• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El Senado de Chile debate una ley de Respeto Callejero, contra el acoso.
    En Profundidad

    El Senado de Chile debate una ley de Respeto Callejero, contra el acoso.

Prejuicios, acoso callejero, feminicidio. Le mostramos algunos datos de empoderamiento ante los distintos tipos de violencia contra la mujer.

"Corres como una niña", "pareces una mujer"... Al menos 35 por ciento de las mujeres en todo el mundo ha sufrido violencia física o sexual, según las Naciones Unidas, pero probablemente todas han escuchado alguna vez una frase sexista como esas.

Eres mujer. Vas por la calle y a un desconocido le parece que tienes lindo trasero, y te lo dice con connotación sexual. ¿”Piropo” o acoso callejero? La Organización Contra el Acoso Callejero (OCAC) en Chile define ese tipo de violencia como prácticas de connotación sexual ejercidas por una persona desconocida en espacios públicos, que generan malestar en la víctima.

“Nadie debería opinar sobre nuestros cuerpos, pero es difícil legislar en base a cualquier cosa que nos puedan decir en la calle”, aclaró Javiera Prieto, directora del área de Intervención del OCAC, en entrevista para el sitio web de TeleSUR.

Para evitar ambigüedades el OCAC ha promovido la ley de Respeto Callejero, que es debatida en el Senado de Chile. De aprobarse esta ley, serían motivo de 40 a 560 días de cárcel delitos como el contacto corporal y la intimidación; el acoso verbal con connotación sexual explícita sería motivo de una multa de unos 40.000 pesos chilenos (unos 61.246 dólares).

La lucha contra el acoso callejero también tiene sus detractoras, pues “¿a quién podría molestarle que alaben su cuerpo?”. Al respecto, Prieto exhorta: “Para fomentar el autoestima no es necesario validarse con opiniones de terceros extraños que gritan en la calle; uno debe valorarse a sí misma. Estamos insertadas en un sistema patriarcal en el que nuestras madres tenían probablemente muchas características machistas; a la generación que viene debemos enseñarle que las mujeres tenemos los mismos derechos que los hombres y no hay privilegios para nada”.

Fuente: OCAC

 

Empoderamiento


El diccionario de la Real Academia Española (RAE) define el feminismo como la ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres. Sin embargo, popularmente el feminismo ha calado —o se ha malinterpretado— como "el odio hacia los hombres".

Según datos de la ONU, 24 por ciento de las mujeres en todo el mundo ocupan cargos de alta dirección y se estima que las compañías donde tres o más mujeres ejercen funciones ejecutivas superiores registran un desempeño más alto en todos los aspectos de la eficacia organizacional.

Pese a la cifra positiva del desempeño empresarial de las mujeres, continúa siendo desigual su participación en el mercado laboral respecto a la de los hombres. En 2013, la relación entre hombres con empleo y población se ubicó en un 72,2 por ciento, mientras que esa relación entre las mujeres fue del 47,1 por ciento.

Fuente: ONU Mujeres

 

Violencia no superada


Más de 16 predicciones de la película Volver al futuro se han hecho realidad: drones, ropa inteligente, hologramas en 3D y pare de contar; cinco enfermedades mortales del siglo XX encontraron su cura en el siglo XXI gracias a la ciencia; y desde mucho antes el hombre ya había pisado la Luna.

Pero algo que la globalización no ha podido conmutar son las impresionantes cifras de violencia contra la mujer: 24 años después de la Declaración de la ONU sobre la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, una de cada tres sigue sufriendo violencia física o sexual y se estima que 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia por parte de su compañero sentimental.

En 2014 se reportaron más de 2000 casos de violación sólo en Nueva Delhi, y se estima que es una pequeña fracción en comparación con el resto del país. "Ni siquiera me dejaban llorar. Si me caía una sola lágrima, me pegaban. Solía pensar que era mejor morir que vivir de aquella manera", narró a ONU Mujeres Meena Hasina, sobreviviente de esclavitud sexual en India.

Pese a que Sudáfrica ha sido pionero en el reconocimiento del colectivo LGBT, la violación "correctiva" es una práctica frecuente en ese país contra las mujeres y niñas con identidades sexuales no conformes, como lesbianas, gays, bixexuales y transgénero (LGBT) con el pretexto de "curar" sus preferencias sexuales.

Según estadísticas difundidas en 2016 por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), cada día mueren en promedio al menos 12 latinoamericanas y caribeñas por el solo hecho de ser mujer.

Las tasas más altas la tienen 25 países del mundo, 14 de ellos de la región. Guatemala, El Salvador y Honduras figuran con unos de los índices más altos del planeta y en Argentina y México también se reportan cifras alarmantes. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.