• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Las conversaciones en Astaná buscan el fin del conflicto en Siria
    En Profundidad

    Las conversaciones en Astaná buscan el fin del conflicto en Siria

El Gobierno, la oposición y los gobiernos garantes esperan que la nueva ronda de mayores garantías para el arribo de ayuda humanitaria a Siria.

La séptima ronda de consultas sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria, Astaná-7, concluye este martes en la capital kazaja con una reunión plenaria en la que participarán representantes de la oposición y el Gobierno, así como de los tres países garantes: Rusia, Irán y Turquía.

En esta ronda las negociaciones se centraron en parmetticular, en la creación de un grupo de trabajo para gestionar la liberación de prisioneros y rehenes, la entrega de los cuerpos de soldados caídos en combate y la búsqueda de desaparecidos.

>> Kazajistán reitera su apoyo al proceso de paz en Siria

Un dato a destacar del nuevo ciclo de Astaná es la reunión entre el presidente kazajo y los jefes de las delegaciones de los países garantes del alto el fuego en Siria.

El corresponsal de teleSUR en Siria, Hisham Wannous, informó que otro de los puntos discutidos más allá del tema humanitario es el relacionado con las medidas para fin al terrorismo en el país árabe.

Wannous destacó el papel de Rusia en el encuentro y su propuesta de una reunión con las grupos pertenecientes a la llamada oposición armada. Al respecto, los representantes de Estados Unidos han mantenido conversaciones con las facciones opositoras al Gobierno de Bashar al Assad.

Wannous reveló que dentro de las conversaciones se analizó la propuesta de Rusia de celebrar una conferencia de diálogo nacional en la cual participarán todos los sectores políticos y de la sociedad siria. Wannous afirmó que se prevé sea a mediados del mes de noviembre.


Logros en Astaná

A pesar de estarse llevando a cabo desde enero el proceso de diálogos de Astaná no ha respondido a las expectativas de alcanzar un acuerdo que permita el fin de la guerra en Siria.

Las conversaciones de Astaná han estado patrocinadas por Rusia e Irán, aliados del gobierno sirio, y Turquía, que apoya a las fuerzas rebeldes.

En las seis rondas previas el punto más importante alcanzado es el referente a las cuatros zonas de distensión para impedir el enfrentamiento entre los grupos opositores y las fuerzas del Gobierno de Bashar al Asad, facilitar el arribo de ayuda humanitaria y la lucha contra los grupos terroristas.

>> Delegaciones en Astaná listas para ronda de consultas sirias

Los grupos armados sirios se han retirado de las conversaciones argumentando la violación por parte del Gobierno al cese de hostilidades vigente desde el 30 de diciembre, hecho que no ha permitido el alcance de acuerdos para avanzar en la terminación del conflicto.


Reuniones de Astaná

La ronda de conversaciones en Astaná inició en enero de 2017. Desde entonces se han llevado a cabo siete reuniones en las que se han buscado avanzar en una solución política y pacífica a la guerra en Siria y terminar con el terrorismo en el territorio en su territorio.

Al final del primer encuentro el representante de Rusia, Alexander Laurentev, calificó de positiva la ronda a pesar que entre las partes se mantiene una fuerte desconfianza y fue imposible organizar una conversación directa, pero el Gobierno y la oposición se pudieron mirar a la cara, sin declaraciones extremas unos contra otros, opinó.

En aquella oportunidad las conversaciones estuvieron centradas en la búsqueda de mecanismos para reforzar el régimen de cese de hostilidades en toda Siria.

>> Delegaciones confirman asistencia a conversaciones en Astaná

La segunda ronda de conversaciones se desarrolló a finales del mes de febrero. A pesar de las grandes expectativas, las partes no lograron emitir una declaración final y acordaron volver a mantener una reunión del mismo formato dentro de un mes.

A mediados de marzo se realizó la tercera ronda de conversaciones sin la presencia de la oposición armada que justificaron su inasistencia acusando al gobierno sirio de no respetar los acuerdos de alto el fuego de diciembre.

En las reuniones precedentes celebradas en Astaná, las partes se concentraron en el fortalecimiento de la tregua entre las fuerzas de Bashar al Assad y los grupos rebeldes.

La cuarta ronda se llevó a cabo a inicios de mayo. Nuevamente la oposición siria decidió retirarse  y retrasó así la adopción de acuerdos con el Gobierno para poner fin al conflicto sirio.

 "La delegación rebelde está suspendiendo las reuniones a causa de los ataques aéreos violentos contra la población civil. La suspensión continuará hasta que se detenga el bombardeo en toda Siria," dijo una fuente opositora en mayo en la capital kazaja de Astana a la 'AFP'.

>> Rusia y Turquía refuerzan cooperación en apoyo a Siria

A pesar de la ausencia de la oposición se esperaba que los asistentes firmarán un documento sobre cuatro zonas de seguridad en el país árabe.
 
Rusia propuso crear cuatro zonas de distensión: en la provincia de Idlib (noroeste), al norte de la ciudad de Homs (oeste), en Ghouta Oriental (suroeste) y en el sur del país.
 
El quinto ciclo de conversaciones se realizó a inicios de julio, concluyó sin que las partes suscribieran un acuerdo sobre las zonas de distensión. La oposición armada se niega a que Irán participe en las fuerzas de supervisión del alto al fuego. 
 
En la sexta ronda de la consultas realizadas el pasado mes de septiembre, se acordó la creación en Siria de cuatro zonas de distensión para rebajar la tensión, medida que ha ayudado a aliviar la situación humanitaria en el país árabe.

Se espera que en el nueva reunión se den nuevos avances en cuanto a la ayuda humanitaria y posibles encuentros entre las partes en Siria para poner fin a más de cinco años de guerra.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.