paz.  

La novedad en este ciclo es el inicio de las negociaciones para el cese al fuego bilateral, para que sean una realidad antes de la visita del papa Francisco prevista para septiembre. 

"Dada la importancia de las tareas, a partir del 10 de julio se vuelven a reunir varias comisiones, entre ellas una que va a analizar un tema tendiente a rebajarle la intensidad al conflicto en Colombia", afirmó el líder del ELN. 


Tercer ciclo: 24 de julio de 2017

En el tercer ciclo de negociaciones logran firmar el 4 de septiembre el acuerdo de cese al fuego y entra en vigencia el 1 de octubre, acompañado de un compromiso humanitario entre las partes de proteger a los colombianos.

Anuncian el despliegue de observadores de las Naciones Unidas en 33 municipios colombianos. El grupo insurgente mantiene su exigencia para el fin de los asesinatos de los líderes sociales

El presidente Moreno recibió en el Palacio de Carondelet a las delegaciones de paz y ratificó su compromiso de paz. 


Cuarto ciclo: En medio del cese al fuego

Aunque las conversaciones iniciaron este 23 de octubre, las negociaciones formales podrían darse dos o tres días después. Se da en el marco del encuentro entre los líderes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, anteriormente grupo insurgente, con el ELN. 

Se extenderá este ciclo hasta el 15 de diciembre próximo y tiene como eje central la participación social en el fin del conflicto. Participan en esta cuarta fase líderes religiosos, de la comunidad LGBTI, campesinos, del sector minero-energético, jóvenes, académicos  y otros, para compartir experiencias. 

>> FARC y ELN inician reunión en la ciudad de Manta, Ecuador


En medio del exterminio de líderes sociales

Mientras las partes avanzan en la agenda prevista, solo desde el 1 de enero hasta el 5 de julio de 2017 han asesinado 52 homicidios, de acuerdo con cifras de la Defensoría del Pueblo de Colombia. 

Asimismo, el organismo asegura que en este tiempo también se han presentado más de 500 amenazas a líderes sociales.

Además, señalan que una de las principales causas de este fenómeno es la pretensión de los grupos armados ilegales de ocupar territorios abandonados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) en su desmovilización, tras el acuerdo de paz con el Gobierno. 

Las víctimas son líderes sociales y defensores de derechos humanos de los departamentos de Antioquia, Arauca, Atlántico, Bolívar, Caldas, Caquetá, Casanare, Cauca, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, Chocó, Huila, La Guajira, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Risaralda, Santander, Tolima y Valle del Cauca.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.