• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La meta de la OMS es que para 2019 un 100 por ciento de las donaciones provengan de donantes voluntarios no remunerados.
    En Profundidad

    La meta de la OMS es que para 2019 un 100 por ciento de las donaciones provengan de donantes voluntarios no remunerados.

Cada 14 de junio se conmemora el Día Mundial del Donante de Sangre y desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), se busca motivar a las personas a que donen sangre de manera voluntaria, como acto de solidaridad y amor.

Bajo el lema "Gracias por salvarme la vida", la OMS lleva a cabo una campaña mundial en la cual China es el anfitrión global y para América es Brasil.

¿Por qué es importante donar sangre?

Donar sangre contribuye a salvar vidas y a mejorar la salud de aquellos que padecen alguna dolencia que amerite una transfusión.

Las donaciones regulares son necesarias, ya que la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado y luego deja de ser utilizable. Por tanto, son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura donde se requiera.

Donar sangre salva una vida e incluso varias si la sangre se separa por componentes –glóbulos rojos, plaquetas y plasma–, que pueden ser utilizados individualmente para pacientes con enfermedades específicas.

Según la OMS, la recomendación es que mínimo el 5 por ciento de la población sea donante.

En Brasil, país anfitrión en América del Día Mundial del Donante 2015, ese porcentaje se aproxima al 2 por ciento, cifra que en 2014 representó una colecta de solo 3,6 millones de bolsas de sangre, que a pesar de situarse por debajo del estándar internacional, representa un 33 por ciento de toda la sangre recolectada en América Latina y el Caribe.

La Organización Panamericana de la Salud, la OMS y sus Estados Miembros trabajan para que el 100 por ciento de la sangre que se transfunde en la región provenga de donantes voluntarios no remunerados para 2019.

Hasta el momento, sólo una docena de países de  América lograron esta meta, pero el resto sigue dependiendo en diferentes grados de donantes familiares o de reposición. A nivel regional, alrededor del 43 por ciento de toda la sangre recolectada proviene de donantes voluntarios.

Donación de sangre, algunas cifras

Actualmente, 12 países y territorios de Américas tienen 100 por ciento de donaciones voluntarias: Antillas Holandesas (Aruba y Curazao); Bermudas; Canadá; Cuba; los Departamentos Franceses de Ultramar; Estados Unidos; Guyana; Islas Caimán; Islas Vírgenes Británicas; Nicaragua y Surinam.

Los datos que recogió la OMS para 2015 son los siguientes:

9 millones de unidades de sangre se recolectaron en 2014 en América Latina y el Caribe.

4,3 de cada 10 donaciones de sangre son voluntarias en las Américas.

57 por ciento de las donaciones de sangre en el Caribe son voluntarias.

42 por ciento de la sangre recolectada en Latinoamérica provienen de aportes voluntarios.

99,9 por ciento de las unidades de sangre recogidas en América Latina y el Caribe se someten a pruebas de detección del VIH, los virus de la hepatitis B y C y sífilis.

¿Quién puede donar sangre?

Los siguientes son algunos de los requisitos más elementales que exigen los centros de donación para aceptar a un donante:

.- Edad entre 18 y 60 años

.- Peso sobre 50 kilos

.- Personas que no necesiten medicamentos para vivir

.- Si es mujer, no estar embarazada ni estar amamantando

.- Tener pareja sexual única los últimos 6 meses.

.- No haber tenido gripe, catarro, faringitis o diarrea en los últimos 7 días

.- No estar en ayunas

¿Quién no puede donar sangre?

.- Aquellos/as que hayan sufrido de hepatitis después de cumplidos los 10 años

.- Los/as trabajadores sexuales

.- Las personas que consumen o han consumido drogas

.- Las personas portadoras del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)  del Virus de Hepatitis B o C o

.- Aquellos/as personas que han tenido contacto sexual con trabajadores sexuales en el último año.

.- Las personas que han tenido contacto sexual con más de 2 personas diferentes en el último año, sean parejas fijas o casuales.

Tipos de donantes de sangre

Voluntario/sin paga

Familiares

Donantes pagados

Pocos países en el mundo tienen organizado un sistema público de donación de sangre. En América Latina sobresalen Venezuela, Cuba, Guatemala, Nicaragua, Argentina, España, Uruguay y Costa Rica. En estos países está prohibida la compra y la venta de sangre, porque se considera un recurso público únicamente destinado a instituciones sanitarias para el tratamiento de pacientes y cuya donación es totalmente voluntaria.

En países donde no existe una plataforma para la donación de sangre, esta es realizada por familiares o se paga para encontrar un donante. Una de las ventajas del donante voluntario es que representa un riesgo muchísimo menor de contaminación.

Grupos Sanguíneos

Para poder donar sangre, se requiere de reglas específicas que deben seguirse a la hora de realizar una transfusión, grupo sanguíneo:

Grupo O: puede donar eritrocitos (glóbulos rojos) a cualquier otro tipo, pero recibir únicamente de su mismo tipo (donante universal).

Grupo A: puede donar eritrocitos (glóbulos rojos) a los tipos A y AB, pero recibir de los tipos O y A.

Grupo B: puede donar eritrocitos (glóbulos rojos) a los tipos B y AB, pero recibir de los tipos O y B.

Grupo AB: puede donar a otros AB, pero recibir de todos los grupos. (Receptor universal)

10 datos sobre las transfusiones de sangre

1- Las transfusiones de sangre permiten salvar vidas y mejorar la salud. Sin embargo, muchos pacientes no pueden acceder a tiempo a las mismas de manera segura. Cada país debe asegurarse de que sus existencias de sangre son suficientes y no están contaminadas.

2- Las transfusiones de sangre se utilizan como apoyo en varios tratamientos.

En los países de ingresos altos, las transfusiones se utilizan principalmente en apoyo de diversos tratamientos médicos avanzados e intervenciones quirúrgicas complejas, como las operaciones a corazón abierto o la traumatología. En los países de ingresos bajos y medios, en cambio, suelen utilizarse más en el tratamiento de las complicaciones relacionadas con el embarazo, el paludismo infantil con anemia grave o la traumatología.

3- La única forma de garantizar el suministro de sangre segura es la donación periódica por voluntarios no remunerados.

4- En 60 países el 100 por ciento de las donaciones son hechas por voluntarios no remunerados.

5- Cada año se recogen en el mundo unos 108 millones de unidades de sangre.

6- Las extracciones en los centros de sangre varían en función de los ingresos de los países.

Un total de 83 unidades de sangre donada se recoge en unos 10 mil centros repartidos por 168 países. La media de donaciones anuales por centro es de 15 mil en los países de ingresos altos, tres mil 100 en los de ingresos medios y bajos.

7- Los habitantes de los países de ingresos altos donan sangre con más frecuencia que los de los países de ingresos bajos y medios.

La tasa de donaciones de sangre tiene un valor mediano de 36,8 por mil habitantes en los países de ingresos altos, frente a 11,7 en los de ingresos medios y 3,9 en los de ingresos bajos.

8- La sangre donada debe analizarse siempre.

Antes de su transfusión, la sangre donada debe ser sometida siempre a pruebas de detección del VIH, las hepatitis B y C y la sífilis. Sin embargo, en 25 países no toda la sangre donada es sometida a análisis de una o más de estas infecciones.

9- Una sola unidad de sangre puede beneficiar a varios pacientes.

10- Las transfusiones innecesarias exponen a los pacientes a riesgos innecesarios.

Al donar sangre contribuyes a salvarle la vida a alguien que quizás nunca has visto, pero siempre te quedará la satisfacción de haber concedido el don de la vida, el regalo más valioso de todos y un verdadero acto de amor al prójimo.

Salva vidas, dona sangre.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.